La Quinta Brigada Nacional de Búsqueda

Observatorio Nacional Ciudadano

Luis Jorge de la Peña Rodríguez

Del Dolor a la Solidaridad

Del 7 al 22 de febrero del 2020, en las ciudades de Papantla y Poza Rica, Veracruz, se lleva a cabo la Quinta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas desaparecidas, un esfuerzo de colectivos de familiares y organizaciones de la sociedad civil que se han lanzado a la búsqueda de personas desparecidas, bajo una consigna contundente: “Hasta encontrarles”.

Este espacio colectivo desarrolla diversas actividades que en su conjunto muestran la complejidad y especialización que requiere la búsqueda de personas desaparecidas, en un contexto donde la desaparición de personas se presenta como un tema alerta nacional. Las actividades que se desarrollan en esta brigada están organizadas bajo cinco ejes de acción, que parten del trabajo directo con las comunidades en donde se realiza la búsqueda, y que tienen como finalidad incidir de forma positiva en el contexto la violencia que subyace a las poblaciones donde acontece la desaparición de personas y enviar un mensaje de paz que reestructure el tejido social.

De esta manera, la Brigada Nacional de Búsqueda, cuenta con ejes a desarrollarse en escuelas e iglesias de las comunidades a las que llega. En este espacio de actividades se convoca a niñas, niños y jóvenes a convivir con los familiares de personas desparecidas con la finalidad de compartir un mensaje de paz y sensibilizar bajo un enfoque preventivo.

Por otro lado, los ejes centrados en la búsqueda se desenvuelven bajo dos escenarios: Búsqueda en vida y búsqueda en campo. El primero de estos ejes se centra en el trabajo al interior de instituciones penitenciarias, centros de rehabilitación, Servicios Médicos Forenses, entre otras instituciones, que permitan ubicar a las personas desaparecidas que por alguna razón haya quedado incomunicadas u obtener información sobre su paradero.

En lo que respecta al eje de búsqueda en campo, la finalidad principal es el hallazgo de restos humanos de las personas desaparecidas, y que hubieran sido inhumados clandestinamente o abandonados. Durante estas jornadas de trabajo, los familiares de personas desaparecidas hacen uso de los conocimientos aprendidos en los años de búsqueda, para explorar, procesar y localizar los lugares donde pudieran localizarse fosas clandestinas.

Ligado a estos dos últimos ejes, se desarrolla el de identificación, en donde especialistas en antropología física y forense apoyan a los familiares en la identificación de los restos encontrados en campo y los cuerpos que se encuentran en los anfiteatros a los que acude el eje de búsqueda en vida.

Finalmente, el eje de capacitación a policías busca hacer conciencia entre los elementos policiacos acerca de las particularidades, tanto jurídicas como sociales de la desaparición de personas. Este eje es de gran importancia, ya que los familiares tienen la oportunidad de generar estrategias en conjunto con las autoridades para prevenir futuros casos de este tipo. Además, tiene el objeto de sensibilizar a las y los servidores públicos sobre este tema y así evitar que se conviertan en parte de la problemática.

De esta manera, y aun cuando la búsqueda es una tarea que invoca al dolor de la pérdida de un ser amado, la Brigada Nacional de Búsqueda no solo es un espacio dominado por el dolor. Por el contrario, es un escenario donde los familiares pueden encontrarse, reconfortarse y solidarizarse para poder resignificar el dolor y traducirlo en acciones para exigir justicia, verdad y alto a la violencia.

Es en este reclamo que las familias de personas desaparecidas se niegan normalizar el fenómeno de la desaparición. La voz de la Brigada Nacional de Búsqueda exige un alto a la violencia y demanda a las autoridades que asuma sus responsabilidades en las tareas de búsqueda, atendiendo la problemática como una situación de emergencia nacional que debe ser atendida con acciones contundentes y efectivas.

No obstante, resulta decepcionante la indolencia con la que el Estado Mexicano se ha empeñado en abordar el tema de las desapariciones y la indiferencia con la que se dirige a las víctimas. Para muestra basta señalar lo relevante que esta Quinta Brigada Nacional de Búsqueda haya tenido que enfrentar obstáculos importantes para obtener el apoyo necesario para realizar las tareas de búsqueda, mismo que se encuentra contemplado en el marco jurídico referente a los derechos de las víctimas. Lo anterior hace dudar acerca de la disposición del actual gobierno para incluir a las familias en los procesos de abordaje de la problemática de la desaparición.

En ese sentido, víctimas y organizaciones sociales han encendido las alarmas respecto al riesgo de que tanto el trabajo de los colectivos de familiares, como el trabajo de búsqueda de personas desaparecidas, sean sometidas a la lógica procesal ordinaria de las instituciones estatales. La falta de procesos claros para la implementación efectiva de la Ley General de Desaparición Forzada y Cometida por Particulares y sus mecanismos, así como la pobreza en el diseño de legislaciones locales en la materia, hacen pensar en la posibilidad de que el actual gobierno burocratice los procesos de respecto a la búsqueda de personas desaparecidas, permitiendo así la normalización de la problemática de la desaparición.

Por lo anterior, es urgente que se implementen de forma efectiva los mecanismos que emanan de la ley general, con carácter extraordinario, es decir, reconociendo que el fenómeno de la desaparición no es un hecho común y que las medidas necesarias para atenderlo atienden a una situación emergente y grave.

Por lo pronto, la Quinta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas desaparecidas, va, y ya comienza a tener sus primeros resultados, pero el éxito en sí mismo de este esfuerzo colectivo ya está ganado y se concreta en la solidaridad entre hermanos y hermanas de dolor quienes se transmiten unas a otros esperanza, abrazos y amor frente a la ausencia.

“Las buscamos por que las amamos”, “los buscamos por que los amamos”. “Hasta encontrarles”.

Investigador del Observatorio Nacional Ciudadano
@LuisJorgeDeLap1

 

Comentarios