Sin planes bien definidos, la natación no avanzará

Nelson Vargas

Ayer tuve la oportunidad de dar una plática a entrenadores del Estado de México y de otras partes de la República

Ayer tuve la oportunidad de dar una plática a entrenadores del Estado de México y de otras partes de la República. También se conectaron entrenadores de Colombia y Venezuela.  La charla se centró en la preparación que deben tener los deportistas que tienen marca B para ir a los Juegos Olímpicos. Un trabajo espectacular, con gráficas y macrociclos, calendarios de la preparación rumbo a Tokio 2020 para los 18 mexicanos que pueden asistir a la justa.

Y justo este documento, que le gustó mucho a los especialistas, es el mismo que fue entregado a las autoridades deportivas de nuestro país hace más de mes y medio, sin que al momento haya  respuesta en lo absoluto, de si se apoyará este programa y a los atletas, quienes se dirigieron a estas autoridades del deporte mexicano.

Este documento fue elaborado por tres técnicos de sobrada categoría como  son Tina Vidal, Nicolás Torres y Sergio Valiente (cubano que tiene años trabajando en la natación y en mi empresa). Es un programa bien definido y afortunadamente hubo mucho interés de los entrenadores con los que tuve esta plática. 
 

 

Lo hice extensivo, no solamente para primera fuerza, sino diseñar algo similar para el resto de las categorías, porque no solamente hay que trabajar con los que apuntan a los siguientes Juegos olímpicos, sino que hay que ir dejando las bases para los siguientes ciclos. Por eso es clave hacer un programa técnico. Hay que decir que ya estamos cansados de que sólo se generen programas administrativos y palabrería, en lugar de que se busque  desarrollar las aptitudes de los nadadores mexicanos que han mostrado su capacidad en  lo que va de este ciclo, con grandes actuaciones en los Juegos Centroamericanos Barranquilla 2018 y los Panamericanos Lima 2019.

Esto es muy simple: Mientras no haya un plan bien definido ahora que termine este ciclo olímpico no se logrará avanzar. Difícilmente volveremos a tener una generación como la de México 68, cuando hubo metas claras para esos cuatro años y una planeación. Antes, había un entrenador nacional, pero desde la llegada de este intruso que se tiene como presidente en la FMN, no lo hemos tenido para que diseñe todos los planes de las diferentes categorías.

No les queda claro que el federativo debe centrarse en proyecto técnico y que se busquen los apoyos para que ese proyecto tenga éxito en lo deportivo, que sigue siendo lo que menos les preocupa. 

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios