Sembrando ciudadanía en niñas, niños y adolescentes

Norma Irene de la Cruz Magaña

Nos toca posicionar los derechos de la infancia como interés primordial de las democracias actuales

¡Iniciamos el mes con albricias! En el marco del día 20 de noviembre que se conmemora el Día Universal de la Niñez, el Instituto Nacional Electoral (INE) convoca -por novena ocasión- a millones de niñas, niños y adolescentes de 3 a 17 años a participar en una especie de votaciones en la Consulta Infantil y Juvenil 2021 (CIJ 2021).

Se preguntarán ¿Cómo votan niñas o niños de 3 a 5 años? Podrán hacerlo en boletas diseñadas a base de pictogramas1 y por las condiciones impuestas por la emergencia sanitaria, la CIJ 2021 se realizará combinando recursos virtuales y casillas para la participación presencial. Así como en otras esferas de su vida cotidiana, escolar y de convivencia entre sus contemporáneos, esta experiencia para sembrar ciudadanía será híbrida.

En esta ocasión la esencia de la misma consulta se inspira en las ideas derivadas de la participación infantil y juvenil realizada por medio del sondeo vía electrónica a través del cual se recuperaron 8, 386 propuestas de todo el país, contando con la colaboración de instancias como la UAM Xochimilco y UNICEF, para la definición del tema de este año.

La CIJ 2021 busca la copiosa concurrencia de este sector de la población en torno al tema del “cuidado del planeta, el bienestar y los derechos humanos”. Conocer las visiones, experiencias y expectativas de la niñez y la juventud sobre algo tan importante no podía ser más apremiante, y entre la voz de “chicas”, “chicos” y las decisiones y estrategias de los “grandes” perfilar rutas al futuro deseable y sobre todo viable.

Los recursos humanos y materiales que el INE ha destinado desde hace años encuentran en este tipo de ejercicios una de las mejores apuestas para construir democracia y promover los derechos humanos. Constituidas en un laboratorio exclusivo no sólo para opinar y expresar, también para fomentar y reafirmar vínculos; desaparecer fronteras entre lo que sucede en “casa” y lo que pasa en el “afuera” y construir identidad entre lo personal y lo colectivo, entre lo que hacen unos y afecta a todos.

Se trata de sembrar en este segmento de la población la identidad entre lo que sucede en su entorno y sus ideas y acciones, y hacerlo extensivo a todos los ámbitos para que la vivencia de ser niñas, niños o adolescentes se distinga por el extremo cuidado entre toda la sociedad, por sus derechos, libertades, a garantizar su acceso a las necesidades básicas, la educación, la salud y la cero tolerancia ante cualquier forma de daño o violencia a su integridad mental y física.

Desde la primera consulta realizada en 1997, la niñez vio plasmadas en frases e ilustraciones en boletas, los derechos que por nacimiento merecen gozar y las formas en que son afectados o violentados. Y cada 3 años de forma ininterrumpida las subsecuentes convocatorias a expresarse sobre los valores y prácticas democráticas y los problemas públicos; la participación cívico-política; el ambiente escolar y la convivencia democrática; la democracia y vida digna, la justicia y la paz; la perspectiva de género en la vida cotidiana y la perspectiva de los derechos de las niñas y niños. Todas se han caracterizado por ser un ejercicio peculiar a nivel internacional, entusiasta y lúdico.

A lo largo de nueve emisiones han participado 3 millones de niñas, niños y adolescentes, registrando un pico de 5 millones en 2018. Las experiencias han servido para conocer percepciones y diseñar e implementar programas públicos para garantizar sus derechos. En torno a estas consultas el INE no ha estado solo, contando con valiosas instituciones abocadas a la niñez y adolescencia2.

Para conocer más sobre las bases, la organización, la ubicación de casillas y cómo participar llamar a INETEL o a través de la liga https://consultainfantilyjuvenil.ine.mx disponible todo el mes mediante cualquier computadora, tableta o teléfono inteligente con acceso a internet.

Nos toca incentivar el protagonismo de las niñas, niños y adolescentes y sembrar el amor por la ciudadanía como vía para construirse plenos y libres. Nos toca posicionar los derechos de la infancia como interés primordial de las democracias actuales. A las niñas y niños, y adolescentes les toca participar, y convidarnos a toda la sociedad a su festín de ideas, opiniones, expectativas y propuestas que representará la CIJ 2021.

¡¡Ahí nos vemos!!

1. Los pictogramas son figuras para representar acciones, objetos, emociones, significados, personas, etc.
2. Educación CíComo el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia; la Subsecretaría de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP); el Programa Universitario de Derechos Humanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (PNUDH); el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), entre otras.

 

Consejera del Instituto Nacional Electoral

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios