El revanchismo de la FMN cobra otra víctima

Nelson Vargas

A partir del 15 de este mes se llevará a cabo el Campeonato Mundial de Curso Corto de natación en Abu Dabi, un evento trascendental para los mejores nadadores del mundo. Una gran oportunidad para los nadadores mexicanos que aparecían en una lista que dio a conocer la Federación Internacional de Natación como Melissa Rodríguez, María Mata Coco, Ángel Martínez y Héctor Ruvalcaba, así como un entrenador y un oficial, todos con el cien por ciento de los gastos pagados.

También autorizaron a nadadores con marca para asistir, como Miguel de Lara, quien destacó en los pasados Juegos Centroamericanos y Panamericanos. En esa segunda lista que proporcionó la Federación Internacional de Natación, aparece otro gran representante de nuestro país que fue parte importantísima de la gran actuación de México en Barranquilla 2018, así como tres bronces en Lima 2019. Sin embargo, no irá a Emiratos Árabes Unidos.

Y de ahí se desprende esta denuncia. Porque no es correcto que un joven con resultados probados no sea tomado en cuenta. Es al único que dejan de los que tenían derecho, de los que aparecía en dicha lista y la razón es una terrible práctica que continúa dándose en la natación de nuestro país, con la administración de una federación que vive en constante revanchismo con aquellos que señalan sus malos manejos o, en este caso, el olvido que han vivido.

Lo que ha sucedido con este nadador tiene su historia en la carta que mandaron un grupo de este grupo de atletas mexicanos a las autoridades con sus quejas por lo que sucede con la FMN y que derivó en una reunión con gente de presidencia y que culminó con una reunión en Palacio Nacional, en la que terminaron de exponer los problemas que viven.

Haber hecho eso le ha costado a este nadador el no ir a Abu Dabi, ya que el hecho de haber sido el rostro de esa reunión, de esa queja que trascendió a altos niveles, ahora lo deja fuera de esta importante competencia. Esto debido a esa manera de proceder de los dirigentes de la federación de natación, cómo David Callejas y antes Kiril Todorov, quienes constantemente cobran venganza de quienes no están de acuerdo con ellos. Lo han hecho con atletas, con dirigentes, con asociaciones enteras, con clubes privados. Es una forma de operar terrible y que se sigue dando con una impunidad que ha hecho que muchos no levanten la voz cuando deben de hacerlo.

Hoy hay otra víctima de este revanchismo con el que amedrentan y pretenden que nadie los denuncie. Una injusticia más de estos federativos, una injusticia más en el deporte mexicano, una injusticia más a uno de los mejores nadadores que tiene este país, por el simple hecho de defender sus derechos. 

Profesor

Comentarios