Se encuentra usted aquí

16/08/2019
08:00
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

Una de las metas del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador es aumentar la cobertura de banda ancha para alcanzar y dar servicio al 95% de la población. Así fue establecido en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Para lograr tan ambiciosa meta resulta indispensable extender la cobertura de banda ancha a las zonas que sufren los mayores niveles de marginación y pobreza. Por ello el gobierno decidió licitar la  Red Troncal, que contempla 25 mil kilómetros de fibra óptica de la CFE.  Sin embargo, en abril, resultó evidente la falta de interés de la iniciativa privada por la licitación.

De acuerdo con el Presidente, las empresas privadas no contemplan en sus planes de negocio a las comunidades que viven en las zonas más marginadas del país.

En sus giras por el país se ha percatado que 75% del territorio nacional no cuenta con acceso a internet ni señal de celular.

En junio, a través de una videollamada, el Presidente López Obrador decidió extender una invitación a Mark Zuckerberg, director y fundador de Facebook, para participar en el proyecto de su gobierno en materia de conectividad social.

En la conversación, López Obrador insistió en que se trata de “un proyecto sin ánimo de lucro”, pensado “sobre todo para el beneficio de los pobres”.

Zuckerberg, por supuesto, agradeció la invitación. Sin embargo, de facto rechazó incursionar en el “territorio Telcel”. Seguramente entendió que su participación en la iniciativa no sería rentable y podría dar pie a un innecesario conflicto de interés con Carlos Slim.

El Presidente finalmente decidió impulsar la creación de una empresa estatal: CFE Telecomunicaciones e Internet para todos, filial de la CFE, como empresa del Estado, sin fines de lucro, la que se encargará de llevar telefonía móvil e internet a la población de mayor rezago, “en condiciones de acceso efectivo, para promover y facilitar el desarrollo económico y social”. Su creación fue formalizada en los primeros días de agosto a través del Diario Oficial.

CFE Telecomunicaciones e Internet para todos contará con personalidad jurídica y patrimonio propios. Su fin es prestar y proveer servicios de telecomunicaciones, sin fines de lucro, para garantizar el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, incluido el de banda ancha e internet.

La empresa del Estado será gestionada por un Consejo de Administración integrado por siete miembros, seis consejeros del Gobierno Federal y un consejero independiente. Uno será designado como Director General y Presidente del Consejo.

El 14 de agosto, tras cambiar en cuatro ocasiones las bases del procedimiento de licitación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) finalmente dio a conocer la cancelación de la licitación de la Red Troncal Nacional, a través de una carta firmada por Jorge Espinosa Mireles Zesati, director de la Red Troncal.

En la mencionada carta, Mireles asentó: “el gobierno de México vislumbra garantizar a toda la población el derecho constitucional de acceso y uso a las Tecnologías de la Información y el Conocimiento con prioridad en situación de pobreza, resulta necesario modificar el diseño del proyecto de Red Troncal y replantear su objeto para adecuarse a la metas en materia de telecomunicaciones. Se determina cancelar el Concurso Público Internacional número APP-009KCZ002-E35-2018”.

A partir del próximo año se concretaría una primera etapa para la introducción de internet a las comunidades más apartadas. El gobierno deberá informar qué tecnología será utilizada y, más importante, cuáles serán las fuentes de financiamiento.