¿Ya no hay trata de personas?

Observatorio Nacional Ciudadano

Por Marey Silva Solano

Los estados de Guerrero y Tlaxcala son entidades marcados por la infamia, al concentrar en buena medida la trata de personas y la prostitución infantil de México. A pesar de esto, en el ranking nacional del tercer trimestre de 2021, las entidades federativas que encabezaron el ranking fueron: Baja California, Baja California Sur y el Estado de México. ¿Ya no hay trata de personas en Tlaxcala y Guerrero?

En el segundo trimestre de 2021, a nivel nacional podemos ver una ligera disminución; pero la tendencia del delito de trata de personas es a la alza. En abril de 2021, se registró la tasa nacional más alta de la historia, con 0.06 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes, es decir, un total de 81 casos reportados de trata de personas.

México tiene muchos problemas, pero en estos días nos ha llamado la atención y nos ha conmovido el caso de Angélica que se hizo tendencia en las redes sociales por #justiciaparaAngelica.

Angélica es una niña de 15 años que fue privada de su libertad; pero antes de ser privada de su libertad fue vendida para contraer un matrimonio forzado, por el precio de 135 mil pesos. Esto ocurrió en la Región de la Montaña en Guerrero, una de las regiones más marginadas de México. Ahí parece que no existe la justicia ni la libertad, ni el acceso a los derechos para las mujeres y niños. Además de haber sido condenada a un matrimonio forzado, Angélica tuvo que vivir en la casa de sus suegros porque su esposo había emigrado a los Estados Unidos.

El caso de Angélica es sólo uno de los muchos que suceden en la Montaña de Guerrero, son muy pocos los casos que son denunciados ante la Fiscalía, lo que hace que sea un delito difícil de analizar y combatir. No obstante, si es de conocimiento público que suceden este tipo de situaciones ¿Por qué las autoridades no hacen nada al respecto? se excusan bajo el argumento de que son los usos y costumbres de la comunidad. ¿costumbres que violan los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes?

Denunciar en México es difícil. De acuerdo con los datos que nos da ENVIPE 2021, en promedio, sólo siete de cada 100 delitos son denunciados a nivel nacional. Las causas más comunes para no denunciar son atribuibles a la autoridad. Mientras que en el estado de Guerrero sólo se denuncian 3 de cada 100 delitos.

En la mañanera de semanas pasados escuchamos al presidente hacer la “recomendación” a las personas víctimas de trata o pornografía infantil que denuncien. Su recomendación es absurda. Los ciudadanos no tenemos acceso inmediato a la justicia ni mucho menos a denunciar.La mayoría de las veces las personas no denuncian por miedo y por malos tratos de la autoridad.

El presidente sabe sobre los problemas que atraviesa México. Todos lo sabemos. Por ello, todos los funcionarios de las instituciones de procuración de justicia se deben de sentar a pensar en alternativas que ayuden a disminuir la cifra negra y, sobre todo, buscar protocolos y acciones que realmente protejan a las víctimas. Si bien dichas instituciones gozan de autonomía, deben de trabajar de manera conjunta.

No nos confundamos con las cifras. Si bien los datos que nos arroja el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública son los datos más precisos que tenemos como ciudadanos, aún hay un limbo. Hay un mar de cosas que no se reportan.Es por eso que todos debemos procurar el bienestar de las personas que nos rodean. Tomemos a las organizaciones de la sociedad civil o a organismos internacionales para brindar una solución a la trata de personas.

Abatir la trata de personas es un ejercicio como de acciones tanto de prevención. Es por ello que hay que exigirle al gobierno que cuente con información actualizada por medio de base de datos que nos permitan tener números más desagregados y entender la magnitud de este delito. Por otro lado, tal como lo menciona la organización Save the Children, es pertinente diseñar protocolos de reinserción social para aquellos niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de este delito con el fin de que sea más fácil volverse a integrarse a la sociedad.

 

Subdirectora de Incidencia en Política Pública
@maareysilva

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios