Suscríbete

Partido Verde: negocios, traiciones y el video de Pío

Mario Maldonado

Consciente o inconscientemente, los militantes del verde son responsables del golpe más grande que ha recibido la figura de Andrés Manuel López Obrador

En el gobierno de la Cuarta Transformación aún no alcanzan a identificar cuál fue la razón por la que un grupo de exmilitantes del Partido Verde Ecologista de México decidió filtrar el video de Pío López Obrador recibiendo dinero en efectivo.

Tres son las principales sospechas: 1) defender a los gobernadores panistas del linchamiento mediático al que los tenía sometidos la denuncia de Emilio Lozoya; 2) proteger un millonario negocio de venta de medicamentos al sector público, y 3) evitar, por cuestiones personales, el nombramiento de David León Romero en Birmex.

La respuesta, según personas cercanas al excoordinador nacional de Protección Civil, es que en la milimétrica y bien planeada estrategia había un mucho de las tres; por un lado, Gerardo y Bernardo Pasquel Méndez, señalados como responsables de entregar el explosivo material al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca –uno de los principales detractores, si no el principal, de la 4T—, pretendieron asegurar la supervivencia de la distribuidora de fármacos Intermed, y de paso descarrilar a su otrora socio y hoy declarado enemigo León Romero.

Los hermanos Pasquel Méndez solían presentarse como operadores del llamado “Niño Verde”, Jorge Emilio González. Gerardo se desempeñó como diputado en el Congreso del Estado de México por el PVEM, como consejero nacional del mismo instituto político, y también como socio de David León en la consultoría de comunicación que laboró para el gobierno del estado de Chiapas durante la administración de Velasco Coello.

En su trayectoria empresarial, a Gerardo Pasquel se le ubica como propietario y representante de la empresa de publicidad y mercadotecnia Rack Star S.A. de C.V., encargada de la producción de los llamados Cineminutos Gubernamentales durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, y beneficiada desde el año 2013 con 178 contratos en la administración pública por un monto acumulado cercano a 900 millones de pesos; todo mientras Manuel Velasco y los Verdes caminaban de la mano con el priísmo.

A su hermano Bernardo Pasquel se le vincula con el gobierno de Cabeza de Vaca en Tamaulipas, como operador de diversos negocios con el sector público y como proveedor de insumos de salud a través de la distribuidora Intercontinental de Medicamentos S.A. de C.V., mejor conocida como Intermed. La firma ha sido señalada también por ser beneficiada con adjudicaciones directas o licitaciones irregulares en Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca y Puebla, del orden de 750 millones de pesos, según la información del portal de adquisiciones Compranet.

Cuando Velasco Coello hizo evidente su apuesta por el proyecto de AMLO y dio la espalda a su antes amigo Enrique Peña Nieto, el grupo de colaboradores verdes se separó. David León Romero se unió al gobernador chiapaneco, mientras Gerardo Pasquel Méndez buscó un espacio en el gobierno panista, donde su hermano llevaba ya un tiempo afianzado.

El fin de la relación de David León Romero con los hermanos Pasquel Méndez, en especial con Gerardo, no fue precisamente terso. El concepto del exfuncionario, cuando se refiere a este suceso, es que los terminó separando un “conflicto pasional”, palabras que no alcanzan a descifrarse del todo, pero que abonan a la teoría de que la filtración fue también una venganza personal.

Consciente o inconscientemente, los militantes del verde son responsables del golpe más grande que ha recibido la figura de Andrés Manuel López Obrador. Resultado de ello es la posición vulnerable que hoy tienen frente al actual gobierno, con denuncias —como la del dirigente en CDMX, Jesús Sesma— que podrían únicamente solventarse comprometiendo su apoyo total a la 4T en el proceso electoral de 2021.

 

@MarioMal
[email protected]

Comentarios