Despolitizar la pandemia

Paola Félix Díaz

Hay que evitar la politización de la pandemia y dar paso a la sensibilización y empoderamiento social que permita enfrentar exitosamente esta nueva manera de vivir

A las mexicanas y mexicanos: El proceso de vacunación que se ha llevado a cabo en la Ciudad de México junto con la estrategia de reactivación económica resultó ser fundamental para los sectores productivos y las familias capitalinas.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, ha sido consistente, congruente y enfática, tanto en su discurso como en sus acciones, porque sabe que la actividad económica es fundamental y no puede detenerse, por lo que se han adoptado y adaptado todas las medidas sanitarias pertinentes para enfrentar la nueva ola de contagios. Y es que de eso se trata la nueva normalidad, de aprender a convivir con el virus, lo que requiere de la adopción de nuevos paradigmas a nivel individual, social, organizacional y gubernamental.

Convivir con el Covid-19 significa evitar el cierre de la economía en tanto actividad fundamental para poder desarrollar otras igualmente importantes y vitales, lo que requiere de una estricta disciplina sanitaria para mantener una transmisión baja, así como proteger a los sectores vulnerables de la sociedad.

Protegernos y proteger a los demás debe ser un principio rector para poder reactivarnos y reactivar a los demás. De ahí la importancia de evitar la politización de la pandemia y dar paso a un proceso de sensibilización y empoderamiento social que permita enfrentar exitosamente los retos que nos impone esta nueva manera de vivir.

La CDMX está recuperando la actividad económica a un buen ritmo; debemos mantenerlo y, si es posible, incrementarlo para impulsar el desarrollo y garantizar el bienestar de todas y todos. La nueva normalidad requiere de la revitalización de actividades generales, económicas, sociales, políticas, comerciales, turísticas y de entretenimiento, sostenidas por una política de movilidad de bajo riesgo donde la prioridad sea mantener el programa de reapertura, al tiempo que se acelera la vacunación de los adultos mayores de 18 años, tal y como se está haciendo en la CDMX.

La simplificación de trámites en la capital ha permitido acelerar el proceso de vacunación, por lo que al 12 de julio se tiene un registro de 6 millones 299 mil 292 vacunas aplicadas; es decir: 4 millones 059 mil 559 personas cuentan con la primera dosis y 2 millones 239 mil 733 con la segunda.

Destaca la apertura de más quioscos para la orientación médica y la aplicación gratuita de la prueba Covid-19, los apoyos sociales, los créditos, la sanitización de unos 380 mil espacios públicos, así como los nuevos créditos, con una bolsa de 2 mil 720 millones de pesos que beneficiarán a más de mil quinientas medianas y pequeñas empresas, anunciados por el secretario de Economía del gobierno de la CDMX. Además, la inversión en obras de infraestructura y espacios públicos han continuado, lo que apuntala hacia la recuperación económica.

El proyecto de la CDMX va más allá de las filiaciones políticas, por lo que es preciso dejar las politiquerías, los diagnósticos tremendistas y la invención de malas noticias, ya que nada de eso ayuda a la economía, ni al empleo y mucho menos para generar certeza en la ciudadanía.

Celebro que en esta nueva normalidad mayoritariamente la sociedad, los sectores productivos y el gobierno capitalino, están haciendo sinergia, trabajan juntos y hacia un mismo objetivo. Por otro lado, los cambios en el gabinete del gobierno capitalino auguran la continuidad de buenos resultados.

Esta tendencia positiva de la CDMX no es la de otras metrópolis del orbe ni del país. Basta con echar un vistazo a las noticias para darnos cuenta de que vamos en la ruta de la recuperación económica y social. Despolitizar la pandemia es un imperativo ético y un acto de responsabilidad social al que estamos obligados.

 

Titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX;
activista social y exdiputada federal.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios