Puras vergüenzas con la natación en México

Nelson Vargas

Ayer llegó a nuestro país  el señor Juan Carlos Orihuela, presidente de la Confederación Sudamericana de Natación y miembro de la FINA, quien ha ayudado a México en varias instancias y quien ha sido el elegido por el área legal de la Federación Internacional de Natación para venir a resolver los problemas que se tienen con la Federación Mexicana de Natación.

Es un hombre que conoce mucho de política deportiva, que conoce las leyes y que en los últimos meses ha tenido conocimiento del abandono que han sufrido los nadadores por parte de las autoridades. Primero nos ayudó a que nadadores mexicanos lograran participar en el Campeonato Nacional de Brasil, en Río de Janeiro, y después gestionó la invitación al Campeonato Sudamericano, hace un mes en Buenos  Aires, Argentina. Así que sabe parte de lo que se ha vivido en los últimos meses.

Lo que es grave para nosotros, es que instancias internacionales, en esta caso la FINA, tienen que venir a resolver problemas nacionales, cuando esa tendría que ser labor de las asociaciones estatales, institutos del deporte, la Conade, el COM y la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD).

La vergüenza es tremenda ya que en lugar de que la imagen de la natación de México a nivel internacional brille por sus triunfos, se deteriora cada vez más por los escándalos y hasta corrupción.

Ya veremos qué pasa en la semana que estará en México este representante de la FINA, quien se reunirá con el COM, con la Conade y con el propio Consejo de Administración de la FMN, además de algunos deportistas y entrenadores, para ver qué está pasando y en principio las irregularidades que ha habido con la posible reelección que quiere lograr Kiril Todorov.

Esta situación es digna de ponernos alertas de lo que está pasando ya que no solamente es en la natación, sino en varios deportes como el tenis que ya tuvo intervención de su federación internacional, o el basquetbol, que tiene años de sufrir por los problemas directivos y simple y sencillamente no avanza.

En la natación de México sería tan fácil resolver los problemas si todos los involucrados cooperaran. Sería cuestión de reunirse todos los involucrados y diagnosticar cuáles son los problemas, van dos campeonatos nacionales que se suspenden por negligencias: Guadalajara 2018 por agua contaminada y Veracruz 2019 por la mala planeación del clima; si a esos le agregamos el del año pasado por la pandemia, resulta terrible, como también ha resultado terrible la desinformación y desinterés de las autoridades de la natación que siguen viendo por lo suyo y no por su deporte, lo cual es la percepción que se tiene a nivel internacional, lo cual es una vergüenza. 
 

Profesor

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios