Suscríbete

Los maestros que fundaron el CCH

Mochilazo en el tiempo

Hace 50 años, el 26 de enero de 1971, el Consejo Universitario aprobó la propuesta de un nuevo bachillerato llamado Colegio de Ciencias y Humanidades. Sus primeros profesores fueron llamados “maestros fundadores”, hoy esta generación que venía del movimiento estudiantil del 68 comparte su experiencia y sentir de esos primeros años

principal_profesores_cch_1979_gaceta_cch_unam.jpg
Texto: Daniela Jurado

Se consideran maestros fundadores a quienes educaron a las primeras generaciones de ceceaheros. La mayoría del profesorado estaba conformado por pasantes que se sometieron a pruebas y cursos y que tenían la tarea de transmitir conocimientos básicos y no enciclopédicos, esto como parte del nuevo modelo educativo que proponía y que diferenció al Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de las Escuelas Nacionales Preparatorias, también de la UNAM.

Una de las fundadoras es la doctora Elsa Martínez Ortiz, quien dio clases durante 43 años en el plantel Sur, entró a trabajar ahí a los tres meses de haber terminado su carrera de filosofía, en 1973.

La doctora explica que dicho modelo pedagógico era innovador, partía de las frases “Aprender a aprender”, “Aprender a hacer”, y “Aprender a ser”, las cuales todo el mundo creyó que venían del marxismo, pero un día, mientras leía a John Dewey en Democracia y educación, encontró que en la página 32 mencionaban exactamente esos tres postulados, es decir, comenta, eso viene del pragmatismo.

elsa_martinez_2020.jpg
Dra. Elsa Martínez Ortíz, profesora jubilada del CCH Sur. Crédito: Elsa Martínez Ortíz/ Cortesía.

Por su parte, Virginia Sánchez Rivera, profesora de filosofía desde 1973, empezó dando clases de 7 a 11 de la mañana en el plantel Naucalpan: “Para mí el CCH representa un modelo educativo que ha logrado instaurar lo que para el doctor Pablo González Casanova fue importante: no llenar a las personas de información, sino trabajar por formar seres humanos con conocimientos, actitudes, valores que les permitan seguir aprendiendo”.

carlos_monsivais_visita_1.jpgcarlos_monsivais_visita_2.jpg
El cronista y escritor Carlos Monsiváis de visita en el CCH Naucalpan a inicios de los años 70. Crédito: Ángel de la Rueda/Cortesía.

También lee: CCH, 50 años de formar alumnos libres

Herencia del movimiento estudiantil del 68

“Era una generación que venía del 68, teníamos sueños, pasión, nos enamoramos del CCH y nos queríamos mucho entre colegas”, recuerda la profesora Elsa Martínez Ortiz.

Al hablar de las primeras generaciones de estudiantes es inevitable mencionar la formación política que paulatinamente fueron adquiriendo en las aulas, detalla el profesor Ismael Colmenares “Maylo”, músico, sociólogo y maestro de historia.

Lo cual estuvo relacionado precisamente con quiénes fueron los primeros docentes: “en el CCH entró toda una generación de maestros que veníamos del 68, en ese sentido había mucha propuesta de participación política”, dice Colmenares. Hace poco falleció la profesora del colegio Guillermina Saavedra, quien fue su compañera de lucha.

salon_clases_cch.jpg
Alumnos del CCH Naucalpan tomando clases a principios de la década de los 70. Crédito: Adolfo Patiño/Cortesía.

Ismael Colmenares “Maylo”, maestro desde 1973 comenzó su labor docente en el CCH Oriente con la asignatura de historia de México. De 1982 al 83 fue coordinador del área de historia.

Además es guitarrista y cantante del grupo Los Nakos. Tanto su carrera musical como la teatral, así como sus estudios de sociología le han permitido dirigir grupos de teatro, coros y antologías dramáticas de los ceceacheros.

En entrevista comparte que cuando empezó a dar clases consiguió fusionar todas sus actividades dentro de un sistema de enseñanza que hasta el día de hoy le ha funcionado. Lo que veía en las giras con Nakos lo incorporaba en sus clases; por ejemplo, “a principios de los 80 fuimos a Holanda y pudimos ver cómo se gestaba el movimiento punk, cosa que les compartí a mis alumnos”.

alumnos_y_alumnas_primera_generacion.jpg
Alumnos y alumnas de la primera generación de ceceacheros conviven en la explanada del CCH Naucalpan, inicios de los años 70. Crédito: Adolfo Patiño/Cortesía.

 “Yo estudié en la preparatoria número 5, ahí las cosas eran muy diferentes: estábamos todos sentados y el maestro estaba al frente, había una sola dirección para que tú estuvieras viendo siempre al maestro; aquí en el CCH, en primer lugar, todo está a ras de piso no hay ninguna tarima para que nadie esté por encima de los alumnos, están dos pizarrones para que el docente pueda estarse moviendo de un lado a otro”, comenta.

Además, expone: “Cuando terminó la huelga del 99 de la UNAM me invitaron a incorporarme como jefe de difusión cultural del CCH Oriente y como mi trabajo estaba ya muy vinculado con los estudiantes me invitaron a coordinar el mismo departamento en los cinco planteles de este bachillerato esto fue de 2002 hasta 2018 que renuncié al puesto”.

maylo_2.jpg
“Maylo” en Ciudad Univesitaria en un evento con sus alumnos, al fondo la torre de Rectoría. Cortesía: Maestro Ismael Colmenares.

Una de las características del CCH es que sus profesores trabajan en la creación de material didáctico para sus alumnos, al maestro Ismael le tocó participar en la elaboración de varias antologías, como las que hizo junto con Miguel Ángel Gallo, Francisco González, Arturo Delgado y Luis Hernández sobre historia.

Su método para dar clase de historia consiste en que a la par que enseña algún tema, impulsa proyectos en los que la parte artística de los estudiantes pueda desarrollarse.

“Yo creo que cuando un joven participa creativamente con el conocimiento ahí es donde aprende”. Para esto organiza con sus alumnos festivales de teatro, de música, de cine de literatura y performances.

Actualmente tiene cinco grupos, es maestro de tiempo completo. “Me siento con la energía de seguir dando clases, por eso no me he jubilado”, asegura. 

ismael_colmenares.jpg
Ismael Colmenares con sus alumnos. Foto: Cortesía/ Ismael Colmenares.

Medio siglo de cambios

“Son 50 años desde su creación (del CCH) y el mundo ha cambiado y de ¡qué manera! Quizá sus postulados pedagógicos sigan permeando las teorizaciones sobre cómo debieran ser alumnos y profesores. Pero en la práctica, definitivamente, creo que tendríamos que replantearnos qué tan vigentes son esos principios del modelo educativo”, considera la maestra de asignatura de Taller de Lectura en el plantel Sur, Dulce María Santillán, pues ya que hay otros modelos dentro y fuera del país que promueven en la intervención pedagógica esos principios.

“Hoy en los propios ambientes virtuales de aprendizaje se postulan esos principios. A partir de este año y ante la pandemia que afecta a toda la sociedad y en todos sus ámbitos, habría que replantarse cómo implementar en la enseñanza y el aprendizaje ese modelo educativo que dio origen a este tipo de bachillerato en México”, opina la maestra.

Respecto a que promueve una cultura básica para el bachiller, a la luz de los dos cambios que se implementaron en sus programas de estudio, en 1996 y 2016, y de las transformaciones educativas mundiales, piensa que “habría que realizar una reflexión y estudio amplio para analizar qué tan significativa es para nuestros estudiantes esa cultura básica que dice promover el CCH”.

Compara el antes y el después deslizando la barra central (clic aquí para ver más grande)

La imagen comparativa antigua es de 1984, donde el CCH realiza el Primer Concurso Universitario Juvenil de Ciencias. Crédito del Archivo del CCH. La reciente es del alumnado del CCH en 2019, fotografía tomada de Twitter de la Gaceta del CCH/UNAM. Diseño web: Griselda Carrera.

También del plantel Sur, el maestro de Filosofía, ya jubilado, Pedro Herrera Figuera, habló de la vigencia del plan de estudios:

“Pablo González Casanova decía que el CCH era la Universidad en su permanente renovación. Creo que el modelo se ha ido ajustando a los nuevos tiempos. Así debe ser. Los alumnos y alumnas han cambiado. La sociedad ha cambiado. Hoy tenemos una nueva generación de profesoras y profesores muy diferentes: con nuevas propuestas y tecnologías basadas en las necesidades actuales, sin olvidar las directrices esenciales del Colegio.

Los postulados de aprender a aprender, aprender a ser y aprender a hacer siguen vigentes, y a ellos se les ha agregado el de aprender a convivir. Recuerda que a diferencia de las escuelas tradicionales, “el maestro era un guía no alguien que te impusiera su saber”.

feria_ciencias_cch_sur.jpg
Feria de Ciencias en CCH Sur en el año de 1979. Crédito: Gaceta UNAM.

Considera que, desgraciadamente, siguen existiendo mafias académicas, “amiguismos”, falta de compromiso verdadero por parte de los cuerpos directivos y de algunos profesores y alumnos interesados en mantener sus privilegios.

Además, a su parecer el Colegio adolece de transparencia y neutralidad en los concursos de oposición para conseguir una plaza. Hay diferencias notorias entre los profesores de asignaturas y los de carrera; mientras que éstos perciben salarios inmorales por un trabajo mínimo, aquellos tienen que estar pidiendo grupos a cuenta gotas y haciendo favores para apenas acercarse a un salario digno de un profesionista, dice.

Por su parte, Lidia García Cárdenas, profesora del Taller de Lectura, Redacción e Iniciación a la Investigación Documental, tiene 32 años de dar clases en el CCH, dos en el plantel Oriente y 30 en el Vallejo, comenta:

“Quiero que los jóvenes que egresan del CCH tengan un pensamiento crítico, pero también que estén implicados en el conflicto de otredad, es decir, que se den cuenta de que somos importantes al igual que los demás”.

Alejandra Arana, profesora de Latín en el CCH Vallejo, dice que los estudiantes son conscientes del modelo en que están, lo que hace que se genere una sinergia docentes-alumnos:

“Estar con mis jóvenes, aprender con ellos, por ellos, de ellos. Es lo que le da para mí el sentido de ser docente. Con ellos encontré una voz propia para dialogar, una forma de vincularme con los otros (en lo personal, académico, laboral)”.

alejandra_arana_foto_video_tv_unam.jpg
La maestra Alejandra Arana, más de 20 años de dar clases de Latín en el CCH Vallejo. Imagen tomada del video dedicado al CCH Vallejo de TV UNAM. Foto: TV UNAM.

cch_vallejo.jpg
Instalaciones del conjunto arquitectónico del Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Vallejo, ubicado al noreste de la ciudad. Colección Carlos Villasana.

“Hubo un momento en que me dio por hacer libros para ello invité a los profesores de los cinco planteles…todo era colectivo hasta que el trabajo dentro del Colegio se volvió más individualista por órdenes de arriba, hubo una política diferente que promovía el individualismo”, dice la doctora Elsa Martínez Ortiz.

Narra que luego la competencia era de quién era el maestro que tenía más libros, quién hacía más conferencias, seminarios y cursos. Esto destruyó las relaciones humanas dentro del Colegio. 

“Muchas personas por un aumento de sueldo eran capaces de todo hasta de ponerle el pie a sus colegas. Todo sucedió cuando el neoliberalismo comenzó a permear en todo el mundo”. 

Lo que más extraña del CCH después de su jubilación son los alumnos. “Yo di todo mi amor al proyecto del CCH estaba enamorada de ello, me entregué en cuerpo y alma al Colegio hasta mi último día ahí, recuerdo que salí llorando tras mi jubilación. Sufrí traiciones de parte de amigas colegas; sin embargo, mi cariño, entrega y energía jamás disminuyeron”.

ceceacheros_1.jpgceceacheros_2.jpgceceacheros_3.jpg
Alumnos de la primera generación del CCH plantel Naucalpan, primeros años de la década de los 70. /Adolfo Patiño/Cortesía.

La maestra Arana comparte: “Las sociedades y los perfiles de los alumnos cambian, por lo que debemos actualizarnos. Los jóvenes que tan generosamente regresan a saludar, a compartir sus caminos, me recuerdan el compromiso de seguir aprendiendo para poder, a mi vez, compartir con ellos mis caminos”, puntualizó quien fuera también maestra de quien esto escribe.

clases_en_el_cch.jpg
Profesor decano y alumnos tomando clases en un laboratorio del CCH. Foto tomada de Twitter CCH / UNAM.

Fuentes:

  • Archivo de EL UNIVERSAL y Archivo Fotográfico del CCH, “Festeja CCH su 45 aniversario” de la página de Fundación UNAM, “Historia del Colegio de Ciencias y Humanidades” en la página oficial del CCH.
  • Entrevista a maestros y profesores jubilados del CCH de diversos planteles: Alejandra Arana, Dulce María Santillán, Elsa Martínez Ortiz, Ismael “Maylo” Colmenares y Pedro Herrera Figuera.
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios