Mes y medio y AMLO ya relegó a Ramírez de la O

Mario Maldonado

Ramírez de la O tendrá nulo margen de maniobra: se ceñirá a lo que le ordene su amigo de décadas

Un mes y medio ha transcurrido desde que Rogelio Ramírez de la O fue designado por Andrés Manuel López Obrador como nuevo secretario de Hacienda. Suficiente tiempo para saber si, ahora sí, el encargado de la política económica del país tendrá más autonomía para gestionar las finanzas públicas del gobierno y ejecutar un verdadero Plan Nacional de Desarrollo.

A juzgar por las escasas apariciones públicas del nuevo secretario, la poca comunicación que ha tenido con las fuerzas políticas y grupos de poder –como los empresarios–, así como el spot publicitario en el que sale con el Presidente de cara al tercer informe de gobierno, Ramírez de la O tendrá nulo margen de maniobra: se ceñirá completamente a lo que le ordene su amigo de hace décadas, Andrés Manuel López Obrador.

En política, la forma es fondo. El spot de 30 segundos publicado el sábado en la cuenta de Twitter del Presidente, en el que aparece en Palacio Nacional junto a Ramírez de la O, se deja ver claramente quién será el encargado de proponer el Presupuesto 2022 y todo lo que contendrá el Paquete Económico que enviará la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados el próximo 8 de septiembre.

En el video López Obrador asegura, sin recato alguno, que su oficina, además de recibir a “empresarios y banqueros”, aprueba el Presupuesto –una facultad exclusiva de los diputados–, por lo que la ‘misión’ del secretario de Hacienda es hacer cumplir al pie de la letra lo que diga. Y en los tres segundos que le permite a Ramírez de la O hablar, este solamente esboza una frase de lugar común que se pudo haber ahorrado: “Estoy aquí para servir al pueblo de México”, apunta el secretario, quien se nota incómodo, descolocado.

El spot presidencial se publicó un día después de que Ramírez de la O acudió al Senado a la reunión plenaria de los legisladores de Morena. Ahí tampoco dijo mucho, o más bien nada nuevo, sobre el contenido del Paquete Económico del próximo año y la agenda económica. El secretario repitió lo que dice el Presidente: “Que se dará prioridad a los programas sociales, que no habrá aumento de impuestos, que se va a mantener la estabilidad macroeconómica y las finanzas públicas, que no se contratará nueva deuda y que apoyará proyectos regionales de desarrollo”.

Sobre la reforma fiscal que promoverá el gobierno federal, y que va a estar incluida en la miscelánea fiscal del Paquete Económico 2022, reiteró lo que ha dicho la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, y el Presidente: “Que habrá una simplificación administrativa para el pago de impuestos y que se enfocarán en combatir la evasión fiscal, sobre todo de los grandes contribuyentes”. Nada nuevo.

Ramírez de la O reiteró que buscará un mayor acercamiento con la iniciativa privada para detonar proyectos estratégicos; sin embargo, el deseo del secretario por tener una mejor relación con los hombres y mujeres de negocios no ha pasado siquiera por convocar a una reunión con la cúpulas empresariales, como la que tuvo el canciller Marcelo Ebrard la semana pasada, en la que demostró su buena relación con los multimillonarios mexicanos.

En lo que sí profundizó Ramírez de la O fue en la propuesta que hizo al Presidente para utilizar los 12,117 millones de dólares que envió el Fondo Monetario Internacional al Banco de México. El secretario de Hacienda, en una clara intromisión a la autonomía del banco central, quiere que se usen esos recursos para prepagar deuda pública.

“Se está evaluando destinarlos al pago de la deuda que tiene las mayores tasas de interés, a la reducción del costo financiero, y una parte al presupuesto”, apuntó. Interesante que el secretario de Hacienda admite que quiere echar mano de esos recursos también para financiar el Presupuesto 2022. ¿Es el reconocimiento de que los ingresos estimados no alcanzarán para cubrir el gasto público, principalmente el destinado a los programas sociales y a los cuatro proyectos de infraestructura insignia del gobierno?

Un mes y medio en el que Ramírez de la O no ha realizado tampoco los cambios que tiene previstos en Hacienda. La aceptación con la que llegó el nuevo secretario a tomar las riendas de la política económica se ha desgastado muy rápido, principalmente por la enorme sombra que hace sobre él su jefe, el presidente López Obrador.

Nueva ley de juegos y sorteos

Si bien el negocio de los casinos ha crecido a través de la instalación física de centros de apuesta —previo a la pandemia habían 384 salas en funciones—, la tendencia se ha modificado hacia la digitalización. El reto ahora es consolidar la nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos, para lo cual la directora de esta división en la Secretaría de Gobernación, Alma Itzel de Lira Castillo, busca escuchar las voces de los empresarios del sector.

En marzo pasado hubo encuentros con la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuestas, que encabeza Miguel Ángel Ochoa, así como con la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos, a cargo de Alfonso Pérez Lizaur, y con el Capítulo mexicano de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Juego. En las últimas semanas la funcionaria se reunió en Cartagena, Colombia, con los presidentes de la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar, Evert Montero Cárdenas; de la Coljuegos, César Augusto Valencia; de la Corporación Nacional de Empresarios de Juegos de Sorteo y Azar, Elizabeth Maya Cano; y de la Asociación Colombiana de Operadores de Juegos, de Juan Carlos Restrepo.

La labor de Lira Castillo es actualizar y regular de una vez por todas a un sector que sigue siendo importante en el país, a pesar de que el presidente López Obrador prohibió otorgar nuevas licencias para operar casinos. Este negocio genera 10 mil millones de pesos anuales y se calcula que 170 mil familias dependen de él. Aporta 5 mil millones de pesos al fisco, vía el SAT, y 2 mil millones de pesos a las entidades federativas.

Investigan a NSU en Jalisco

Una carpeta de investigación se abrió contra la empresa de seguridad NSU Protección Shield. Las pesquisas comenzaron en Jalisco, entre otras cosas por presuntamente rentar armas de uso exclusivo del ejército a un empresario restaurantero de origen cubano y sus escoltas detenidos en 2020. La empresa no acreditó el permiso local del estado que gobierna Enrique Alfaro ni el origen del armamento. Fuentes cercanas al caso aseguran que la firma ha metido en aprietos a farmacéuticas en la Ciudad de México por falsificar documentos que acrediten su regulación.

Fiscal de Yucatán, en el ojo del huracán

El fiscal general de Yucatán, Juan Manuel León, sigue metido en la polémica tras la muerte del joven José Eduardo Ravelo, cuyo caso tiene aún más dudas que certezas. El problema, aseguran, es que el fiscal tiene dos jefes: el gobernador Mauricio Vila —quien quiere presidir el PAN y sueña con la candidatura a la Presidencia de la República— y el tres veces secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saiden Ojeda. León ha quedado atrapado en los juegos de poder local, lo cual ha mermado su capacidad de respuesta a la ciudadanía en el caso de Eduardo Ravelo. Muchas voces en el estado se preguntan qué va a pasar con las 22 personas fallecidas a manos de la policía local en el sexenio de Vila.
 

@MarioMal

Comentarios