Se encuentra usted aquí

La salud y la razón de Estado

06/05/2020
02:31
-A +A

Ciudadanos sanos garantizan un país con futuro.

El ejercicio legítimo de un cargo público se sustenta en las atribuciones que le confiere la ley, y es fundamento de las decisiones de los gobernantes.

Hoy, las prioridades están concentradas en la prevención, combate y tratamiento del Covid-19, como tarea primordial del Estado mexicano para velar por la salud de sus habitantes.

La salud pública es un mandato constitucional y su preservación es una de las razones fundamentales del Estado mexicano que motiva e inspira las decisiones y políticas sin menoscabo de los derechos humanos fundamentales y las libertades ciudadanas.

En México la persuasión de las autoridades sanitarias para prevenir la cadena de contagios mediante el aislamiento voluntario ha sido efectivo.

En otros países se han establecido normas estrictas de cautiverio social, con restricciones temporales y sanciones que atentan contra los más elementales conceptos de libertad y derechos humanos.

El próximo 14 de mayo se conmemorará el trigésimo séptimo aniversario luctuoso del primer Presidente civil del México moderno, Miguel Alemán Valdés. De su mandato en los años de la postguerra (1946-1952) contamos con obras e inversiones que continúan dando beneficios al país.

En particular merecen mención algunas de las políticas en salud más relevantes en el estudio de la evolución de las políticas de salud del Estado mexicano contemporáneo y los avances sustanciales en la prevención y tratamiento de las enfermedades infecto-contagiosas más comunes de esos años, como la tuberculosis, el paludismo y las campañas preventivas de vacunación contra la poliomielitis, entre otras.

En su mandato se construyó y se inauguró la obra civil y parte del equipamiento del Hospital La Raza, el 12 de octubre de 1952, el cual sería el primer hospital de especialidades para sus derechohabientes.

Adicionalmente, en ese periodo presidencial se construyó el edificio donde hasta la fecha se encuentran las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el Paseo de la Reforma No. 476, una obra emblemática del arquitecto Carlos Obregón Santacilia.

En coordinación con las organizaciones patronales aumentó la integración de los trabajadores derechohabientes al IMSS y también se estableció el número telefónico de emergencias 07 para la atención de los asegurados.

Para la prevención y tratamiento de la llamada “peste blanca” se reforzaron las tareas del Comité Nacional de Lucha contra la Tuberculosis. Se recabaron ingresos por la venta de estampillas postales y certificados con los que la iniciativa privada, la ciudadanía y la sociedad civil complementaron las inversiones públicas. En su mandato se construyeron el Hospital Gea González y dos hospitales para tuberculosis, en Perote, Veracruz, y en Guadalajara, con 320 camas cada uno.

Además se realizaron estudios toráxicos de rayos X gratuitos, dado que en sus etapas tempranas es asintomática y es fuente de contagio de alto riesgo.

Merece mención la aportación de don Manuel Suárez para la creación y equipamiento de un pabellón y un laboratorio para las investigaciones que realizaba el Dr. Arturo Rosenblueth en el área de fisiología del Instituto Nacional de Cardiología.

Para prevenir el paludismo se intensificó la fumigación de esteros y el control fitosanitario para combatir la epizootia de la fiebre aftosa.

Debemos reconocer que un pueblo sano es requisito de una economía fuerte. El falso dilema entre economía y la preservación de la salud requiere de un enfoque simultáneo de políticas públicas y de la participación ciudadana para lograr una pronta recuperación económica.

Rúbrica

Cinco de Mayo. ¿Lo que conmemoran en los Estados Unidos en esta fecha será mañana motivo de ofensas en la campaña electoral?


Político y escritor. @AlemanVelascoM
[email protected]

Miguel Alemán Velasco
Nació en Veracruz el 18 de marzo de 1932. Egresado de la UNAM, es licenciado en Derecho.