Los ejes de Claudia Sheinbaum

Paola Félix Díaz

A las mexicanas y mexicanos:

Incendios forestales, huracanes, sequías, témpanos de hielo derritiéndose y litorales enteros desparecidos bajo el agua, son algunos de los efectos más visibles del calentamiento global, un fenómeno que debemos revertir lo antes posible si es que queremos seguir habitando este planeta. De ahí la urgencia del mandatario estadounidense, Joe Biden, en citar el pasado jueves 22 de abril a los líderes mundiales representantes de los países encargados de 80 por ciento de la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

De los 40 jefes de Estado, alcaldes y alcaldesas que se dieron cita al referido evento virtual, la participación más destacada, quizás, fue la de Claudia Sheinbaum, con su presentación de las siete acciones estratégicas para enfrentar y combatir el cambio climático.

La jefa del gobierno en su intervención desglosó una serie de acciones y medidas concretas, adoptadas por su administración, con la firme intención de reducir los GEI y de mejorar la calidad de vida de los capitalinos, partiendo del atinado precepto de que, en aras de alcanzar el desarrollo y el bienestar, debemos transitar hacia una ciudad equitativa y sustentable.

Lejos de caer en un discurso retórico y complaciente, la jefa de gobierno de la CDMX aprovechó su tiempo para expresarse con una elocuencia y claridad categóricas con el fin de exponer los siete ejes que conforman su estrategia para mejorar el medio ambiente, crear resiliencia y mitigar las emisiones de carbono en la Ciudad de México.

Reverdecer la ciudad: Se ha iniciado la siembra de 40 millones de plantas y árboles en los corredores ecológicos, las áreas forestales y agrícolas que rodean la capital. También se están construyendo y restaurando mil hectáreas de parques públicos.
Recuperación de 85 kilómetros de ríos, canales y cuerpos de agua contaminados.

Manejo sustentable del agua: Se ha duplicado la inversión en infraestructura para mejorar la distribución del agua y reducir las fugas, y se promueve la utilización de sistemas de recolección de aguas pluviales en los hogares y de nuevos recursos hidrológicos. Lo anterior para garantizar el derecho de las personas al agua.

Avanzar hacia una ciudad cero basura: En 2024 se reducirá en 50 por ciento el volumen de residuos municipales destinados a los rellenos sanitarios, en comparación con 2018.

Movilidad integral y sustentable: Se está impulsando el transporte público limpio, con 500 trolebuses modernos, 30 kilómetros de teleféricos urbanos y una extensión de 80 kilómetros al sistema de Metrobús. Mejora de la calidad del aire mediante la adopción de normas estándares para los vehículos motorizados.

Ciudad solar: En coordinación con el gobierno federal, se construye un parque solar en el Centro de la ciudad, que será el más grande jamás construido en cualquier ciudad, con una extensión de 25 hectáreas de techos con una capacidad de 20 Megawatts. Para el año 2024, el objetivo es reducir las emisiones en por lo menos 10 por ciento en comparación con 2018.

Las acciones señaladas ante la audiencia virtual de jefes de Estado y alcaldes nos llenan de orgullo y esperanza, ya que la Capital Cultural de América puede convertirse en un futuro próximo, en una urbe plenamente sustentable, limpia, ordenada, segura, competitiva y más productiva. Prueba de ello es que la reactivación turística de la ciudad se debió, entre otros aspectos, a la recuperación de importantes sitios naturales, como el parque ecológico de Xochimilco, el Cerro de la Estrella, el Parque Ecológico de la Ciudad de México, la Sierra de Guadalupe, El Bosque de San Juan de Aragón y la Sierra de Santa Catarina.

No me queda la menor duda de que la doctora Sheinbaum ha trazado un rumbo correcto para nuestra ciudad y del excelente manejo que ha tenido de la pandemia y de las consabidas crisis provocadas por ésta; de ahí que no es casualidad que esté postulada para el premio como la mejor alcaldesa del mundo. Durante la gestión de la doctora, la Ciudad de México ha sido galardonada en distintas categorías; un ejemplo de esto es el premio internacional IV Bienal Latinoamericana de Arquitectura de Paisaje al primer lugar, obtenido en 2020 por el Parque Ecológico de la Ciudad de México, galardón que se suma a los tres que recibió a nivel internacional, por acciones y proyectos en materia de conservación y protección al ambiente: World Urban Parks, Desafío de Ciudades de WWF 2019-2020 y DNA Paris Design Awards 2020.

El liderazgo de Claudia Sheinbaum al frente del gobierno capitalino, confirma la capacidad de las mujeres para gobernar y los beneficios sociales, económicos, políticos y jurídicos que traen consigo estas nuevas formas de gobierno; lo que reviste profundas transformaciones de forma y fondo. Lo cual le ha valido que más allá de las filiaciones políticas, propios y ajenos reconocen sus iniciativas, competencia, sensibilidad y su visión de largo plazo para dar paso a la gobernabilidad democrática.

Los pilares ambientales de la jefa de gobierno se concretarán mucho más rápido si todas y todos somos conscientes de que formamos parte esencial de este proyecto; de que el futuro es una instancia moldeable desde el aquí y el ahora. Debemos sumarnos al llamado del gobierno capitalino y así enaltecer el nombre de México y de nuestra ciudad, colocándolos en el podio de los países amigables con el ecosistema y con los seres humanos. Siete ejes que pueden tener 9 millones de aliadas y aliados, si así lo decidimos.

José Ortega y Gasset, dijo con razón: “Ciudad es ante todo plaza, ágora, discusión, elocuencia. De hecho, no necesita tener casas, la ciudad; las fachadas bastan. Las ciudades clásicas están basadas en un instinto opuesto al doméstico. La gente construye la casa para vivir en ella y la gente funda la ciudad para salir de la casa y encontrarse con otros que también han salido de la suya”.

Paola Félix Díaz
Titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX;
activista social y exdiputada federal.

 

Guardando favorito...

Comentarios