Veracruz en fuego

Néstor Ojeda

La grave crisis de seguridad y justicia que existe en Veracruz queda plasmada en el reporte 2021 del WORLD PROJECT JUSTICE que ubica a ese estado en el lugar 31 de 32 en Justicia Civil y 32 de 32 en Justicia Penal en México.

Y la radiografía de WPJ se ve ratificada con los 200 ciudadanos que son apresados cada semana con el inconstitucional delito de Ultrajes a la Autoridad, cuya iniciativa fue girada a mediados del año pasado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

La última semana se le vino el mundo encima a García Jiménez, quien es calificado ya como el peor gobernador por distintas casas encuestadoras , como registran la mayor parte de los medios nacionales y locales que han publicado notas que evidencian lo peor que se vive en Veracruz.

Por si fuera poco el Senado de la República, ese donde el objetivo de Cuitláhuac es descarrilar las aspiraciones de una candidatura presidencial de Ricardo Monreal, decidió lanzar una Comisión Investigadora acerca de los graves hechos de lesa humanidad que ocurren en ese estado gobernado por a quien ya se considera como un ensayo de tirano como gobernador.

La Comisión que preside el también veracruzano Dante Delgado, el máximo líder de Movimiento Ciudadano, está allegándose de información sobre actos de violencia y delincuencia de las autoridades del estado, que cada día suman y suman en contra de Cuitláhuac García.

Se han hecho públicas decenas de versiones que dan cuenta clara de las violaciones que cometen las autoridades de Veracruz con la complacencia de Cuitláhuac, principalmente señalando el contubernio entre los policías estatales a cargo del secretario Hugo Gutiérrez Maldonado, los ministerios públicos de la fiscal Verónica Hernandez y los jueces de control y magistrados a cargo de Isabel Inés Romero.

Todos ellos secuestrados, según registran la mayoría de periodistas serios de la entidad, por el gobernador Cuitláhuac quién tiene a sus parientes o incondicionales insertados en cada una de estas instituciones y de esta forma asegura una estrategia para la persecución y captura de ciudadanos o rivales incómodos al Gobernador. Es de terror y ya lo sabe AMLO.

La posible desaparición de poderes que ya se ha mencionado en esta Comisión Especial, de la cuál el Gobernador de Veracruz se mofó el fin de semana, podría ser un hito en la historia moderna de México.

Cuitláhuac no se acuerda que fue contratado para gobernar y maneja el gobierno sin gente capaz que lo asesore, ni con capacidad personal para entender que necesita, uno, buenos asesores y, dos, hacerles caso, se ha dedicado a pelear con la oposición de Senadores y su líder, Ricardo Monreal.

Al comenzar su cuarto año de gobierno, el gobernador morenista presenta una grave crisis de justicia, de seguridad, social, política, que lo tienen en jaque y que de no darse cuenta, podrían llevarlo al patíbulo en menos tiempo de lo que se imagina.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios