Pensar distinto es ser traidor

Néstor Ojeda
Nación 23/04/2022 03:16 Actualizada 03:17
Guardando favorito...

Sin duda es imposible evadir el debate generado por la campaña de Morena y el Presidente contra los diputados que no votaron en favor de su reforma eléctrica, a quienes hoy tienen bajo asedio acusándolos de “traidores a la patria” por el hecho simple de no coincidir con el pensamiento de la Cuarta Transformación.

También que es innegable que los intereses empresariales lleguen al Congreso… al igual que los de grupos sociales, sindicales, campesinos, magisteriales y más. De eso se trata la democracia, que los intereses de todos los sectores se expresen, debatan y que en el Poder Legislativo se voten para concretarse en las leyes que nos rigen.

Es más, hay que reconocerle sin duda al gobierno de Andrés Manuel López Obrador haber revelado y denunciado la existencia de un mercado alterno de energía eléctrica a partir de los permisos de autogeneración que debía corregirse, por que los empresarios no son hermanas de la caridad y muchos de ellos no tienen empacho en torcer o saltarse las reglas en su beneficio.

Pero de eso a que los legisladores que voten a favor o en contra de una iniciativa presidencial sean “traidores a la patria” hay un trecho muy grande y es la evidencia de una escalada antidemocrática, autoritaria y de plano fascistoide promovida desde Morena, AMLO y la Cuarta Transformación, que explotó en el debate público.

Porque no sólo se expresa en el discurso promovido desde Palacio Nacional, sino que se ha vuelto una persecución real de los diputados que no votaron a favor de la reforma eléctrica de AMLO, algunos de los cuales han sido violentados en sus propias casas, las que Morena señala y marca como de “traidores a la patria”, así como hicieron los nazis en Alemania en los negocios de los judíos en los albores del Holocausto.

La gravedad de esta campaña de invención de “traidores a la patria”, en la que hasta AMLO incluye el Código Penal, es mayúscula porque pretende poner en el ámbito del delito a quienes piensan diferente y desconoce la labor del Congreso y su misión de representar a todas las corrientes sociales y políticas de México.

También es la confirmación de que la 4T no tiene vocación democrática y sólo ve a las instituciones como instrumentos para sus fines y no como herramientas de convivencia social. Así las cosas, parece que estamos viendo cómo ha iniciado un proceso vertiginoso de descomposición rumbo a las elecciones presidenciales de 2024. ¡Ojalá y no!

VUELTA HIDALGUENSE

La forma es fondo. Eso decía don Jesús Reyes Heroles y aplica para lo que está ocurriendo en Hidalgo. Resulta que en plena campaña y en un momento político delicado, el gobernador Omar Fayad decidió irse a Barcelona unos días.

Los pretextos pueden ser muchos, pero en círculos priistas ya hay una verdadera duda sobre para quién trabaja el gobernador y no parece que en apoyo de su candidata Carolina Viggiano. Es más, lo que se dice es que está buscando un acuerdo con Julio Menchaca de Morena, pero de impunidad. Dudas que parecen certezas.

Comentarios