El estímulo presidencial debe llegar sólo a quien lo merece

Nelson Vargas

Debe existir un asesoramiento sobre quién debe recibir estos estímulos, para evitar otorgarlos a muchas personas que no tienen que ver con el resultado deportivo

Se llevó a cabo una rifa de buena voluntad por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador. Con esto, se busca que lo recaudado sea para apoyo a los deportistas olímpicos y paralímpicos que nos representaron en Tokio 2020. Un iniciativa con buen fondo, que no para en entusiasmo; sin embargo, sería bueno que los encargados de dar el visto bueno al listado de beneficiados realmente hagan su trabajo, que no permitan que esta acción del Presidente se desvirtúe, y se evite que se presenten muchos “vivales del deporte”.

Debe existir un asesoramiento correcto sobre quién debe recibir estos estímulos, para evitar otorgar este apoyo a muchas personas que no tienen que ver nada con el resultado deportivo en los Juegos. Ya nos pasó después de los Panamericanos de Lima 2019, cuando determinó que todos los que estuvieron en Perú obtuvieran un apoyo de 240 mil pesos, aunque hubo mucha gente que además de recibir el beneficio de ir a unos Juegos Panamericanos sin merecerlo, —que se logra colar a las delegaciones sin siquiera ser entrenador o de un equipo multidisciplinario, todavía por la falta de orientación para saber quiénes merecen estos estímulos— prácticamente obtuvo de regalo esa cantidad de dinero; literal, sin hacer algo que ayudara a toda la delegación.

Puedes leer: "Julio César Chávez explota contra youtuber por regalarle unos tacones"

En este ejercicio, sin duda, ha beneficiado a muchos deportistas que lo merecen, y queda claro que el Presidente no tiene tiempo para ponerse a investigar si quienes aparecen en la lista son quienes deben recibir ese dinero, y también nos queda claro que quienes deberían  hacer ese trabajo simple y sencillamente no lo hacen, ya sea por falta de capacidad o por querer beneficiar a algunos. Y los que han sido beneficiados sin merecerlo, por supuesto, tampoco han dicho algo, ya que —claro— se quedan con un dinero por no hacer nada. Uno de estos personajes es David Callejas, coordinador técnico de natación de la FMN, quien ya recibió el apoyo por Lima 2019 y el que también se dio en el marco del pasado 20 de noviembre, cuando —en verdad— es un hombre que ni siquiera tendría que haber viajado a Lima y Tokio.

Tal parece que, de nueva cuenta, se hará este ejercicio con la gente que fue a Tokio y esas acciones hacen que las personas que realmente merecen el reconocimiento sigan en su camino, pero —ojo— mientras no haya quien ayude al Presidente a saber quiénes son los que realmente merecen este apoyo, se seguirá manchando un ejercicio que, dentro de todas las carencias que vive el deporte en México, ha sido bueno. No dejemos que se vuelva a desvirtuar esta magnífica idea y que esa persona o personas que deben depurar las listas de quienes deben recibir el estímulo, realmente hagan su trabajo, para dejar de fomentar que existan vivales en el deporte nacional.

[email protected]

 

 

Comentarios