Se encuentra usted aquí

Discurso de oídas sobre el rey bueno

15/06/2020
03:38
-A +A

“Ojalá fuera más fácil separar entre buenos y malos. La vida seria más sencilla: los que obedecen al jefe son buenos y los que se niegan, son malos. ¿Por qué son malos? Porque el jefe no actúa nunca de mala fe; de hecho es el más bueno que hemos tenido. El sí entiende lo que queremos porque ha recorrido los pueblos y conoce a la gente: mientras otros hacían dinero él escuchaba a la gente. Pero además leyó libros: algunos libros de historia y biografías de los héroes patrios, para aprender de ellos.

“El proyecto del jefe es hacer cosas buenas. Quiere que toda la gente viva mejor y sabe que, para que eso suceda, hay que ayudar primero a los pobres. También quiere ayudar a los viejos porque sabe que para ellos es más difícil ganarse la vida y así ayuda también a las familias que no tienen dinero para mantenerlos. Quiere ayudar a los discapacitados: a quienes no pueden valerse por sí mismos y más todavía si son niños o jóvenes, mientras aprenden un oficio o encuentran un trabajo para salir adelante. Quiere darles becas a los muchachos que estudian y quiere que todas las personas tengan servicios de salud gratis. Quiere ayudar más a quienes son negros o indígenas, porque a ellos la gente los discrimina. Y quiere ayudar a los campesinos: a la gente que cultiva su tierra y la cuida.

“El jefe quiere que haya trabajo: mucho trabajo, empezando por los más pobres. Por eso está haciendo obras públicas grandes en los lugares donde hay más pobreza: para generar más de dos millones de empleos y, luego, para que esas obras ayuden al desarrollo. Es decir, que sirvan para que la gente siga teniendo trabajo y no tenga que irse a otro lugar a buscarlo, mucho menos a Estados Unidos. También quiere asegurar la producción de energía para todo el país: que nunca falten la gasolina, ni el gas, ni el diesel, ni la electricidad y por eso quiere que seamos capaces de producirlas en México y que sean siempre propiedad de los mexicanos.

“El jefe también quiere que haya paz y seguridad. Todas las madrugadas se reúne con sus colaboradores cercanos para revisar los avances. Y aunque ya lo sabía desde mucho antes porque así lo escribió, pronto se dio cuenta de que el Ejército era el único que podía enfrentar a la gente más violenta de México: a los grupos de criminales. Por eso decidió crear una guardia nacional con la ayuda de militares y marinos y luego decidió que fueran ellos, los militares, quienes se ocuparan de resolver el problema. Lo hizo porque quiere que haya paz en todo el país.

“Sabe que todo lo demás sale sobrando. Si la gente está en paz y tiene salud y sustento habrá bienestar y felicidad. Por eso está poniendo todo el dinero que puede en esos programas, en las obras que está construyendo y en la seguridad. El resto de las cosas que antes hacía el gobierno se pueden quitar y de hecho las está quitando, porque eran pura simulación para gastar el dinero y promover redes de corrupción. Inventaban organismos para quedarse con el dinero. Así que el jefe está ahorrando y está evitando que haya corruptos. No quiere que haya gobierno rico con pueblo pobre.

“Los malos no quieren obedecer porque no quieren que esto suceda y en cambio protegen sus privilegios. No desean que este proyecto, que llamamos la 4T, tenga éxito para que la gente viva feliz y tranquila, en sus tierras, en sus trabajos y con sus creencias religiosas: espirituales. Por eso es muy importante apoyar al jefe en las próximas elecciones, para que vuelva a ganarles a todos los malos y nadie pueda impedir que esta idea simple y generosa de México pueda prosperar. Si el jefe gana las elecciones en el 2021, ya no habrá marcha atrás. Si gana otra vez dejará todo atado, como decía otro jefe allá por España: atado y muy bien atado, para que ya nadie pueda cambiarlo. ¡Ojalá fuera más fácil separar entre buenos y malos!”

Investigador del CIDE

Mauricio Merino
Mauricio Merino es doctor en Ciencia Política por la Universidad Complutense de Madrid. Ha escrito y coordinado varios libros y ensayos sobre su especialidad.