En la 4T se soltaron los balazos, no los abrazos

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Nos comentan que las diferencias, que eran públicas, entre Manuel Bartlett, director general de la CFE, y el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, no solo se mantienen, sino que incluso ya subieron de nivel y han aparecido calificativos como “cínico”, “torpe” y “criminal” entre ambos. Nos señalan que la reunión que sostuvieron ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, junto con otros integrantes del gabinete, el martes por la tarde, al parecer no los tranquilizó, sino que ambos políticos se envalentonaron  para echarle más fuego a sus diferencias. Y aunque de manera pública el Presidente asegura que no pasa nada y que hay libertad de expresión para sus funcionarios, nos dicen que en verdad al mandatario no le gusta para nada que anden ventilando sus diferencias, pues estas se han convertido en un festín para sus opositores y para los medios de comunicación. Nos dicen en Palacio Nacional que el Presidente ya tiene suficiente con la tragedia que vive su estado natal, y las críticas que ha recibido el gobierno federal, como para tener que lidiar con la pelea entre el gobernador y su director de la CFE, que amenaza con llegar a tribunales. Don Adán y don Manuel, recuerden que una de las máximas de la 4T es abrazos, no balazos.

El cumpleaños de AMLO

Mañana, viernes 13,  el presidente Andrés Manuel López Obrador cumplirá 67 años. Aunque nos dicen que algunos seguidores de la autollamada Cuarta Transformación han adelantado que llevarán mariachis a Palacio Nacional, habrá que ver cómo anda el ánimo del mandatario para celebrar su onomástico. No ha sido un año fácil, casi 100 mil muertos por la pandemia, crisis económica, y para rematar, su estado natal, y en especial su amado Tepetitán, están bajo el agua de las inundaciones. Bien dicen que hay tiempos para echar cohetes, y tiempos para recoger varas.

La señales de Palacio a Napito

Nos dicen en el Senado  que aún no llega al Congreso la iniciativa del presidente  Andrés Manuel López Obrador en materia de subcontratación laboral, conocida como outsourcing, que aseguran busca frenar abusos a los trabajadores y evitar los fraudes fiscales de factureros, pero el senador Napoleón Gómez Urrutia ya intenta meterle mano con el fin de llevar agua a su molino sindical. Nos dicen que si algo hay que reconocerle a don Napo es su tozudez,  pues aunque le han mandado por lo menos dos mensajes de Palacio Nacional: el primero, no lo invitaron al acto de Pasta de Conchos en Coahuila,  y el segundo, que su propuesta de reforma del año pasado quedó sepultada en el Senado y que por ahí no irá la jugada, el líder minero sigue tratando de influir en la reforma. Al menos persistente sí es el senador.

Sigue preocupando tardanza del INE

Ayer le comentamos que en el Centro Nacional para la Evaluación de la Educación Superior (Ceneval), había preocupación por la tardanza del Instituto Nacional Electoral en dar a conocer los resultados del concurso para seleccionar a quienes ocuparán diversos cargos en los organismos electorales de 10 estados. Nos decían que el temor es que los consejeros del INE se estén repartiendo los cargos por cuotas y no permitan que lleguen ciudadanos externos e independientes. Ayer mismo, el director general del Ceneval, Antonio Ávila Díaz, se comunicó para decir que es falso que exista esa preocupación en el centro que él dirige. No se preocupe, don Antonio, usted no es la fuente de esta información, sino otros funcionarios del Ceneval, que sí tienen ese pendiente, y a los que, por cierto, les sigue dado mala espina que el INE tarde tanto en dar conocer los resultados. 

Comentarios