Suscríbete

Pemex, en el peor momento y con empleados furiosos

Mario Maldonado

En el documento se aclara que la donación se hace de manera libre y sin presión; sin embargo, de acuerdo con empleados, los han amenazado con el despido si no firman

En medio de la pandemia del Covid-19, y como parte de las medidas de austeridad implementadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los trabajadores de Pemex denunciaron que desde el miércoles pasado los directivos de la empresa les pidieron, una vez más, donar una parte de sus ingresos: en esta ocasión, de su aguinaldo.

Según las quejas de los empleados petroleros, para dicha donación se establecieron montos sugeridos para los salarios ubicados entre los niveles 13 a 43, que van de 367 a 16 mil 221 pesos, y para el caso de los niveles 44 y superiores el monto va desde 84 mil pesos y hacia arriba. Se habla de un rango de entre 20% y 40% del aguinaldo de sus trabajadores en activo.

El donativo es adicional al que también les fue solicitado a los más de 100 mil trabajadores en mayo pasado, durante los meses más críticos de la pandemia, y por el cual la empresa aún les hace descuentos catorcenales.

A fin de recabar los recursos, se hizo circular un formato dirigido a Francisco Veites Palavicini Pesquera, subdirector de Capital Humano, que debe ser firmado por los trabajadores a más tardar este viernes 27 de noviembre.

En el documento se aclara que la donación se hace de manera libre y sin presión alguna; sin embargo, de acuerdo con la versión de los empleados, en la mayoría de las áreas los han amenazado con el despido si no firman la circular.

“Por medio del presente solicito y autorizo a Pemex o la empresa productiva del Estado, a la que me encuentro adscrito, para que descuente la cantidad de [se abre espacio en blanco] de mi aguinaldo neto conforme al Decreto por el que se establecen las disposiciones para el otorgamiento del aguinaldo correspondiente al ejercicio fiscal de 2020, publicado éste en el Diario Oficial de la Federación el 5 de noviembre del presente año“, se lee en el formato que se hizo llegar a los empleados de manera personal, ya que no hubo notificación por escrito o correo electrónico.

La petición ha tensado la situación al interior de Pemex, toda vez que se asegura que varios funcionarios sí recibirán completo su salario y aguinaldo, gracias a los beneficios que les brindan las empresas con las que hacen contratos.

Tal es el caso de Javier Núñez López, subdirector de Abastecimiento de la Dirección Corporativa de Administración y Servicios, quien hace una semana, el 12 de noviembre, otorgó a la empresa Diavaz un contrato en adjudicación directa por más de 10 mil millones de pesos para brindar diversos servicios a la terminal marítima de Dos Bocas.

Otro caso es el de Ramón Mollinedo Jiménez, gerente de Comercialización de Pemex Exploración y Producción, quien otorgó un contrato a proveedores relacionados con Rafael Marín Mollinedo, director del Proyecto del Corredor Transístmico, el cual, se asegura, no se justificó con claridad.

En dicho contrato se contempla la adquisición de materiales que van desde clavos hasta equipos de compresión y reparación de tanques y cámaras fotográficas, todo sin un proceso de muestreo de mercado eficiente y sin claridad de la consulta de ofertas.

Núñez y Mollinedo son de los favorecidos con los aguinaldos, en detrimento de miles de trabajadores de Pemex.

Posdata

Pemex está peor que nunca. Con una deuda de más de 110 mil millones de dólares, sin grado de inversión y sin poder estabilizar su plataforma de producción, la empresa ha dilapidado los recursos que le inyecta el gobierno, a través de la Secretaría de Hacienda. Su director, el ingeniero agrónomo Octavio Romero, debería renunciar y dejar en manos de verdaderos expertos una empresa que le cuesta cada vez más al país y que genera cada vez menos ingresos.

[email protected]
Twitter:@MarioMal

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios