Repsol no le paga a AMLO, pero a Pemex sí

Mario Maldonado

Entre Repsol y Shell, las dos compañías mencionadas estos últimos días, compran a Pemex cerca de 236 mil barriles diarios, 23% del total que vende la firma mexicana

“A mí no me pagan por proteger a Repsol, a mí me paga el pueblo”, soltó Andrés Manuel López Obrador el fin de semana en respuesta a las críticas de 43 legisladores estadounidenses por la política energética que discrimina a empresas privadas, las cuales se suman a las que ya habían hecho el Instituto Americano del Petróleo, la American Fuel & Petrochemical Manufacturers y el Consejo Global de Energía Eólica, con sede en Bruselas.

La relación de Repsol con Pemex ha sido agridulce, por no decir mala, y data desde hace más de 35 años. La petrolera mexicana ha sido socia accionaria del gigante español y ha recibido grandes contratos en el país, además de que tiene una participación de 40% en la firma de lubricantes Bardahl. La asociación se rompió en 2014, en tiempos en los que Emilio Lozoya dirigía la compañía, cuando Pemex vendió una participación de 7.86% en la compañía española por 2 mil 900 millones de dólares, luego de asumir varias pérdidas. Tres años antes, Juan José Suárez Coppel había comprado otro tanto de acciones en Repsol (5%) por más de mil millones de euros, la cual le valió fugazmente un asiento en el Consejo de Administración, pero la inversión fue fallida y generó dudas e investigaciones.

No obstante, la terminación de la sociedad accionaria, en 2014, no significó el fin de la alianza que tiene Pemex con la petrolera española para venderle petróleo. De acuerdo con los datos disponibles más recientes, Repsol es uno de los principales clientes del crudo mexicano.
Al cierre de agosto, Pemex reportó la venta promedio de 193 mil 693 barriles diarios de crudo maya a Europa, de los cuales prácticamente 100% se queda en España, donde Repsol es casi el único cliente. Esto significó ventas promedio de 7.3 millones de dólares diarios o 226 millones durante el mes.

En 2019, 14% de las exportaciones que hizo Pemex quedaron en manos de Repsol. Según información interna de Pemex, la empresa española tiene un contrato de cinco cargamentos por un millón de barriles de crudo mexicano, es decir, unos 166 mil barriles día.

El Presidente López Obrador también se refirió a la empresa anglo-neerlandesa Shell en su conferencia matutina de este lunes, tras asegurar que la política energética del gobierno federal no ahuyenta la inversión privada.

“Es un timbre de orgullo que digan que estamos protegiendo a la Comisión Federal de Electricidad y a Pemex, pues si para eso me pagan, no me pagan para proteger a Repsol, o a Shell, o a Iberdrola”, reiteró.

Pemex vende a Shell cerca de 70 mil barriles de petróleo diarios, mediante un contrato de suministro de crudo por 10 años a la refinería Deer Park.

Es decir que entre Repsol y Shell, las dos compañías de hidrocarburos mencionadas por el Presidente estos últimos días, compran a Pemex cerca de 236 mil barriles diarios, que es 23% del total que vende la empresa mexicana a través de su filial PMI al mes.

La directora de la filial de Pemex, PMI, es Carmelina Esquer Camacho, hija del secretario particular de AMLO, Alejandro Esquer. Su salario mensual al frente de la compañía con sede en Texas es superior a 20 mil dólares, y ejerce un presupuesto anual en compras que promedia medio billón de dólares al año.

Esquer Camacho es licenciada en Negocios Internacionales por el Tec de Monterrey, pero no tiene experiencia en el sector petrolero. En el pasado había tenido posiciones comerciales en las trasnacionales IBM y DHL desde su titulación en 2005 y hasta 2016. En tiempos de Felipe Calderón, fue representante de la compañía de mensajería en licitaciones del sector público, incluso para los servicios de paquetería que requirió el último presidente panista en la Residencia Oficial de Los Pinos.

Posdata

Fe de erratas. En la columna de ayer se mencionó erróneamente que Sergio Alcocer es presidente de Iberdrola México. Alcocer dejó el cargo el 13 de marzo de 2018 y desde entonces no ha tenido relación con la empresa. El actual presidente es Enrique Alba

Aclaración

Se comunicó con esta columna el doctor José Juan Donís Hernández, quien es director del departamento de Infectología del Hospital Español, para aclarar que no está afiliado a ningún partido o asociación política. En la columna de ayer se mencionó que comulga con la 4T. Precisó también que los médicos cubanos que arribaron al país para ayudar en la estrategia de combate al Covid-19 no supervisaron ni asesoraron a los médicos del Hospital Español.

Inversión en radiocomunicación

El gobierno del estado de Jalisco, que encabeza Enrique Alfaro, invirtió alrededor de 298 millones de pesos en la modernización de su red de radiocomunicación. Se trata de una inversión que, en medio de la pandemia del Covid-19 y la necesidad de reactivar la economía, reforzará la comunicación crítica de las fuerzas de seguridad pública y de atención a emergencias.

Para dicho proceso se utilizará la infraestructura disponible con el protocolo abierto Tetrapol, que es la tecnología de la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR) usada actualmente a nivel nacional. Esta modernización también permitirá ampliar la vigencia de la infraestructura operada y supervisada por el Escudo Urbano C5 hasta 2035.
 
Twitter: @MarioMal
Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios