Se encuentra usted aquí

Los martes negros para los amigos de Peña Nieto

Bajo Reserva
Bajo Reserva
14/08/2019
03:15
-A +A

Read in English


 

Los martes negros para los amigos de Peña Nieto

“Martes, ni te cases ni te embarques…”, dice el refrán. Y como si fuera superstición, el martes 13 de agosto, quedará en el registro como uno de los días más negros en la vida de Rosario Robles, la exsecretaria de Desarrollo Social durante una parte de la administración de Enrique Peña Nieto. La extitular de Sedesol, fue recluida ayer en el penal de Santa Martha Acatitla, acusada de ejercicio indebido del servicio público. Sin embargo, no sólo Robles debiera estar preocupada por esta decisión del juez, sino también el expresidente Peña Nieto y el excandidato presidencial José Antonio Meade, a quienes el impartidor de justicia, Felipe de Jesús Delgadillo, sugirió investigar para conocer si tuvieron alguna participación en el caso de la llamada Estafa Maestra, por medio de la cual, según la Fiscalía General de la República, se desviaron unos 5 mil millones de pesos. Y, siguiendo con esto de las supersticiones, nos hacen ver que el mes pasado, también un martes, fue detenido Juan Collado Mocelo, quien fue abogado personal de Peña Nieto y hoy es acusado de presuntos delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, y desde entonces está detenido en el Reclusorio Norte. Así que, por si las dudas, don Enrique y don José Antonio deben bloquear en su agenda todos los martes de los próximos 6 años.

Meade ¿asesor de la 4T?

La mañana de ayer, nos dicen, corrió la versión de que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, recibió en sus oficinas a José Antonio Meade, quien horas antes había sido utilizado por la defensa de Rosario Robles para embarrarlo en la Estafa Maestra. Según esta especie, el excandidato presidencial del PRI estuvo acompañado por su nuevo socio y también extitular de Hacienda, José Antonio González Anaya. Alguien no quiso que se supiera, pero se supo. Nos comentan que se trató de un desayuno, una visita de cortesía programada y Meade y González Anaya salieron de Palacio Nacional poco después de las 9 de la mañana. Ambos, “neoliberales” —como suele identificarlos el Presidente—, subieron al mismo vehículo y se fueron. La salida-huida tuvo un breve registro fotográfico y por muchas horas nadie se atrevió a confirmar o a negar el encuentro entre Herrera y los exsecretarios. Pasó el tiempo y don Arturo se dejó ver en los pasillos de Palacio Nacional. Abordado por los periodistas, utilizó la retórica para salir del paso: ni negó ni confirmó, sino todo lo contrario. Por la tarde, dijo por Twitter que sí hubo esa reunión. Dos preguntas: ¿A poco los neoliberales asesoran a la 4T? ¿Se intentó negar la visita ante la salpicada que le dio Rosario Robles a Meade?

¿Y la banda presidencial, apá?

Ni porque se la dejaron a su gusto, el presidente Andrés Manuel López Obrador se pone la banda presidencial. Nos dicen que el jefe del Ejecutivo incumplió la Ley Sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, que la mayoría del Congreso, integrada por Morena, le modificó para que en diciembre pasado recibiera la banda presidencial con los colores en el orden que siempre se había portado y no “al revés”. Pues bien, a don Andrés Manuel se le olvidó que el artículo 35 de dicha ley lo obliga a usar la banda presidencial en distintas ocasiones, por ejemplo, al recibir las cartas credenciales de los embajadores y ministros acreditados ante el gobierno mexicano. Resulta que el lunes, López Obrador recibió las cartas credenciales de los nuevos embajadores de las repúblicas de Indonesia, Sudáfrica, Nicaragua y China… ¡pero sin la banda presidencial! Según las fotografías que él mismo subió a su cuenta de Twitter.

De constructores a radiodifusores

Después de que Infraiber se quedó sin contratos en el Estado de México, sus dueños Pedro Topete y Paulo Díez, como abogados se reinventaron como litigantes contra concesiones carreteras clave. Nos explican que en este nuevo papel han estado en el centro de muchas acusaciones y litigios, desde mediáticas hasta penales. En un nuevo cambio de giro, nos comentan, ambos personajes están buscando incursionar como empresarios de medios: suena fuerte que quieren adquirir una concesión radiofónica y coquetean con conductores de mucha experiencia. Con toda esta hoja de vida, ¿quién o quiénes serán los valientes para dar la cara en algún medio de comunicación?

BAJO RESERVA
Bajo Reserva es elaborada con aportaciones de periodistas y colaboradores de EL UNIVERSAL previamente verificadas