El nuevo hombre fuerte en Palacio Nacional

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Nadie vio venir la salida del hombre fuerte de Palacio Nacional. Jefe del ejército de los Servidores de la Nación y de todos los superdelegados del país, encargado del funcionamiento de los programas sociales de la autollamada Cuarta Transformación y factor de decisión en candidaturas de Morena, Gabriel García Hernández  tenía tanto poder como bajo perfil. Dadas sus encomiendas y la transversalidad de sus funciones, muchos aseguran que tenía más poder que un secretario de Estado. Ahora don Gabriel dejará todo ese poder para regresar al Senado para no debilitar la bancada morenista. Poco se sabe si es esa la verdadera razón de su salida, pero lo que sí se sabe es quién podría ocupar su lugar. Nos dicen que, si no hay cambios de último momento, el relevo de Hernández en la Coordinación General de Programas para el Desarrollo del gobierno federal será Carlos Torres Rosas, actual secretario técnico del Gabinete de la Oficina de la Presidencia. Torres es un joven economista que mantiene buenas relaciones con miembros del gabinete y es, nos comentan, muy cercano a Andrés Manuel López Beltrán (Andy), hijo del Presidente.

Este góber no lo tiene ni AMLO

Mientras en Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador recibía a las gobernadoras y gobernadores electos de Morena, en un lugar menos ostentoso, el restaurante Matisse de la colonia Del Valle, en la Ciudad de México, el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, se reunía con el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García. Sin duda en la mesa de AMLO eran muchos más, pero, nos hacen ver, AMLO hubiera querido tener en su reunión de hoy a su candidata, Clara Luz Flores, quien perdió de manera estrepitosa la elección. Así que, citando a un clásico, don Dante podría decir: “este góber no lo tiene ni AMLO”.

Una senadora morenista muy independiente

Hay pocas mujeres, al menos en su partido, como la senadora tamaulipeca por Morena Guadalupe Covarrubias. Sin temor a Dios, doña Guadalupe aseguró que luego de la masacre de Reynosa se puede decir que en Tamaulipas “sí hay terrorismo”. La senadora ha hecho lo que pocos: llevar la contraria al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien la mañana de ayer dijo que hay que averiguar bien lo que sucedió en Reynosa donde un grupo armado salió a las calles a disparar contra la población dejando un saldo de 15 personas inocentes muertas. AMLO pidió no adelantarse y hablar de terrorismo, pues países extranjeros, léase Estados Unidos, podrían querer entrometerse. Pero como habitante de Tamaulipas, y parte de un poder independiente, no requirió de permiso presidencial para decir algo de lo que ella está segura: que lo sucedido es un acto de terrorismo, y punto

Nuevo pleito sin salida

Ayer en la tarde se efectuó una reunión de alto nivel en Bucareli, convocada por la Secretaría de Gobernación, para encontrar una solución al conflicto de la mina de San Rafael en Cosalá, Sinaloa, que lleva 17 meses bloqueada por personajes fieles al senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, quienes exigen la reinstalación de 14 empleados que la empresa canadiense Americas Gold and Silver acusa de ser miembros del crimen organizado. Pero quienes asistieron salieron decepcionados. A pesar de que el presidente Lopez Obrador llamó a destrabar el conflicto, la facción de Gómez Urrutia impuso sus condiciones: reinstalación o nada. La presencia de las secretarias de Economía, Tatiana Clouthier, y del Trabajo, Luisa María Alcalde, no sirvió de mucho a los representantes de Americas Gold and Silver que viajaron desde Canadá. Todo parece indicar, nos dicen,  que viene un caso más de arbitraje internacional en contra del gobierno mexicano.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios