Qué pena no votar

Néstor Ojeda

No votar este 10 de abril es una manifestación clara. Se trata de una expresión pública ante el secuestro de la Consulta de Revocación de Mandato por parte del gobierno federal y de su partido Morena.

Es una pena que una herramienta de democracia participativa haya sido secuestrada por el gobierno y su partido, porque nadie además del Presidente está llamando a la votación para la Revocación en un ejercicio innecesario porque nadie además de Morena está llamando a la participación en esta feria partidista.

Por eso muchos mexicanos no irán a votar. Porque, tienen claro que es un juego organizado por el Presidente López Obrador y su partido para medir sus números electorales previo a las elecciones en seis estados.

La Consulta de Revocación de Mandato es por desgracia hoy una simulación promovida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y por eso muchos mexicanos no participarán en ese ejercicio.

Esa es la razón por la cual el gobierno y los legisladores morenistas se quieren lanzar a promover esta consulta, para conseguir votos y que no haya un brutal rechazo a este ejercicio, porque en los hechos ellos han hecho de esta revocación un juicio sobre su opción de gobierno.

A nadie le interesa este ejercicio más que a los miembros de Morena y del gobierno, el único que llama a la Consulta de Revocación de Mandato es Andrés Manuel López Obrador porque nadie quiere que incumpla su mandato presidencial por el que fue electo en 2018.

Está muy lejos que 37 millones de mexicanos participen en la votación del 10 de abril para que su resultado sea vinculante, los mexicanos no son tontos y no van a ir a votar por un ejercicio inútil.

No votar el 10 de abril es una manifestación clara de que los ciudadanos no se van a dejar manipular por el gobierno de Morena y López Obrador. Esta Consulta es de mentiritas.
 

VUELTA MILAGROS

La COFEPRIS investiga empresas en Sinaloa como el Grupo Ozonium México SA de CV que ofrecen productos de Ozono capaces de curar cualquier mal y padecimientos con cremitas, aceititos, productos capilares, pero sin registros sanitarios.

Autoridades de salud de Sinaloa confiaron que del 20 al 25 de febrero, el Grupo Ozonium México SA de CV, capacitó sin supervisión oficial de COFEPRIS ni de COEPRIS Sinaloa a 35 médicos generales, internistas, dermatólogos, dentistas y enfermeros mexicanos y extranjeros.

Tras conocer los hechos, fuentes del SAT indicaron que investigarán las finanzas de la empresa y los manejos del efectivo que se manejan en este tipo de eventos y que no fue reportado a las autoridades por conceptos de inscripción y compra de equipos.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios