Peña Nieto, calladito como momia

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Hace ya una semana de que uno de los hombres más importantes de su gabinete está pasando por una dura acusación en Estados Unidos, y el expresidente Enrique Peña Nieto no ha puesto ni un mensaje en Twitter en referencia al caso del general Salvador Cienfuegos. Al militar que durante los seis años de su administración se encargó de la Defensa Nacional no debería sorprenderle el mutismo de Peña, pues nos hacen ver que cuando el mundo se le vino encima a su amigo y mano derecha Luis Videgaray, por las acusaciones que hizo Emilio Lozoya, don Enrique se quedó calladito como momia. Nos dicen que es evidente que el expresidente está dejando a su equipo rascarse con sus propias uñas, y de paso, tratando de evitar que por darles la mano se lo vayan a jalar al hoyo.

AMLO frente al gobernador de dos caras


Este fin de semana el presidente Andrés Manuel López Obrador estará de gira por el norte y se reunirá con dos gobernadores de la Alianza Federalista: Miguel Riquelme, priista de Coahuila, y Francisco García Cabeza de Vaca, panista de Tamaulipas. En el caso específico de Riquelme, nos preguntan que la principal duda es con qué cara recibirá al Presidente: con la crítica y bravucona de la Alianza, o con la dócil y sumisa que usa en los encuentros con el mandatario. La ventaja de tener dos caras, nos comentan, es que se puede utilizar la que convenga según la ocasión.

Todos en el Senado a pruebas de Covid


Aunque algunos distinguidos morenistas han sostenido la científica teoría de que solo los ricos se enferman de Covid-19, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, decidió desafiar esos postulados y por si acaso mandó a realizar pruebas a todos los que participaron en la pasada sesión del miércoles. Nos dicen que luego de concluida la sesión en la sede alterna del Senado, don Ricardo pidió que el próximo lunes, una vez pasados cinco días, se hagan pruebas de PCR o de exudado nasal a quienes estuvieron presentes. Explican que, dado que en el Senado ha habido en fechas recientes varios contagios, las pruebas servirán para evitar un posible repunte de casos de Covid-19.

Otros a los que la pandemia les cayó como anillo al dedo


En donde al parecer la pandemia también les ha caído como anillo al dedo es en el Consejo de la Judicatura Federal, pues no tienen ningún apuro en que las audiencias tengan la máxima publicidad posible. Nos dicen que la decisión de impedir el acceso a las audiencias de Emilio Lozoya está a punto de repetirse en el caso de Rosario Robles. El próximo lunes se realizará la audiencia intermedia en el caso contra doña Rosario, derivado de la Estafa Maestra, y en ella la Fiscalía General de la República enunciará su acusación y ambas partes dirán qué pruebas pretenden llevar a juicio para que el juez defina cuáles sí y cuáles no se desahogarán. Sin embargo, debido a la pandemia, el CJF mantiene cerrado el acceso a medios de comunicación a las audiencias y aún no ha dado una opción viable para dar seguimiento a esta diligencia, esto, a pesar de que rige el principio de máxima publicidad.

TEMAS RELACIONADOS
EPN
Guardando favorito...

Comentarios