La distancia entre AMLO y Trudeau

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Vaya regalo que dio Canadá a México precisamente este 29 de enero cuando México y Canadá cumplieron 77 años de relaciones diplomáticas. El primer Ministro canadiense Justin Trudeau anunció la suspensión de vuelos a México y el Caribe, para evitar los contagios desde estos países de las nuevas cepas de coronavirus que, en algunos casos, son mucho más contagiosas que la registrada en la primera ola de la pandemia. La medida aplicará a partir del 31 de enero próximo y hasta el 30 de abril. En México, en cambio, nunca se han cerrado fronteras y no se planea hacerlo, a pesar de que prácticamente todos los países occidentales han tomado alguna restricción ante vuelos desde el extranjero. “Con los desafíos que enfrentamos por Covid-19, no es momento de estar volando”, dijo Trudeau. AMLO, en cambio, decidió viajar en un vuelo comercial el día en que anunció que tenía el virus. Dos formas muy distintas de ver las cosas.

Batean a Irma Eréndira Sandoval de la mañanera

Nos comentan que quien se quedó con las ganas de presentarse en la mañanera y la tuvo que ver desde su casa fue doña Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública (SFP). Nos detallan que el miércoles por la tarde, momentos después que se informó que México había avanzado seis lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), de inmediato la secretaria pidió ir a la conferencia de prensa que por estos días encabeza Olga Sánchez Cordero, titular de Gobernación en sustitución del presidente López Obrador, pero de inmediato le dijeron que no se podía porque don Javier May, titular de Bienestar, ya había apartado el día para hablar de los programas sociales. Y como estamos en época electoral, pues en la 4T se prefiere hablar de incremento en la ayuda en pensiones y becas, antes que el combate a la corrupción.

Militares en busca de amnistía

Por segunda ocasión en menos de un año, personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) visitó a los militares presos en la cárcel del Campo Militar 1-A, ubicado a un costado de las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en la Ciudad de México. Nos cuentan que los representantes de la CNDH recorrieron dormitorios y talleres, pero sin recibir ni escuchar peticiones del personal militar que, nos cuentan, quiere hacerle llegar al presidente, Andrés Manuel López Obrador, una petición de amnistía. Exactamente la misma actitud, nos recuerdan, que tuvo la presidenta de la comisión, Rosario Piedra, cuando realizó el mismo recorrido. Muchos de los militares presos fueron encarcelados durante la guerra contra el narcotráfico que ahora el gobierno ha declarado inexistente.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios