Roemer nunca fue embajador

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Mucha indignación ha causado entre el Servicio Exterior Mexicano (SEM) el hecho de que se difunda que Andrés Roemer es diplomático de carrera y además con el grado de embajador. Es mentira, dicen los diplomáticos que sí pertenecen al servicio civil de carrera: Roemer, como muchos, representó a México en el exterior como cónsul de México en San Francisco, un nombramiento meramente político y con el cual hizo gala de privilegios. Ahora que tiene detrás una persecución judicial, los diplomáticos reales han comenzado a pedir que no se le diga embajador, pues nunca lo fue. La historia que sí hace falta por contar, nos dicen, es la forma como José Antonio Meade, cuando fue canciller, impulsó al ahora defenestrado “escritor” a esa posición pese a que no tenía ninguna experiencia previa, ni siquiera militancia en el entonces gobierno priista. No sólo eso, nos recuerdan, sino que nunca hizo caso a las acusaciones que se hicieron contra Roemer por acoso sexual.

¿Y el diputado Saúl Huerta?

Lo último que se supo del exdiputado morenista, Saúl Huerta fue que salió libre por el fuero que ostenta luego de la acusación de abuso sexual de un menor de 15 años. Ese mismo día votó en el pleno, de manera remota, en la sesión previa al cierre del último periodo ordinario de la 64 Legislatura. Luego se conoció que fue separado de la bancada morenista en San Lázaro y que fue notificado personalmente de su proceso de desafuero que se resolvería por el mes de julio próximo. Mientras tanto, el diputado poblano seguirá cobrando su dieta como legislador, mínimo hasta julio próximo, es decir, un mes antes de que concluya su encargo como diputado federal, esto luego de que renunció a buscar la reelección legislativa por las acusaciones de abuso sexual de las que es objeto. Lo cierto es que el diputado está acusado de abuso sexual y tiene un proceso de desafuero, pero eso sí, seguirá ganando su dieta mensual de 75 mil pesos mensuales. Después, a ver si lo encuentran.

Meten a la UIF en Nuevo León

Aunque la Fiscalía General de la República (FGR) afirmó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció a Samuel García, candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Nuevo León, nos comentan que esto no es así. La FGR requirió a la UIF información financiera sobre García, cuyos movimientos bancarios han sido rastreados desde abril pasado. La Unidad encabezada por Santiago Nieto envió los datos que hasta ese momento tenía pero nos explican que esto no implica que la UIF presentó denuncia. La investigación de la FGR fue iniciada ante la posibilidad de la ejecución de actos con apariencia de delito. ¿Error de dedo en la Fiscalía o ganas de echar a pelear a la institución rival?

Viejos conocidos en la SSP

En la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) hay un regreso silencioso de la excoordinadora antisecuestros, Patricia Bugarín Gutiérrez, quien en 2019 dejó la dependencia por problemas de salud. Al inicio del sexenio, nos recuerdan, Bugarín Gutiérrez salió de la Coordinación Nacional Antisecuestros (Conase) para ser nombrada por el extitular de la SSPC, Alfonso Durazo, como subsecretaria de Seguridad. Meses después, la exfuncionaria renunció al cargo por problemas de salud que eran impostergables de atender, según informó. Ahora, nos asegura, varios de sus colaboradores están asumiendo espacios en la Dirección de Seguridad Privada de la Secretaría de Seguridad, en la que recién fue designado el empresario Luis Wertman Zaslav.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios