Conseguir una marca A en era pandémica, misión complicada

Nelson Vargas

El COM tiene la obligación de entender lo difícil que es dar una marca A y apoyar a estos muchachos cuando sean considerados por la FINA para ir a Tokio

Después de todas las controversias y de la falta de comunicación que se han presentado de parte de la Federación Mexicana de Natación hacia los integrantes de la Selección Nacional de esta disciplina —que tuvo tanto éxito en Barranquilla 2018 y Lima  2019—,  es bueno analizar lo que está pasando con la natación mundial y que tendría algunos efectos en el futuro de estos muchachos.

A poco más de un mes para que inicien los Olímpicos, de los 878 participantes que la Federación Internacional de Natación presupuestó para que participaran en Tokio, sólo hay clasificados 567, divididos  en 246 mujeres y 321 hombres. Es decir, todavía están lejos de cumplir con esa meta de clasificados y eso tiene una razón.

Las marcas que pide la FINA  para los Olímpicos fueron pensadas y establecidas antes de la pandemia. Este dato es muy relevante, ya que en esos momentos en que se determinaron los tiempos clasificatorios, todos los nadadores del mundo mantenían sus entrenamientos y planeación de manera normal, algo que cambió  con el cierre de actividades  en marzo de 2020.

Ante la falta de preparación, las marcas que están dando los nadadores son muy diferentes a las que había pensado la FINA;  mucha gente no está dando esos tiempos y por eso es que todavía quedan más de 300 lugares. Un ejemplo de esto es lo que sucede en el selectivo del equipo de Estados Unidos, en Omaha, y en donde no se han dado los resultados  esperados. Así pasó con los 400 metros libres varonil, en los que sólo un nadador dio la marca A.

Puedes leer: "Señor Presidente, en el deporte lo están engañando"

Tomando en cuenta los resultados que se han dado en Omaha, en estos trials, en ocho pruebas que se han realizado por lo menos cuatro mexicanos estarían entre los mejores 16, y cuatro más entre los mejores ocho. Por eso es irresponsable que las autoridades del deporte en nuestro país digan que a Olímpicos solamente irán los de marca A, cuando la FINA llevará a algunos con marca B para tener ocho grupos y un total de 32 nadadores por prueba. 

Más irresponsable aún, que la Conade y la FMN digan que los nadadores perderán sus becas si no consiguen la marca A. Quieren quitárselas, a pesar de ser multimedallistas en Centroamericanos y Panamericanos, y cuando estamos viendo lo complicado que es para muchos nadadores en el mundo dar esos tiempos. Si eso no es importante para quien dirige el deporte en México y para quien administra la actividades acuáticas entonces solamente muestran su ignorancia. No se dan cuenta cómo avanza la natación en el mundo y solamente quieren aplicar el garrote.

El COM tiene la obligación de entender lo difícil que es dar una marca A y apoyar a estos muchachos cuando sean considerados por la FINA para ir a Tokio, aunque todavía estarán en Mission Viejo, California, buscando clasificar en la última oportunidad en la alberca.

[email protected]

 

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios