Las fotonovelas, las publicaciones que sedujeron a los lectores mexicanos

Las fotonovelas, cuyos antecedentes son las historietas, comenzaron a publicarse en México en los años 60, aunque su época dorada fue en los 70. En ellas iniciaron sus carreras artistas como Verónica Castro, José José, Juan Gabriel, Lucía Méndez y Vicente Fernández. Hoy son un artículo perseguido por coleccionistas, en su mayoría hombres

Escena de María Félix en la fotonovela “Cita de lujo”, protagonizando la historia “La Farsante” publicada en 1971. Crédito: Catálogo de Historietas de la Hemeroteca Nacional de México.
26/12/2020 00:00 Actualizada 02:28
Guardando favorito...

catalogo_pepines_unam_citadelujo_45_2.jpg
Texto: Carlos Villasana y Ruth Gómez

En estos tiempos donde gran parte de nuestro día a día se desarrolla en imágenes a través de una pantalla, platicaremos sobre una de las publicaciones más emblemáticas y populares que existieron y que marcaron a varias generaciones de aficionados: las fotonovelas

Para conocer más al respecto nos acercamos a Alejandro Luna, creador y administrador de la página de Facebook “Fotonovelas de México” y aficionado del género quien comentó a El Gran Diario de México que, de acuerdo con diversos autores, el origen de las fotonovelas en México está ligado a los “pepines”, nombre que recibieron las historietas ya que en 1936, apareció el primer número de la legendaria revista “Pepín”.

En la página oficial de “Pepines, Catálogo de Historietas de la Hemeroteca Nacional de México”, Juan Manuel Aurrecoechea Hernández escribió que la historieta fue un “fenómeno cultural que convocó a millones de lectores en la segunda mitad del siglo XX”; por lo que la aceptación que tenían las publicaciones con diálogos e ilustraciones en la sociedad, las fotonovelas, tuvieron un gran recibimiento.

Compara el antes y el después deslizando la barra central (clic aquí para ver más grande)

La fotografía antigua es de la fotonovela  "Novelas de Amor", una de las primeras de los 60. La otra imagen donde se observa a Niurka y al actor Mauricio Islas es la portada de una fotonovela del 2001, del mismo título, que se intentó relanzar sin éxito pues al poco tiempo se descontinuó. Fotos: Colección Carlos Villasana y Fotonovelas de México. Diseño web: Griselda Carrera. 

Las primeras fotonovelas 

Fue en 1962 que se imprimió la primera fotonovela llamada “Novelas de Amor”, de Novedades Editores, cuyos primeros 140 números fueron historietas dibujadas y ya para 1963 comenzaron a ser fotonovelas con actores y actrices: “era como cine o televisión con imágenes”, dijo Alejandro.

Entre los artistas que iniciaron sus carreras en las fotonovelas figuran: Verónica Castro, José José, Juan Gabriel, Lucía Méndez, Vicente Fernández, Irma Lozano, Alma Muriel, Norma Lazareno, Jacqueline Andere, Jorge Rivero, Andrés García, Mónica Prado, Fernando Allende y muchos más.

veronica_castro_y_jose_jose.jpg
Verónica Castro y José José, dos grandes que en los inicios de sus carreras artísticas participaron en fotonovelas en las décadas de los 60 y 80. Aquí junto a Raúl Velasco, conductor del programa televisivo Siempre en Domingo. Archivo EL UNIVERSAL.

irma_lozano.jpg
norma_lazareno.jpg
Grandes actrices como Irma Lozano y Norma Lazareno participaron también en varios números de fotonovelas que llegaban a otros países sobre todo de Latinoamérica. Archivo EL UNIVERSAL.

Así fue como la fotonovela y la historieta gráfica empezaron a ser “competencia” en el gusto de los mexicanos ya que ambas eran para todo público y entre sus temáticas estaban el romance, el drama —como el abandono de los hijos o la explotación sexual de las mujeres.

Las de comedia eran farsas, “enredos” amorosos y situaciones simples, pero simpáticas —como una fotonovela llamada “Un Cadáver Psicodélico” de 1968—; también había “para adultos”—con temáticas sexuales, de abuso de sustancias o con desnudos parciales— o de famosos como Capulina y El Santo.

Los años 70, época dorada 

Según Alejandro, la mejor época para las fotonovelas fue en los años 70, con tirajes de 240 mil ejemplares a la semana que no sólo se vendían en México, sino también en Centro y Sudamérica; de ahí el reconocimiento internacional que tenían tanto los actores como las actrices que las protagonizaban.  

Dependiendo de la fotonovela, el elenco podía ser el mismo —una historia con diferentes capítulos semanales— o con variaciones. Los costos también eran diversos ligados al número de páginas, en promedio estaban entre 3 y hasta 6 pesos.

jorge_rivero.jpg
andres_garcia.jpg
Los actores Jorge Rivero y Andrés García fueron también galanes de historias en las fotonovelas. Archivo EL UNIVERSAL.

En los años 70 las fotonovelas eran tamaño carta, con interiores impresos en blanco y negro y sólo algunas a color. Para 1976 se cambió el formato a media carta y en 1986 editaron algunos títulos en formato de libro de bolsillo, “sin embargo, a finales de los 80 la señora Silvia Pinal retomó la fotonovela para el público con ejemplares tamaño carta”, explicó el entrevistado.

cortesia_fotonovelas_de_mexico_mujer_casos_de_la_vida_real.jpg
Fotonovela de Mujer, casos de la vida real, número 21 publicada en 1989, protagonizada por Leticia Perdigón y Rodrigo Ramos. Argumento: Carmen Daniels; fotografía: Armando Villanueva; dirección de Carmen Flores y producción de Silvia Pinal. Cortesía Fotonovelas de México.

A pesar de que las fotonovelas eran —y siguen siendo— parte de la cultura popular mexicana, el costo del papel, los gastos de edición aunado al desarrollo de otros productos de entretenimiento llevaron a una baja en ventas y poco a poco, a su desaparición.

Sobre su gusto por este género, Alejandro comparte que cuando era pequeño no tenía luz en su casa y las fotonovelas eran su única forma de entretenimiento; poco a poco fue coleccionando ejemplares hasta llegar a los poco más de 2 mil que hoy comparte en su página de Facebook “Fotonovelas en México” .  

fotonovela_cita_1974_coleccion_villasana_torres_9.jpg
fotonovela_cita_1974_coleccion_villasana_torres_1.jpg
Escenas de la fotonovela "Cita" protagonizada por Joaquín Cordero y Alicia Encinas en 1974, con una historia de la autoría de Federico Curiel. Su costo era de $3.20 pesos en México, $0.45 dólares ó $0.35 quetzales en Guatemala. Colección Villasana - Torres.

“Principalmente mi idea era compartir con amigos mi pequeña colección de revistas de Fotonovelas (...) después vi que gustó mucho y la finalidad ahora es rendir un homenaje o tributo a esa maravillosa industria, me siento muy contento y feliz de servir y ayudar a algunos que añoran esa época”. 

Debido a ello, ha recibido mensajes de varios actores de las fotonovelas como: Enrique Novi, Ana Lilia Tovar, Carmelina Encinas, Victoria Ruffo, Verónica Castro o de hijos de directores de fotonovelas. 

En un mensaje de audio, Verónica Castro le comentó que la había regresado “mil años hacia atrás” y estaba agradecida con él por haber tenido la paciencia de guardar todo ese material que era parte de su historia.   

cortesia_fotonovelas_de_mexico_veronica_castro_1.jpg
cortesia_fotonovelas_de_mexico_veronica_castro_2.jpg
Número 514 de la fotonovela “Chicas” edición del 13 de abril de 1978 titulada Una muchacha Valiente y protagonizada por Verónica Castro, Julio César Imbert, entre otros. La dirección general estuvo a cargo de Manuel de Landa. Crédito: Fotonovelas de México. 

cortesia_fotonovelas_de_mexico_novela_musical_672.jpg
Edición de Novela Musical, número 672, en Cariño Falso del 10 de septiembre de 1982, con Salvador Pineda y Carmelina Encinas. Crédito: Fotonovelas de México.

Tesoros del pasado

“Las más buscadas o más solicitadas son sin duda, las de ediciones ELE, que fue una editorial de fotonovelas ya extinta dirigida por el señor Manuel de Landa, ya que eran las de mejor calidad y fotografía. Una de las más difíciles de conseguir, quizás la única que realizó la señora María Félix, es la fotonovela 'Cita de lujo', titulada 'La Farsante' y una de 'Tin Tan'”, explicó. 

 
El productor Enrique Gou explicó la temática de la fotonovela protagonizada por María Félix en 1971.

Juan Carlos Ramírez se dedica a la venta de este tipo de material gráfico que hoy ya no se produce. Hasta antes de la pandemia se podía encontrar los fines de semana en el Jardín Dr. Ignacio Chávez de la Colonia Doctores, pero debido a la contingencia sanitaria muchos de sus clientes lo contactan por mensajería instantánea y coordinan un punto para la compra - venta, los precios de estas revistas, ahora de colección, varían según la fotonovela y el actor protagónico.

Para él, el éxito de las fotonovelas se debía, en cierta parte, a que eran producidas y editadas en México y considera que eran del gusto del público porque estaban a su alcance, eran un pasatiempo para la lectura que se parecía un poco al “chisme”, había curiosidad por lo que pasaría después con los protagonistas.

juan_gabriel.jpg
lucia_mendez.jpg
Juan Gabriel y Lucía Méndez también participaron como actores en las fotonovelas de los 60 y 70. Archivo EL UNIVERSAL.

Dentro de los títulos más conocidos están: “Corín Tellado”, “Capricho”, “Cita”, “Chicas”, “Ternura” o novelas de amor, novela musical como “Fiesta”, “Casos de alarma”.

Entre los artistas que protagonizaban las fotonovelas por las que suelen preguntar mucho sus compradores son: Sasha Montenegro, Lucía Méndez, Verónica Castro, Angélica María, Andrés García y Olga Breeskin.

cortesia_fotonovelas_de_mexico_lujo_lucia_mendez.jpg
Portada de la fotonovela Cita de lujo con Lucía Méndez, Marga López y Jaime Moreno en “Una joven ante la vida”. Crédito: Fotonovelas de México. 

“Como pasa con las publicaciones viejas o antiguas, se convierten en coleccionables y así comienza el estudio de las mismas. El público es diverso, va desde los 18 hasta los 50 años predominando los de 25 a 45, porque son personas que les interesa el tema —a nivel personal o profesional— y la mayoría son del sexo masculino”, explicó Juan Carlos, así como que el género más buscado y escaso es el de terror

En la primera mitad de la década de 1990 se dejaron de publicar fotonovelas y a pesar de que en 2001 se hizo un intento para rescatarlas, retomando el título "Novelas de Amor" de las primeras fotonovelas de los 60; sólo se publicaron tres números y luego fueron descontinuadas.

La fotografía principal es una escena de María Félix en la fotonovela “Cita de lujo”, protagonizando la historia “La Farsante” publicada en 1971. Crédito: Catálogo de Historietas de la Hemeroteca Nacional de México.

Fuentes:
Alejandro Luna, creador y administrador de la página de Facebook “Fotonovelas de México”
Juan Carlos Ramírez, vendedor de revistas coleccionables antiguas.
Catálogo de Historietas de la Hemeroteca Nacional de México.
 

Comentarios