Atender urgencias, no perderse en intrascendencias

Óscar Mario Beteta

La “gran revelación” que hizo el gobierno sobre la existencia del Bloque Opositor Amplio (BOA), fue intrascendente para la mayoría. En todos los tiempos y lugares donde se disputa el poder, el que quiere conquistarlo hace todo para desplazar al que lo ejerce. Es propio de las democracias. Aquí, nadie hizo nada ilegal con un documento sin fuente ni crédito. Lo lamentable son las circunstancias que rodearon el hecho, del que cada cual sacará sus conclusiones.

Lo que no es aceptable ni justificable, es que con esas vacuidades y vaguedades se desvíe el interés del foco en que debe estar centrada la atención de todos los gobernantes y ciudadanos, y que comprende básicamente tres elementos.

El primero es el de la salud. Con la pandemia de Coronavirus, la vida de todos está amenazada. Los contagios crecen ininterrumpidamente y la cifra de decesos va en aumento.

Por eso, la conservación de la existencia humana debe ser la prioridad total del gobierno, en todos sus niveles. En esa lucha, el jefe del Estado debe estar al frente coordinando personal, recursos, infraestructura, y atendiendo, con el respaldo de todos, las necesidades de cada momento y lugar, mirando a un solo objetivo: salvar cuantas vidas sea posible.

La popularidad que deriva de la presencia de un gobernante en casos de verdadera angustia para su pueblo, crece exponencialmente. Sentirlo cerca, ver que comparte su sufrimiento, saberlo como asidero material y/o moral, recrea el apoyo de sus gobernados y los induce a seguirlo a todo costo. Pocos desperdician la oportunidad que ofrecen esos momentos.

El segundo tema que debería estarse atendiendo con todos los medios posibles y el máximo de coordinación y esfuerzo del poder público, es el de la economía, cuyo hundimiento definitivo debe evitarse a cualquier precio. La cuarentena ha obligado a cerrar miles de empresas; la pérdida de empleos se augura pavorosa, y no es difícil imaginar el monstruo social que emergerá de su empobrecimiento resultante.
Y aquí está la otra pieza envenenada en la que se debiera estar poniendo especial cuidado: la inseguridad, que muestra un crecimiento espeluznante pese al discurso, que desestima su gravedad. Tan sólo el 7 de junio se registraron 117 asesinatos.

Salud, economía e inseguridad, son las piedras angulares de la supervivencia nacional que, si no se vigilan celosamente para impedir que se deshagan por completo, previsiblemente generarían un ambiente de conflictividad social explosivo, que todos lamentaremos.

Por eso, ese delicado y peligroso escenario marca la hora del presidente. Está sonando la campana para que dé su exhibición más acabada de poder, en un contexto de oportunidad y eficacia, que debe enfocar para unir, armonizar y pacificar. La discordia es un tósigo que debe dejarse a un lado. 

Es ahora cuando, obligadamente, el presidente AMLO debe dar la mejor demostración de su grandeza, visión y amor por México. Es lo que todos esperamos.

Sotto Voce…

Aun en tiempos de coronavirus, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, no baja el ritmo de su gestión. Por eso, lo mismo apoya a productores agrícolas y ganaderos que sufren los estragos de la sequía y la pandemia y entrega ayuda alimentaria a la población, que lleva ambulancias, equipo e incentivos económicos al personal médico. Así, es imposible vincularlo con el Bloque Opositor Amplio (BOA), del que él mismo se ha deslindado, reiterando su disposición a trabajar con el presidente López Obrador y su equipo… erecido, el nombramiento de Roberto Velasco como director para América del Norte, de Relaciones Exteriores. Se espera que su sucesor, Daniel Millán Valencia, también haga un gran papel en Comunicación Social…Por su incansable entrega al trabajo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, se contagió de Covid-19. Y ni así modera su dinámica. Con un abrazo, nuestro deseo de pronta recuperación. 

Comentarios