Romero y Elvira: ¿quién toma las decisiones en Pemex

Mario Maldonado

Octavio Romero y Elvira Daniel codirigen a Pemex, dice una fuente de la empresa que ha estado muy cerca de ambos. Se refiere a que, pese a que en el papel Romero es formalmente el director general de la petrolera, Daniel tiene un gran poder en las decisiones, al grado de que “a veces no se sabe a quién de los dos tomarle la palabra”.

Hace un par de semanas relatamos un episodio sobre la contratación de coberturas petroleras de Pemex y Hacienda, en la cual Romero y Daniel retardaron el proceso y aumentaron su costo porque buscaron que un tercero revisara las fórmulas que entrega PMI (filial de Pemex) a la Secretaría de Hacienda. Ese tercero era la consultora Hartree Partners, que encabeza en México Pedro Haas, cercano a Elvira Daniel.

Elvira Daniel es actualmente directora del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), un organismo descentralizado que fue creado en 2014 para gestionar el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural y también para fungir como transportista de este insumo, con sus propios ductos. Aunque provee de gas natural a la CFE y a Pemex, no figura en su Consejo de Administración y, por lo tanto, no tiene oficialmente voz ni voto en las decisiones de la empresa productiva del Estado.

El Cenagas –organismo emanado de la reforma energética– está encajado en la Secretaría de Energía, que lleva Rocío Nahle, con quien, por cierto, no tienen buena relación Daniel ni Romero. La llegada de Elvira Daniel al gobierno de la 4T se dio a través de Octavio Romero, con quien mantiene una relación personal desde hace varios años. Se conocieron a inicios de la década pasada, durante el gobierno de la Ciudad de México de Andrés Manuel López Obrador, cuando Romero fue Oficial Mayor y Daniel se desempeñó como directora de Regulación en la Secretaría de Transporte y Vialidad, y directora del Servicio de Transportes Eléctricos.

La familia Daniel Kabbaz y Andrés Manuel López Obrador se conocen desde antes de que fuera jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. Fibra Dahnos, empresa de la familia Daniel Kabbaz, creció como la espuma en los gobiernos de AMLO y Marcelo Ebrard. Por un lado, tuvieron injerencia en la construcción del segundo piso del Periférico y obtuvieron permisos para desarrollar diversos centros comerciales en la capital, tanto en el gobierno de López Obrador como en el de Ebrard. Son los desarrolladores de Parque Delta, Parque Duraznos, Parque Lindavista, Parque Tezontle, Reforma 222 y Plaza Las Antenas.

Elvira Daniel fue candidata a diputada local por el PRD cuando AMLO era jefe de Gobierno; luego fue diputada constituyente por Morena. Buscó ser candidata de Morena para la alcaldía Miguel Hidalgo en 2018, pero se interpuso Víctor Hugo Romo. Con la actual jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, Fibra Dahnos participó en la reconstrucción tras el terremoto del 19 de septiembre de 2017, cuando era jefa delegacional de Tlalpan.

Funcionarios de Pemex aseguran que Elvira ha tenido que ver con todas las decisiones importantes de la empresa, como el plan de negocios 2019-2024, que decepcionó a los inversionistas y terminó por dejar a la empresa sin grado de inversión, y las reformas para reducir la carga fiscal a la petrolera, así como el regreso de los contratos de utilidad compartida y el retraso multimillonario en los pagos a los proveedores de Pemex.

El encargado de esto último es Marcos Herrería Alamina, actual director corporativo de Administración de Pemex, junto con Tomás Hernández Wade, jefe de Unidad de Administración y Finanzas de Pemex. Ambos fueron socios de Daniel y Romero en la empresa Mercocha, dedicada a la cría y comercialización de ganado en Tabasco, según el periódico Reforma.

Su relación se remonta a 2012, cuando se terminó de constituir la Mercocha, encabezada por Javier May Rodríguez, amigo de Romero y Daniel, y quién actualmente se desempeña como subsecretario de Inclusión Productiva y Desarrollo Rural Territorial de la Secretaría de Bienestar.

En agosto de 2019 se dio a conocer que Romero y Daniel están relacionados con las empresas IDOC Digital Services y Red-Led Solutions, las cuales no fueron reportadas en sus declaraciones patrimoniales y de conflicto de interés, pese a que la ley los obliga, y en las que los hijos de ambos figuran como representantes legales o accionistas.

Según las fuentes de Pemex, quienes han estado presentes en reuniones de la empresa a las que asiste Elvira Daniel, aseguran que tiene voz y voto en prácticamente todo, al grado de que Romero muchas veces pide que hablen con ella en su lugar.
¿Y todos se preguntan quién toma las decisiones en Pemex?

AMIS le echa la bolita a GNP

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) delegó a la aseguradora GNP, de José Eduardo Silva, la administración de la llamada Cobertura Solidaria de Apoyo al Sector Salud, con la que la asociación ofrece seguros de vida gratuitos a trabajadores del sector que atienden la emergencia por Covid-19, los mismos que formaban parte del núcleo del negocio que el gobierno de López Obrador canceló para MetLife, la firma de la cual la presidenta de la AMIS, Sofía Belmar Berumen, es su directora en México.

Puede ser que Belmar Berumen haya evitado, por conflicto de interés, designar a su propia compañía como encargada del proyecto que dará acceso a la información de 1.6 millones de funcionarios públicos, pero lo que se pregunta en el Grupo Nacional Provincial es por qué a ellos. Hay un dato: GNP es la compañía en la que Belmar inició su trayectoria dentro del negocio de los seguros, y en la que laboró durante 18 años hasta llegar a ser directora ejecutiva de Marketing y de Análisis de Mercado. Otro dato es que Belmar coincidió también en su maestría en las aulas del ITAM con Diego Hernández Rangel, actual vicepresidente y responsable del sector Vida y Gastos Médicos en GNP.

Negocio redondo

El lunes le comentaba en este espacio que varios ciudadanos de la alcaldía Miguel Hidalgo, de Víctor Hugo Romo, expresaron su molestia en contra de Dennis Stevens, quien obtuvo dos contratos millonarios en la CDMX cuando representaba a los vecinos de Lomas de Virreyes. Lo peor es que no solamente aprovechó estas relaciones, sino que ahora ya vio una veta en el sector privado, precisamente en otras colonias con las que tiene relación por su vecindad. Se sabe que ahora este activista-empresario pretende colocar sus equipos de seguridad en otras comunidades como Lomas de Bezares. Sin embargo, la coordinadora e Integrante del Comité Ciudadano, Claudia Pérez Verdia, investigará a fondo a este proveedor y los precios que oferta, además de que los habitantes de esta demarcación solicitarán a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, que intervenga e investigue a fondo los negocios de Stevens. Como ejemplo, mencionan que este activista ha denunciado los robos a varias colonias de la Miguel Hidalgo; no obstante, pocos sabían que también ofrecía la solución con sus equipos de vigilancia. Negocio redondo.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios