El Fodepar debe mantenerse

Nelson Vargas

Ojalá que  siga el fideicomiso, pero que se pongan reglas claras para evitar confusiones en cuanto a los apoyos

El miércoles  se realizó  una reunión con parte de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados, que fue encabezada por el legislador de Morena,  Mario Delgado,  presidente de la Junta de Coordinación Política de esta Cámara. El objetivo era dar una opinión sobre el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), luego del llamado del Presidente a extinguir todos los fideicomisos.

Fueron más de 150 personas conectadas. Consulta importante, más para aquellos que han alcanzado logros increíbles en Campeonatos del Mundo, Juegos Olímpicos, Panamericanos, Centroamericanos, etc., y que lo han hecho a partir de los recursos que han salido de este fondo. Entrenadores, deportistas, deportistas paralímpicos, directivos... Los únicos que faltaron fueron los representantes de la Conade, algo ridículo porque son quienes deberían defender este fideicomiso; en fin.

Para entender más de qué se trata, hay que ir a la historia. El Fodepar se creó a finales de 1998 con recursos más privados que públicos. Esto ayudaba mucho, ya que el presupuesto de la Conade en aquellos tiempos no era, ni cerca, como el de hoy. Los principales objetivos iban de acuerdo a ese presupuesto para preparar a los atletas hasta donde alcanzara. Cubrir todos los viajes, campamentos y competencias, así como la asignación de becas de acuerdo con los resultados en el ciclo olímpico.

Con el tiempo perdió fuerza y a principios de 2007 desapareció el apoyo de las empresas privadas, aunque el Fodepar siguió funcionando. Se volvió un instrumento político, pero opaco, sin el análisis de una comisión técnica especializada para repartir los recursos. Ahora, lo ideal sería que se volviera a buscar el apoyo de la iniciativa privada, aunque parece difícil que los empresarios suelten dinero para el deporte, por  razones obvias. 

La petición de los atletas es válida, pero no olvidemos a otra parte importante del deporte que son los entrenadores, ellos viven del Fodepar. También está el tema de las becas vitalicias a medallistas olímpicos, que son vitales.

Ojalá que  siga el fideicomiso, pero que se pongan reglas claras para evitar confusiones en cuanto a los apoyos. El Fodepar es una buena herramienta que debe tener más vigilancia y que debe tener un análisis riguroso para otorgar un recurso que no debe burocratizarse. De no seguir, también se tiene que ver que la ayuda no le falte a los atletas, sobre todo en este cierre de ciclo olímpico. Ojalá se resuelva de una forma rápida y con lo mejor para todos. 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios