Se encuentra usted aquí

Así termina una epidemia

A cuatro décadas del primer brote registrado en África en 1979, la OMS declaró este año el fin de la segunda epidemia más mortal del virus de ébola. Hoy existe una vacuna contra el virus y la última paciente infectada fue dada de alta en marzo
Ébola
29/03/2020
00:30
-A +A
Texto: Aída Castro Sánchez

“Como última superviviente, doy muchas gracias y rezo a Dios” dijo Semida Masika al recibir su certificado de supervivencia al virus del ébola, brote que afectó a la República Democrática del Congo (RDC) en 2018.

Mientras el mundo entero ponía atención en la reciente pandemia de covid-19, el pasado 3 de marzo Masika fue dada de alta del centro de tratamiento en la ciudad de Beni, en la RDC.

Médicos y enfermeras celebraron aquella alta de la paciente en medio de alegres bailes y cantos, vestidos de verde y blanco portando botas blancas.

 
foto_1_43.jpg
Semida Masika recibió en marzo de 2020 su certificado de supervivencia al brote del virus de ébola en África. La epidemia inició en 2018. Crédito: Agencias.

El pasado 4 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el fin de la segunda epidemia más mortal de ébola en la RDC la cual dejó más muertos que el primer brote registrado en 1979.

Más de un año tardaron los servicios médicos internacionales en ponerle fin a la epidemia surgida el 1 de agosto de 2018. El virus comenzó a propagarse en las provincias de Ituri y Kivu del norte que dejó a la fecha 2 mil 264 personas muertas, según datos de la OMS.

foto_2_40.jpg
La experiencia del continente africano en el manejo de medidas sanitarias los ha llevado a implementar de forma rápida mecanismos para contener brotes epidémicos. Crédito: Agencias.

Sin más pacientes con ébola hasta el 2 de marzo, el organismo internacional de salud anunció que esperaría una cuenta regresiva de 42 días para declarar el fin de la segunda epidemia del virus.

“Todavía no es el final del ébola en la República Democrática del Congo. Debemos permanecer vigilantes en las próximas semanas y más allá”, expresó la doctora Matshidiso Moeti, primera mujer en ser elegida Directora Regional de la OMS para África.

El organismo de salud internacional explica que el ébola, también llamada fiebre hemorrágica, se transmite a los seres humanos en contacto con animales salvajes o de otra persona enferma por el virus. Provoca vómito y diarrea, hemorragias internas afectando riñones e hígado.

El tratamiento de apoyo temprano con rehidratación, entre otras medidas, son de gran apoyo para la supervivencia. Los síntomas son fuerte dolor de cabeza, dolor en articulaciones y temperatura elevada.

El virus fue detectado por primera vez en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (hoy Sudán del Sur) y Yambuku (República Democrática del Congo) que dejó 431 personas muertas, de acuerdo con la OMS.

El ébola se propagó en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo con los fluidos corporales de infectados.

Durante estas epidemias, médicos y enfermeras que tratan a pacientes con ébola se han infectado al no aplicar estrictamente medidas de sanidad y también por la falta de infraestructura especializada, lo cual ha facilitado el surgimiento del virus, como lo señalan algunas notas periodísticas.

foto_3_43.jpg
La falta de infraestructura sanitaria en África ha facilitado la expansión de brotes epidémicos. Crédito. Agencias.

El brote más grave dejó 11 mil muertes

Del 2014 al 2016 perdieron la vida más de 11 mil personas en África occidental. Un segundo brote del virus afectó a Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria, países con una economía dañada por años de guerras internas, la ignorancia y la falta de infraestructura sanitaria, de acuerdo con noticias publicadas.

Como lo mencionó la OMS: “este brote era el más grave en casi 40 años desde que fue identificado por primera vez en humanos. Esto fue en parte por la debilidad de los países afectados actualmente donde los sistemas sanitarios son frágiles y carecen de recursos humanos, financieros y materiales”.

La pobreza es otro de los factores que contribuyeron a la propagación del virus en la región africana. De acuerdo con datos del Índice de Desarrollo Humano de la ONU 2014, que mide la salud, educación y riqueza de un país, ubica a estas naciones en los últimos lugares.

La precariedad llevó a la gente a exponerse al virus del ébola al adentrarse en la selva para cazar y encontrar madera, factor que vulnera al personal de salud. El organismo de la Unicef informaba que los niños también resultaron afectados al quedarse sin uno o los dos progenitores, quienes murieron por la enfermedad.

En 2014 el ébola salió de la región africana y llegó a Estados Unidos, Reino Unido y España. En cada uno de estos países se registró un deceso, aunque la nación norteamericana tuvo cuatro casos de infección. Al año siguiente, de acuerdo con la OMS, Italia registró un caso.

foto4_4.jpg
La epidemia de ébola del 2014 en África provocó que fuera necesario hacer un llamado a médicos de otras naciones para combatirla. Crédito: Agencias.

El 8 de agosto de 2014, al llegar a casi mil muertos por ébola, la OMS declaró la emergencia de salud pública internacional.

El primer caso de ébola diagnosticado en EU se registró el 30 de septiembre de 2014 y se anunció cuando un paciente fue ingresado en un hospital de Dallas (Texas). El enfermo viajó infectado por el virus desde Liberia al país vecino.

Un mes después el gobierno norteamericano elevó a nivel 1 su alerta ante el brote. El 3 de octubre se anunció otro caso en el Hospital de la Universidad de Howard, de acuerdo con un reporte del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta.

El 8 de octubre de ese mismo se dio a conocer el contagio de una enfermera española al tocar su cara con los guantes o el traje de protección que usaba mientras atendía a un sacerdote que murió por el virus.

Varias fueron las medidas que se tomaron ante la exportación del virus. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó restricciones de viaje a los diagnosticados con el mal y a quienes hubieran tenido contacto con ellas.

México recomendó a sus ciudadanos no viajar a países de África como Nigeria, Sierra Leona, Liberia y Guinea, seguir las medidas básicas de higiene y evitar el contacto con enfermos. A los que viajaron a estos lugares se les pidió estar atentos ante la presentación de fiebre, dolor de cabeza o muscular.

foto6_3.jpg
La pobreza y la precariedad del continente africano lo ha hecho vulnerable a las epidemias. Crédito: Agencias.

Peligrosas ceremonias de inhumación

La OMS señaló que otro factor de considerable infección son las ceremonias de inhumación que realizan las familias al cadáver, al elevarse el contagio mientras el virus está presente en la sangre.

“Cuando alguien muere, ellos acostumbran a lavar el cadáver y a celebrar un funeral masivo. Eso era un desastre médico porque la carga viral en el momento de la muerte es máxima, así que la enfermedad se propagaba mucho. Por eso tuvimos que intervenir. No permitíamos tocar el cadáver y se aseguraba el entierro”, dijo el médico mexicano José Antonio Delgado en una entrevista publicada en este diario en 2017.

foto_5_39.jpg
“Ellos (los residentes africanos) acostumbran lavar el cadáver y a celebrar un funeral masivo. Eso era un desastre médico porque la carga viral en el momento de la muerte es máxima…no permitíamos tocar el cadáver y se aseguraba el entierro”, dijo el médico mexicano José Antonio Delgado en una entrevista en 2017. Crédito: Agencias.

El galeno trabajó un año para la OMS en Guinea durante la epidemia que mató a miles en África en los años 204-2016. “La labor que se hizo allí fue tan buena que permitió mejorar servicios y protocolos en África”, dijo Delgado.

Una vacuna, la esperanza

“Los brotes de ébola pueden contenerse incluso sin vacuna o cura, pero la combinación de la pobreza, sistemas de salud disfuncionales y miedo no indican un pronto fin a este brote”, habría dicho Margaret Chan en el 2014.

 “La OMS aceleró la autorización y el desarrollo de la vacuna contra el ébola certificando que cumplía los criterios de calidad, seguridad y eficacia de la Organización, en lo que fue el proceso de precalificación de una vacuna más rápido jamás realizado por el organismo, el cual fue anunciado en noviembre de 2019”, reportó en un comunicado.

Se espera que la vacuna para curar el ébola se registre en más países y en las próximas semanas de este 2020, además de la República Democrática del Congo, Burundi, Ghana y Zambia, mientras varias naciones como Estados Unidos, Francia, China y Rusia ya realizan pruebas contra el coronavirus, el cual se ha expandido a nivel mundial desde diciembre del 2019.

Fuentes:

Archivo y Hemeroteca de EL UNIVERSAL
“José, el mexicano que ayudó a combatir el ébola”, EL UNIVERSAL 3 de diciembre de 2017.
Organización Mundial de la Salud (OMS)
Centros para el Control de Enfermedades (CDC)
USAID
Comité de Salud de China, Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC)
Ministerio de Sanidad
Jama Network
Universidad de Sevilla
Universidad de Medicina Johns Hopkins
https://coronavirus.jhu.edu/map.html