Pegan al corazón político de Peña Nieto

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

El rastreo de cuentas y movimientos bancarios solicitados por la Secretaría de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia de la Secretaría de Hacienda a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores del expresidente Enrique Peña Nieto, su exesposa Angélica Rivera, sus hijos y uno de sus mejores amigos, Luis Enrique Miranda, es una flecha de la 4T que pega directo al corazón del mexiquense y un arma en tiempos críticos. Una parte de lo que adelantamos en Bajo Reserva del jueves, la investigación a Peña y a su círculo más cercano, fue confirmada por el jefe de la UIF, Santiago Nieto, quien al mediodía de ayer dio cuenta en una reunión virtual con legisladores del PT de la indagatoria a Miranda, quien fue uno de los principales operadores y apagafuegos de Peña Nieto, además de ser su entrañable amigo. Miranda, nos recuerdan, es diputado federal del PRI y en caso de fincarle alguna responsabilidad tendría que venir un proceso de desafuero en la Cámara de Diputados. El arco y la flecha han sido utilizados y ya se verá si el tiro pega en el centro de la diana…

El reto de los empresarios

Los empresarios han decidido entrar al terreno político frente a la crisis económica que se avizora para el 2020. Al interior de la Coparmex, encabezada por Gustavo de Hoyos, se presume que son tiempos de solidaridad y unidad, no solo de discursos. En ese sendero, la organización patronal lanzó la iniciativa del salario solidario para garantizar que los trabajadores que menos ganan puedan mantener su empleo y su ingreso garantizado. Nos hacen notar en la Coparmex que el presupuesto necesario para apoyar a los 20.6 millones de mexicanos equivale a 96 mil 844 mdp por un mes, “casi el costo del aeropuerto de Santa Lucía”. Nos dicen que los trabajadores y los empresarios están en la cancha listos, en espera de una respuesta del gobierno federal, porque se necesita de la participación de los tres jugadores.

Tribunal electoral, del mail a las sesiones virtuales

Ante las medidas de emergencia sanitaria por el Covid-19, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación preparó el terreno para transitar a la videoconferencia o sesiones virtuales. Nos explican que la primera fase concluyó con la tercera sesión no presencial, con el uso del correo electrónico, y ahora los magistrados realizarán las sesiones de manera virtual por videoconferencia. Nos recuerdan que el TEPJF es de las pocas instituciones que no ha parado de trabajar ni un solo día, siempre apegados a las medidas sanitarias para evitar la propagación de la pandemia. En pocas palabras y como dicen las autoridades: ni estamos de vacaciones ni tirados en la hamaca. Durante las últimas tres sesiones no presenciales, nos comentan, han desahogado más de 50 expedientes y han aprobado cuatro acuerdos. Hoy caminan para utilizar las nuevas tecnologías.

¿Y en la Suprema Corte?

La aventura tecnológica del pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que por cierto sesionará este 20 de abril, no sólo servirá de ejemplo para otros entes públicos sobre la utilización del internet al servicio de la población, pues los ministros buscan transmitir en vivo la reunión virtual. De manera histórica, se dio a conocer que las sesiones de las Salas de la Corte serán transmitidas en vivo, cosa que jamás había ocurrido. Pero, los ministros postergarán este ejercicio en vivo hasta el 29 de abril próximo. Si la señal es lo suficientemente estable, nos dicen, la pandemia por el Covid-19 permitirá a México observar a su máximo tribunal colocarse a la vanguardia mundial en materia de impartición de justicia, nos presumen en la SCJN.

**En la imagen, Luis Enrique Miranda amigo del expresidente Enrique Peña Nieto. Foto: Archivo El Universal

Comentarios