La verdadera historia del caso Los diezmos de Delfina

Néstor Ojeda
Nación 15/01/2022 04:41 Actualizada 04:41
Guardando favorito...

El caso del despojo a los trabajadores del ayuntamiento de Texcoco conocido como Los diezmos de Delfina Gómez, ex alcaldesa de ese municipio, no sólo es relevante porque la senadora con licencia es hoy secretaria de Educación Pública, sino porque implica directamente en la trama de un ilegal fondeo paralelo al Grupo de Acción Política de Morena del senador Higinio Martínez, el principal aspirante de ese partido a la gubernatura del Estado de México en 2023. 
 
Esta es la historia de cómo la primera quincena de mayo de 2017 con nueve piezas informativas (un reportaje principal, notas y testimonios) en el canal noticioso adn40 se documentaron y exhibieron desvíos millonarios y abuso a empleados (y en algunos casos a sus ex esposas) por parte de la entonces aspirante a la gubernatura del Estado de México, todo ello como resultado del trabajo de Juan Antonio Cruz, un temerario reportero que se lanzó a documentar las denuncias de trabajadores afectados y grupos sociales. 
 
Para contarla, que mejor que la propia voz de un reportero. Habla Juan Antonio Cruz: 
 
“Tras recibir las denuncias fuimos a Texcoco. Allí documentamos más 28 casos de trabajadores y ex trabajadores del ayuntamiento, incluidas personas con discapacidad, adultos mayores y 37 casos de esposas de trabajadores a quienes también les aplicaban el descuento del 10 por ciento al cheque que recibían por el pago de pensión alimenticia. 
 
“Al ser detectados lo que siguieron fueron amenazas, intervención telefónica y marcaje personal, pues una patrulla y un vehículo del ayuntamiento con personas armadas a bordo se convirtieron en nuestra escolta. Nos seguían desde que ingresábamos al municipio y nos tomaban fotografías y videos.  
 
“Al ir a buscar la versión de las autoridades me sacaron a empujones y mentadas de madre en cuatro ocasiones del ayuntamiento, advirtiéndome que dejara, cito, ´de andar chingando´. 
 
“Tuvimos que dejar de exponernos y a nuestros contactos. Pero nos ubicó una organización local, el Frente Amplio de Texcoco (FAT). Me contactaron y comenzaran a guiar con las personas dispuestas a hablar y entregar documentación. 
 
“Eso me llevó al centro de diversiones y parque ecológico Pipil Park, de Higinio Martínez, donde había trabajadores que querían hablar conmigo y entregarme documentos. Pude hablar con ellos 15 minutos hasta que mandaron una fotografía mía por teléfono celular al personal de seguridad que finalmente me sacó.  
 
“Pero luego de esto, se me acercaron miembros de grupos políticos, asociaciones civiles, ministerios públicos y policías… bueno, hasta bomberos. La documentación me llegaba a una casa segura de uno de los grupos denunciantes que hicimos nuestro centro de operaciones, pues para ese momento no podía circular por la calle sin ser seguido y se había recrudecido el asedio a los que ubicaban como mis contactos; de plano hubo un momento en que ya no pude ingresar al ayuntamiento. 
 
“Pero para entonces ya se estaban movilizando los afectados y estalló una manifestación contra las acciones de Delfina Gómez frente al Palacio Municipal para demandar la devolución del dinero retenido por los diezmos; eran las más vulnerables y reclamaban de 15 mil hasta 120 mil pesos en descuentos ilegales. 
 
 “A partir de esta movilización el FAT pudo entregar las demandas en las oficinas de cada uno de los regidores. El resto está ahí, en el reportaje y las entrevistas con las víctimas que dimos al aire en adn40 hace casi cinco años”. 
 
Este trabajo periodístico dio pie a una denuncia del PAN que derivó en la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que declarara culpable a Morena por financiamiento ilegal y le ratificara una multa por 4.2 millones de pesos, la mitad de los diezmos que se pudieron documentar, pues según los panistas los desvíos llegaban a los 12. 8 millones. 
 
¿Y Delfina? Bien, gracias. Despachando en la oficina de don José Vasconcelos. 
 

VUELTA JUSTA 

 
Sin duda al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García le salió el tiro por la culata al armarle un por demás endeble caso de supuesto homicidio a José Manuel del Río Virgen, secretario técnico del Senado, con la intención de torpedear la precandidatura presidencial de Ricardo Monreal en Morena. 
 
Además de que se han exhibido la existencia de más de dos mil casos de abuso de poder en su gobierno (algunos han provocado recomendaciones de la CNDH) ahora se ha solicitado al gobierno de Estados Unidos que lo investigue por narcotráfico. 
 
Ayer a través de twitter Bryan LeBarón (@BClebaron) dio a conocer que envió una carta al presidente Joe Biden en la que le pide que “investigue posibles nexos entre algunos cárteles y los Gobernadores de Veracruz y Morelos. No como intervencionismo (sino) como cooperación por la seguridad binacional. Los narco-políticos son la pandemia que mata personas y países”. ¡Seco!  

 

Comentarios