Los buenos y los malos en Culiacán

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Read in English

Muchas horas de las últimas dos semanas le tomó al secretario de la Defensa, el general Luis Cresencio Sandoval, estudiar a fondo los resultados y evidencias de la investigación que el Ejército Mexicano realizó sobre el operativo que tenía como objetivo la detención del narcotraficante Ovidio Guzmán, nos comentan. Con detalles de precisión y la exposición de materiales e información nunca antes difundida por las fuerzas armadas, el general Sandoval preparó una presentación que fue calificada por los altos mandos del Ejército Mexicano como “inédita”. El tamaño de la polémica levantada por las primeras informaciones difundidas por funcionarios civiles hizo necesario que la presentación de esta mañana fuera armada con datos y evidencias que, aseguran, marcarán una nueva época en la manera en la que la Secretaría de la Defensa comunica la información a la ciudadanía. Independientemente de las razones que llevaron a suspender el operativo y a liberar a Guzmán, un importante general en el alto mando en del Ejército resumió el ejercicio de comunicación del secretario de la Defensa: “Se dejó claro quiénes eran los buenos y quiénes los malos”.

Mentira y equivocación no son sinónimo

Pese a la presentación del informe aún hay muchas preguntas que se deben hacer sobre los hechos de Culiacán, la única cosa que queda clara es que en principio hubo una mentira grave más que una equivocación. Nos hacen ver que lo que nada más no hay cómo explicar es la primera versión del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, de que se trató de una acción fortuita, cuando hoy quedó claro que se montó un operativo formal para detener a Ovidio Guzmán al que hacía ya días que seguían para aprehenderlo. Cuando el día de los hechos dio la conferencia de prensa era imposible que el funcionario no supiera que lo que estaba ocurriendo era una operación y no una tarde de mala suerte para una patrulla de fuerzas federales que se toparon por casualidad con un capo que los agredió. “La primera versión equivocada que se difundió sobre este evento se hizo sobre la información que en ese momento recibió el Gabinete de Seguridad; y con toda transparencia y honestidad fue corregida en la medida que fuimos recibiendo información que representaba la realidad de los acontecimientos”. ¿Transparencia y honestidad?

Juego de fuerza entre Morena y bloque opositor

Nos comentan que los panistas en el Senado aseguran que esta vez el bloque opositor conformado con el PRI y el PRD está más sólido que una roca. Señalan que por ninguna razón aprobarán el nombramiento de doña Rosario Piedra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Detallan que pese al apoyo que tiene del gobierno federal a Morena no le dan los votos, por lo que el bloque irá pateando el bote hasta que los morenistas cedan. Pronto se verá si el bloque es de concreto o de lodo.

Una relación enferma con la 4T

Como bomba cayó en la industria farmacéutica la invitación formal que la Secretaría de Hacienda, que encabeza Arturo Herrera, realizó a empresarios farmacéuticos de India para que conocieran los procesos que el gobierno mexicano pondrá en marcha para comprar medicamentos. Los laboratorios mexicanos dijeron que es muy grave el trato que le están dando a los empresarios del país asiático. Dijeron que ojalá la Cofepris los someta a los mismos controles que a los nacionales y que les haga firmar una garantía de que no reciben ningún tipo de subsidio de su gobierno a la fabricación o la exportación. Al parecer la relación entre la 4T y los laboratorios nacionales no goza de buena salud.

***En la imagen Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

Comentarios