Suscríbete

El 2020 quedará registrado

Miguel Ángel Margáin

No cabe duda de que el año que estamos por despedir pasará como uno de los más interesantes que a las generaciones actuales nos haya tocado vivir. Más allá de los sentimientos encontrados que ha generado, 2020 marcó un parteaguas en varias facetas del quehacer diario del mundo.

Si bien cada año trae cambios a tal o cual rama o materia, coincidentemente el 2020 trajo al sistema de propiedad intelectual grandes cambios, mayormente positivos. En este año, si bien se confirmó el valor e importancia de las marcas, hemos comprobado que además de lo económico y mercantil, éstas han demostrado la responsabilidad social de las empresas que distinguen. Fuimos testigos que, al sumarse a las campañas con motivo de la pandemia, el apretón de manos de Mercado Libre pasó a un saludo de codos; que el distanciamiento social alcanzó a los arcos dorados de McDonald’s y a los aros de AUDI, y que Heineken México comparte con muchos de nosotros, a través de su campaña con la canción “Vuelve”, la esperanza para volver poco a poco a nueva normalidad.

A escala internacional, 2020 deja huella en el terreno de la propiedad intelectual. A nivel global, el tema sobre la patente de la vacuna contra el Covid-19, que mucho dio de que hablar incluso antes de que hubiese tal, será ampliamente discutido en 2021. En Europa, se lanzó un ambicioso plan de acción de propiedad intelectual para la recuperación de la Unión. En Asia, continente que confirma su dominio por cuanto a número de solicitudes de patentes y marcas, China lideró el escenario al culminar, con reformas administrativas y judiciales, un plan multianual en materia de marcas y patentes, e iniciar uno nuevo con resultados para 2021 en materia de diseños y patentes farmacéuticas.

Norteamérica no sólo no se quedó atrás, sino que se lleva las palmas en 2020 al dar al mundo, con la entrada en vigor del T-MEC, los máximos estándares en propiedad intelectual. Los efectos del tratado no tardaron, ni han dejado de actualizarse: México y Estados Unidos han suscrito acuerdos e iniciado la cooperación en materia de trámites de patentes cuyos beneficios se extienden más allá de los inventores y titulares de éstas.

Para el sistema de propiedad intelectual mexicano, 2020 representa literalmente un parteaguas. Nuestro sistema entra a un grado de madurez que lo sitúa como uno de los más modernos del mundo. La nueva Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, las reformas a la Ley Federal del Derecho de Autor y al Código Penal Federal fortalecen el sistema y a su autoridad, dotándola de mayores facultades y capacidad de acción. Los cambios en la legislación trajeron cambios benéficos en la administración y gestión de trámites, tan es así, que no obstante la pandemia, el sistema mexicano sigue funcionando.

Nos despedimos de 2020, pero no de los cambios y sus efectos, pues de los mismos tendremos que ocuparnos en 2021 para seguir fortaleciendo a la PI.

In memoriam
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz (1974-2020)
Exgobernador y gran promotor de la Propiedad Intelectual en Jalisco.

 

@MA_Margain
TEMAS RELACIONADOS

Comentarios