Cargos para los cuates

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

En donde hay gran indignación es en algunos consulados de México en Estados Unidos, pero sobretodo en organizaciones, clubes y federaciones de migrantes. Y es que recién se nombró a Luis Gutiérrez Reyes como director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), un organismo dedicado a atender las necesidades de los mexicanos en otras partes del mundo, principalmente en Estados Unidos, donde dicha atención se necesita más que nunca ante la andanada racista y xenófoba de la derecha en ese país. La indignación recae en que este personaje no es experto en el tema, pues es un ingeniero en Ciencias de la Computación preparado en Cuba, sin experiencia diplomática; sin embargo, nada pudieron hacer en la Cancillería para sugerir a un mejor perfil pues el nombramiento fue hecho directamente por el presidente Andrés Manuel López Obrador, algo que —dicen en los pasillos de la Secretaría de Relaciones Exteriores— Marcelo Ebrard tuvo que acatar. Lo bueno es que el influyentismo y las cuotas para los cuates ya se terminaron en la 4T.

El cubrebocas para todos, excepto el Presidente

Nos comentan que ayer por primera vez desde que llegó la pandemia del Covid-19, para estar en un evento del presidente López Obrador no solo fue requisito tener cubrebocas, sino que este debería ser del tipo KN95. Nos detallan que ayer en Tapanatepec, Oaxaca, donde se supervisaron los avances del programa “Sembrando Vida”, dos funcionarias del gobierno estatal informaban a los reporteros e invitados al evento que si no tenían cubrebocas KN95 no podía ingresar, pero que no se preocuparan pues ellas les podrían regalar uno a quienes no lo portaran. Curiosa exigencia, nos dicen, porque cuando llegó el presidente López Obrador no le ofrecieron cubrebocas, sino sólo uno de esos collares de flores que siempre le dan para agradecer su visita a la comunidad. Como es costumbre, en el acto el único que no lució con una mascarilla fue el mandatario. Hay niveles.

En arca abierta, ¿hasta el más justo peca?

Quien ya se adelantó a “jalar orejas” fue el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, quien a través de una circular dirigida a titulares de subsecretarías, jefaturas de unidad, entidades sectorizadas, órganos administrativos desconcentrados, direcciones generales y personal adscrito a la Secretaría de Bienestar, incluidas las delegaciones estatales, advirtió que no habrá impunidad ni complicidad con quienes hagan uso de su cargo para hacer proselitismo en los próximos comicios de 2020 y 2021. Les recordó además que usar los programas sociales en época electoral para ganar votos es un delito grave y llamó a todos sus colaboradores a conducirse con imparcialidad y equidad en todo momento, o de lo contrario, se llevarán a cabo las acciones pertinentes para sancionar cualquier tipo de conducta ilegal. ¡Vaya desconfianza! ¿Pues no se supone que la corrupción es cosa del pasado? Eso también podría deducirse ante la inexistente persecución de cualquier funcionario relevante de la actual administración. Debe ser porque son incapaces de hacer cosas malas.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios