Ahora sí, AMLO acabó con desabasto de medicinas

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Ayer fue un día feliz para unos y triste para otros. Felices deberíamos estar todos los mexicanos, pues con la reforma a la Ley de Adquisiciones aprobada por la Cámara de Diputados —y con vía libre en el Senado— se acabaron los pretextos para asegurar que el desabasto de medicamentos, que ha marcado un año siete meses de la administración lopezobradorista, se debe a la corrupción. Los tristes están en el sector farmacéutico nacional, quienes aseguran que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le está dando un golpe mortal a esa industria, debido a que la nueva ley le permitirá adquirir medicamentos, equipos y servicios relacionados con la salud, en el mercado internacional, y para ello bastará que se determine que no es idónea la licitación pública nacional. Si lo que los farmacéuticos nacionales advierten es cierto, habrá que ver si el tamaño del golpe a la industria valió la pena para contar con un abasto de medicamentos de 100 por ciento en el sector salud.

El PRIMor ataca de nuevo

Como se lo adelantamos en este espacio, el PRI ayudó a los legisladores de la 4T, primero para tener las dos terceras partes de la Comisión Permanente y pudiera haber un tercer periodo extraordinario y se avalara la reforma para que el gobierno de México pudiera ir a instancias internacionales a comprar medicinas e insumos médicos. Más tarde en el pleno de San Lázaro, los priistas ratificaron su intención y votaron junto con Morena, PT, PES y Verde y justificaron su maniobra “para que el gobierno federal ya no tenga pretextos”. Sin embargo, esta votación no dejó muy contentos a los demás legisladores de la oposición, pues se rompió su bloque de contención que tan buenos resultados les había dado durante todo el receso al frenar muchas intentonas de Morena. Nos aseguran que con esta acción, la bancada que coordina el priista René Juárez Cisneros demostró que el PRIMor existe y que atacó de nuevo.

Las rencillas de Morena en el Senado

Ayer en el Senado estaba a punto de llevarse a cabo la votación del primer titular del Centro Federal de Conciliación y Registro Federal, cuando el senador Martí Batres Guadarrama soltó ante el pleno que en ese asunto se hizo a un lado a la Comisión de Trabajo, presidida por el morenista Napoleón Gómez Urrutia, cuando debió liderar el proceso de dictamen y sin documento alguno se votó la idoneidad de la terna participante. Nos dicen que este jaloneo es solo un adelanto de lo que se vivirá en el proceso de elección del próximo presidente del Senado, a elegirse en la bancada que lidera Ricardo Monreal Ávila, momento para el que ya empieza la cuenta regresiva y que mostrará qué grupo de Morena tiene más fuerza.

¿La SCJN está contra la despenalización del aborto?

Aunque los votos de cuatro ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ocasionaron indignación porque desecharon la propuesta de despenalizar el aborto en Veracruz, el panorama es más complejo que eso, nos explican. En sus intervenciones quedó claro que los ministros Norma Piña, Jorge Pardo, Margarita Ríos y Alfredo Gutiérrez no están en contra de la despenalización del aborto, pero también fue evidente que no se arriesgaron a violentar un principio fundamental de la ley: las autoridades sólo pueden hacer aquello que les está permitido expresamente. La ley de Amparo establece que ni los jueces, tribunales, o la misma Corte, pueden resolver “de oficio” cuestiones que no son alegadas en las demandas, situación que se cumple en este caso. Sin embargo, nos hacen ver que en su discurso, la ministra Piña delineó a las organizaciones de la sociedad civil quejosas cuál es la vía adecuada para conseguir la despenalización del aborto en Veracruz.

 

Comentarios