Los retos del 2021

No debe haber mezquindades políticas ni discursos que dividen

Nación 04/01/2021 03:13 Actualizada 03:14
Guardando favorito...

El cambio de año genera inconscientemente expectativas positivas. Hay en el colectivo un aire esperanzador de transformación y mejora. Es reconfortante tener un nuevo inicio, sobre todo después de un 2020 tan retador. Sin embargo, en este salto de año con pandemia latente, no puede haber espacio para la euforia. Aun cuando la ciencia nos sorprendió a todos con la vacuna más veloz en la historia, el coronavirus sigue aquí.

Los contagios, que inevitablemente incrementarán debido a las fiestas decembrinas, no podrán ser disimulados por la llegada de la vacuna. Aunque se esperan 1.4 millones de dosis para este mes, todas irán justa y necesariamente al personal de salud.

Es duro predecir, pero seguramente estaremos con el covid latente todo el 2021, hasta que logremos la vacunación del grueso de la población. Aplicar una vacuna en cualquier país no es fácil. En uno como el nuestro, con casi 130 millones de habitantes, no será una tarea sencilla.

Por otro lado, la pandemia genera muchos efectos colaterales. Los daños a la economía son inmensos y las posibilidades de recuperación para muchos negocios son nulas. Los apoyos gubernamentales no han llegado (y todo indica que no llegarán) a las micro y pequeñas empresas. Las que no han colapsado aún, podrían hacerlo en este 2021.

En cuanto a la salud mental, no podemos quitar el dedo del renglón. Con el encierro aumentaron considerablemente los casos de ansiedad y depresión, las adicciones encontraron terreno fértil en el confinamiento y la violencia de género se disparó. 

Los retos sociales y económicos en todo el planeta se antojan verdaderamente complicados. No se trata de ser fatalista ni de generar desesperanza desde los primeros días del año, pero sí de enfatizar que, aunque la vacuna ya está aquí, falta mucho para anclar el barco en un puerto seguro.

Enfrentar tantas dificultades será imposible en un país polarizado. No debe haber espacio para mezquindades políticas ni para discursos que dividen. Conviene abrazar este comienzo del 2021 con fuerza, para con esa fuerza seguir enfrentando los problemas que no se han ido. Salimos de la noche más oscura y ya vemos la línea del horizonte. No obstante, aún falta mucho. Necesitamos remar juntos en la misma dirección.

 

@PaolaRojas

Comentarios