Turismo de vacunación… ¿Es válido o poco ético?

Nelson Vargas

Con la apertura en algunos países para aplicar la vacuna contra el Covid-19 a personas que no sean residentes del mismo, han aumentado los viajes a distintos lugares en donde es posible esto, incluso a través de agencias dedicadas al turismo.

Según los últimos reportes, en las últimas semanas han aumentado los arribos de mexicanos a entidades como Texas, Florida o Louisiana, en Estados Unidos, en busca de la aplicación de la vacuna. Se ha dicho que la mayoría de estas personas son “ricos” que pueden hacer el viaje, pero también se han registrado los traslados de gente de clase media que ha preferido gastar sus ahorros con tal de conseguir la inoculación.

Es decir, el turismo de vacunación ha dejado de ser también algo exclusivo de las personas de clase alta como seguramente fue al principio y que originó fuertes críticas a estos personajes por no esperar su turno, al menos en nuestro país, según el plan realizado por el gobierno.

Son viajes entre 20 y 40 mil pesos por persona, principalmente a ciudades como Houston o Dallas —en los primeros días de este fenómeno, Miami fue otro de los destinos—. Son viajes que se han incrementado y que han sido opción cada día para más personas.

Esto no solamente es bueno para quien va a vacunarse, sin que de alguna manera desahoga la tensión en el país.

No debemos satanizar a estas personas que buscan una alternativa, porque además de que pagan sus gastos, puede decirse que aligeran la carga al gobierno y ante las dificultades para tener un mayor número de vacunas y acelerar este proceso.

Cada vez se abre más la visión y comienzan a desaparecer los prejuicios sobre el hacer este tipo de viajes en busca de la vacuna y se abre la pregunta de si es válido…

Para muchos resulta válido tomando en cuenta el avance que ha habido en estos países que han convertido en destinos de vacunación y tomando en cuenta que se haga siempre cuando no altere los planes de esos países, que insisto, en el caso de Estados Unidos, Cuba, entre otros han abierto.

La pregunta de si es una falta a la ética seguramente seguirá en el aire, y habrá quien diga que no deberían pagar por algo que es un derecho como ciudadano, pero si no se altera el ritmo de vacunación de otra nación, si tuviera la posibilidad y los recursos (y que conste que esto no ha sido exclusivo ya para los ricos)… ¿usted no viajaría para vacunarse?
 

Profesor

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios