Slim se quedará con el segundo tramo del Tren Maya

Mario Maldonado

La suerte está echada para Carlos Slim. Mañana jueves, el ingeniero se adjudicará el segundo tramo del megaproyecto del Tren Maya con un contrato que supera 18 mil millones de pesos y representará su mayor obra obtenida durante la actual administración.

Su empresa Carso Infraestructura y Construcción (CICSA), en consorcio con la española FCC Construcción, de la que Slim también es accionista, ofertó 15 mil 994.6 millones de pesos más IVA, lo que da un total de 18 mil 533.7 millones de pesos. Con dicha propuesta, el Fonatur, encabezado por Rogelio Jiménez Pons, otorgará a Slim uno de los principales proyectos del gobierno federal, según información a la que tuvo acceso esta columna.

La construcción del segundo tramo del Tren Maya consta de 222 kilómetros de vía para conectar los municipios de Escárcega y Calkiní, en Campeche.

La oferta del ingeniero no fue la más baja, sino que quedó por arriba de al menos otras cuatro propuestas. Grupo Vázquez del Sur, en consorcio con CICPA y la firma española Rubau, ofertaron 16 mil 49 millones de pesos; Citcocomex Group, 16 mil 382 millones de pesos; COPASA, en consorcio con Pinfra, de la familia Peñaloza, 18 mil 157 millones de pesos; y GIA+A, de la familia Gerard, 18 mil 543 millones de pesos.
China Railway, la empresa que construiría el fallido Tren México-Querétaro, reapareció en el concurso con una oferta cercana a la de Slim, por 18 mil 987 millones, y más arriba estuvo el ganador del Tramo 1 del Tren Maya que correrá de Escárcega a Palenque, Mota-Engil, con 19 mil 425 millones de pesos.

Las propuestas más altas corrieron por cuenta de ICA, que ofertó sus trabajos por 20 mil 745 millones de pesos; La Peninsular, de Carlos Hank, con 20 mil 403 millones; y CAABSA con una oferta de 21 mil 800 millones de pesos.

De concretarse la adjudicación a CICSA, como todo indica, Slim se llevaría su más grande contrato en los tiempos de Andrés Manuel López Obrador, pues antes había recibido adjudicaciones que no rebasan 7 mil millones de pesos.

Pemex, a cargo de Octavio Romero, le entregó el contrato para la construcción de una infraestructura marina en el Golfo de México, cuyo valor alcanza 2.4 mil millones de pesos, más 191.7 millones de dólares.

Tal adjudicación correspondió a la ingeniería y construcción de las unidades MALOOB-E y MALOOB-I, en Campeche, un contrato que se concretó el pasado 21 de octubre, justo en las fechas en que Slim anunció una multimillonaria inversión en infraestructura por 100 mil millones de pesos en el país durante el actual sexenio.

Las empresas del primer tramo

El jueves pasado, el Fonatur adjudicó al consorcio encabezado por Mota-Engil México, firma que representa el empresario José Miguel Bejos, y China Communications Construction Company LTD, el primer tramo del proyecto del Tren Maya, que consta de 227 kilómetros de vía entre Palenque, Chiapas, y Escárcega, Campeche.

De acuerdo con Fonatur, el consorcio ganador fue elegido tras analizar 14 propuestas y los oferentes fueron escudriñados por expertos de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y la Secretaría de la Función Pública. Es decir que hubo transparencia en el proceso, como se supone que habrá en las adjudicaciones de los tramos dos y tres en los que participan casi las mismas empresas que en el primero.

El contrato asciende a 15 mil 538.1 millones de pesos y la voz cantante la lleva Mota-Engil, con una participación de 52% del consorcio. La empresa que dirige José Miguel Bejos ya participa en otros proyectos con el Fonatur, como es el caso de Costa Canuva, en Nayarit, y según el actual director del Fideicomiso, Rogelio Jiménez Pons, no se encontraron irregularidades que le impidan a esta empresa participar en nuevos proyectos.

Con respecto a la empresa China Communications Construction Company LTD (CCCC), se ha confundido con la firma China Railway Construction Corporation, la cual participó en la licitación del Tren México-Querétaro, pero son diferentes. También se señala que CCCC está inhabilitada por el Banco Mundial, pero el caso fue cerrado y superado en 2017, tras comprobar una serie de cambios en su estructura y procesos internos que fortalecieron sus políticas de cumplimiento y transparencia. Hoy cotiza en la bolsa de valores de Hong Kong y es una de las más importantes en los mercados asiáticos.

Plana mayor de Televisa se recorta sueldos

La crisis por la pandemia del coronavirus ha golpeado a prácticamente todas las industrias, incluidas las de contenidos y entretenimiento, lo cual ha obligado a sus accionistas y directivos a hacer ajustes en sus costos y gastos para sortear la emergencia sanitaria y económica sin afectar en la medida de posible a su planta laboral.

Ayer el Grupo Televisa anunció un plan de reducción de costos en cual incluye la cancelación y/o postergación de producciones y la reducción de salarios a sus principales directivos y consejeros.

Los copresidentes ejecutivos y director generales, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, renunciaron a 50% de su salario. En el Consejo de Administración, incluido Emilio Azcárraga, también hicieron lo propio. En este figuran además empresarios como Alberto Baillères, de Grupo Bal; Jon Feltheimer, de Lionsgate; Carlos Hank, de Banorte; Michael Thomas, de Liberty Global; Eduardo Tricio, de Grupo Lala; y David Zaslav de Discovery Communications.

Así, a toda la plana mayor del grupo le tocaron los recortes, tal cual lo han hecho CEOs y consejeros de empresas relevantes en Estados Unidos, como Delta, Disney, Lyft, Bed Bath & Beyond, Michael Kors, DSW y Ralph Lauren, entre otros.

Tropiezos en la Conade

De nueva cuenta, el Corporativo Kosmos, de Jorge Elías Landsmanas, levanta polémica en el gobierno actual. Se trata del contrato de Suministros de Alimentos para Deportistas y Entrenadores de Alto Rendimiento de la Conade. De por sí este organismo que encabeza Ana Gabriela Guevara mantiene abiertas siete auditorías por parte de la Función Pública, mismas que arrastran irregularidades hasta por 50 millones de pesos.

El nuevo negocio, que ronda 16 millones 901 mil pesos, habría sido adjudicado de manera directa a la firma Serel, tras usar argucias legales y concluir el servicio con el proveedor CIMSA, según denuncias de personas involucradas en el proceso. Así, esta empresa es parte del Corporativo Kosmos, uno de los "consentidos" de la administración pasada, a pesar de señalamientos en cuanto a servicios y alimentos de mala calidad.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios