Más pobres: México, 4T y AMLO, víctimas de la desigualdad

Néstor Ojeda

Por más que el AMLO diga lo contrario el dato es irrefutable: según el Coneval hoy en México hay tres millones 800 mil pobres más que en 2018,  cuando asumió la Presidencia de la República y anunció el gobierno la Cuarta Transformación. Claro que la pandemia de la Covid-19 le cayó “como anillo al dedo” a Andrés Manuel López Obrador (lo cito) y a sus aliados para justificarlo. 
 
Pero el origen de esta tragedia es terriblemente redundante: la DESIGUALDAD. Veamos por qué. 
 
Hoy hay más pobres por uno los resultados naturales de la concentración de la riqueza, que es la mala formación de las personas producto del deterioro de la educación pública originado por el abandono de los gobiernos de la globalización y de la guerra fría. De ahí que las escuelas y universidades públicas hayan caído en calidad y eficiencia terminal. 
 
La ineficacia del gobierno de la 4T tiene su origen en mucho en la injusta distribución de la riqueza y los ingresos en México y el mundo. Las élites concentran a la mayoría de los “cuadros” mejor formados; los han construido y colocado en las posiciones de decisión desde hace décadas. 
 
Es un hecho que la mayoría de los funcionarios mejor preparados no se integran en una gran medida a los gobiernos populistas por coincidir ideológicamente con las élites depredadoras y en otra porque al ser parte de las clases medias “aspiracionistas” no tienen incentivos para participar en un gobierno que, bajo una pretendida austeridad, no ofrece salarios y honorarios atractivos y competitivos. 
 
Entonces por desgracia los gobiernos populistas se integran en mucho con funcionarios que no están suficientemente capacitados por más honestos que sean (cito a AMLO de nuevo) y el resultado es que la las decisiones, el diseño de políticas públicas y su operación son deficientes.  
 
De ahí parten algunos elementos para explicar los pobres resultados de la 4T (con pocas excepciones) en seguridad, salud, seguridad, empleo, energía y educación. Pero hay que dejar claro que su mal desempeño no solo viene de su debatible concepción de gobierno sino también de la corrupción e ineficacia de administraciones anteriores.  
 
Ahora, el apunte de hoy es resultado del recordatorio de una clase de Ciencia Política hecho por el ex presidente de un partido aliado de Morena y AMLO (que por cierto pidió no ser citado por nombre) quien en una reunión reciente expresó (muy triste) que hoy vivimos un ejemplo claro de lo que se conoce en la academia como “El Ciclo del Populismo”. 
 
El Ciclo del Populismo explica precisamente que por esta carencia de cuadros formados y eficaces (entre otros factores) los gobiernos que tienen este origen no alcanzan a ser capaces de obtener los resultados que los electores que los votaron esperan de ellos, pero que además en cambio empobrecen a la sociedad, destruyen a las instituciones y se inclinan (ahí están de ejemplos Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba, Argentina, etc.) ante el autoritarismo sea por vocación o por la oposición que enfrentan por su mal desempeño…  
 
Esto por desgracia resulta de todos los populismos, sean de izquierdas o derechas.  
 
Y por eso los gobiernos populistas (también de origen auto victimizados y sin auto crítica) ante su ineficacia y falta de resultados buscan de manera recurrente supuestos culpables de su mal gobierno, los señalan aplicando en su discurso esta receta y acusan a: 
 
1. Los gobiernos anteriores y sus fallos, corrupción, inmoralidad, etcétera (ciertos o falsos). Se ve todos los días en La Mañanera

2. Los medios de información por exhibir los yerros del gobierno y el poder actual (desdeñando que es su obligación, vocación y responsabilidad). Nomás falta ponerle ojo los miércoles a mal hecho segmento de “Quién es qué en las mentiras”. 

3. Los empresarios (sin duda muchos de ellos cómplices de la depredación económica y la corrupción). 

4. Gobiernos extranjeros. Ahí está eso de que la Embajada de Estados Unidos supuestamente financia a medios críticos de la 4T. 

5. Y finalmente -cuando todo lo anterior no alcanza- los ciudadanos. Ahí están las ofensas y furia contra la clase media que decidió no votar por Morena y sus aliados en la pasada elección intermedia del 6 de junio. 
 
Tenemos los mexicanos y el mundo que encontrar un modelo que genere riqueza para acabar con la desigualdad, injusticia, ineficiencia e inequidad que vivimos desde hace décadas. ¿O no? 

VUELTA NECESARIA  

 Víctor Hernández, fundador del blog El Sendero de El Peje, un espacio digital que como muchos de hoy (Sin Censura, El Soberano, Oro Sólido y más) nació para hacer propaganda a Andrés Manuel López Obrador, pide que por favor se deje en claro que su espacio (que ya cambió de nombre) nada tiene que ver con SDP Noticias del empresario y publirrelacionista Federico Arreola. ¡Hecho! 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios