Cumbre de América del Norte, una agenda complicada

Pablo Álvarez Icaza Longoria

La llamada Cumbre de Líderes de América del Norte entre los presidentes de los tres países de la región se estará llevando a cabo el día de hoy en Washington. El primer encuentro trilateral de este tipo tuvo lugar en 2005 buscando no solo tratar temas económicos, sino incorporar otros aspectos, de manera destacada los de seguridad y migratorios. La última vez que se reunieron los tres mandatarios fue en 2016 y esta sería la primera que lo hagan en el marco del Tratado de Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Lo primero que habría que destacar es que el encuentro fue convocado por el presidente Joe Biden rompiendo con las formas de política exterior de su antecesor, que prefería los arreglos bilaterales con sus socios en momentos de conflicto por la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que comenzó formalmente en julio de 2017, pero que estuvo precedida de una promesa de campaña de Donald Trump de eliminar al peor tratado comercial que haya firmado Estados Unidos (EU).

El tema energético ocupa el primer lugar en la agenda. La reciente iniciativa de reforma constitucional que le regresa el monopolio de la electricidad a la Comisión Federal de la Electricidad, que desaparece organismos reguladores y que no solo revierte la reforma energética de 2013, sino que incluso desaparece las reformas hechas en 1992 en el marco previo al TLCAN, será un tema obligado.

Si bien el asunto se reprogramó para que el Congreso mexicano lo discuta en el próximo periodo ordinario de sesiones, el presidente de México, en la reunión con diputados el martes pasado dejó marcado que van por su aprobación y previamente en la mañanera volvió a insistir que los priistas que no apoyen su iniciativa, lo harían porque son salinistas.

Por su parte, el líder de bancada del PRI, el diputado Rubén Moreira, declaró de nuevo que están dispuestos a discutir la reforma, es decir, a aprobarla con algunos cambios. Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, ha insinuado algo similar.

Aunque el canciller mexicano señaló hace poco que el embajador de EU no entendía la reforma, la realidad es que no solo la comprenden claramente, sino que están completamente en contra. Si bien no nos enteraremos de los detalles de la discusión, el tema energético se cuela por varios lados. El cumplimiento de los compromisos del T-MEC, el cambio climático, la competitividad y el crecimiento económico.

Otro tema conflictivo será la interpretación sobre las reglas de origen en la industria automotriz, esto es, cómo se calcula el Valor de Contenido Regional (VCR) de 75%. Lamentablemente, los negociadores de México desoyeron las advertencias que en su momento les hicieron los representantes del sector privado del “cuarto de al lado”, por lo que creo que va a ser muy difícil que se aplique la forma que busca el gobierno mexicano.

Sobre la integración de las cadenas de suministro, la parte de EU ha manifestado su preocupación de como la industria automotriz en México ha tenido paros técnicos, ya sea por la pandemia, los cortes de energía eléctrica, inseguridad o incluso por inundaciones. Han sido evidentes los cuellos de botella, los conflictos con los contendores, el elevado costo de los fletes marítimos, entre otros asuntos que han propiciado que empresas norteamericanas busquen diversificar la cadena de suministro e instalarse cerca de EU. Esta oportunidad se puede escapar si México no ofrece garantías de que el suministro procedente de México va a funcionar bien. Esto implica mejorar la infraestructura, la logística nacional y el Estado de derecho.

Los temas laborales y ambientales son relevantes para los demócratas. No olvidemos que la renegociación del T-MEC en 2019 estuvo condicionada a incorporar estos asuntos dentro del T-MEC, ya no como acuerdos paralelos como sucedió con el TLCAN. En términos generales, no hay conflicto en la parte laboral, porque el gobierno mexicano comparte posiciones, el problema es con el sector privado; pero en la ambiental, por los resultados que arrojó la COP26 es bastante obvio el desencuentro, si recordamos la apuesta mexicana por las energías fósiles. En esto, Canadá va respaldar a EU.

Hay un punto ciego que la delegación mexicana no ha considerado: la imagen y popularidad de Biden está deteriorada. La opinión púbica lo percibe como un presidente débil, lo comparan con Carter por el tema de Afganistán; en los asuntos migratorios destacan que Trump obligó al presidente mexicano a cooperar, e incluso en temas sanitarios ven que no ha podido presionar a los gobernadores republicanos para que se mejore la vacunación por Covid-19 en los estados del centro y sur del país. El movimiento antivacunas ligado a simpatizantes de Trump es fuerte y rechaza todo lo que venga del gobierno federal.

La cooperación con los gobiernos del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador), no es tan sencilla considerando que ni Canadá ni Estados Unidos confían en sus gobiernos y tampoco están dispuestos a extender el programa Sembrando Vida. Estarían más dispuestos a trabajar con organizaciones de la sociedad civil.

El tema de la lucha contra la pandemia de Covid.19 podría ayudar a distender la reunión. Pero, esperar que va a ser fácil y de cooperación sería pecar de ingenuos. La delegación de EU va a tomar una postura dura, por lo que el comunicado oficial de la reunión podría no reflejar lo que realmente sucedió, y mucho menos luego de las deferencias que ha tenido el gobierno mexicano con Cuba, China, Rusia y Venezuela.
 

ADENDA

1) Jerome Powell o Lael Brainard por la presidencia de la Fed. Creo que Biden va a tomar la decisión a favor de ella por el sesgo republicano de Powell y para dar una señal de que la política monetaria será menos acomodaticia.

2) Arturo Herrera será propuesto como gobernador del Banco de México, por aquello de quienes están nerviosos.

3) El PEF 2022 se aprobó sin ningún cambio, me pregunto dónde está el Legislativo.

4) La próxima semana se publican las cifras del PIB del tercer trimestre de México, se corregirá a la baja la estimación oportuna del mes pasado; ya algunos subsectores de la manufactura como el de Equipo de Transporte anticiparon malas noticias.
 

Catedrático de la EST-IPN
Email: [email protected]
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios