Los fantasmas en el clóset de Reyes Baeza

Mario Maldonado

La semana pasada, el exgobernador de Chihuahua fue incluido en la lista de personas bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiera

En 2014, el Fondo de Vivienda del ISSSTE, bajo la dirección de José Reyes Baeza Terrazas, entregó 129 millones de pesos a la Universidad Autónoma del Estado de México que terminaron en su mayoría en cuentas de empresas fachada; fue una operación similar a la de la “Estafa Maestra”.

La semana pasada, el exgobernador de Chihuahua fue incluido en la lista de personas bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), como resultado de estos hechos que en 2017 fueron denunciados por la Auditoría Superior de la Federación ante la desaparecida PGR y que, en su momento, durante la administración de Enrique Peña Nieto, no se llegaron a judicializar.

Antes de arribar a la dirección general del ISSSTE, en agosto de 2015, Reyes Baeza se desempeñó como vocal Ejecutivo del FOVISSSTE, la máxima responsabilidad en el organismo de créditos hipotecarios para los trabajadores del Estado.

Bajo su gestión fue que se firmaron cinco contratos y dos convenios modificatorios con la UAEM, todos bajo el concepto de “Servicios profesionales para la implementación y seguimiento del Programa de Mejora de Administración de la Cartera de Créditos en el Fondo de la Vivienda del ISSSTE”.

De acuerdo con la Auditoría Forense 14-4-00002- 12-1667, se identificó que la institución educativa no contaba con la capacidad para realizar las operaciones pactadas en los convenios de referencia, por lo que se subcontrataron los servicios de diversas razones sociales que fueron identificadas como “empresas fantasmas”.

Se detalla que la UAEM contrató servicios externos por un total de 110 millones de pesos, reservando únicamente para sus arcas la cantidad de 19 millones, como una especie de comisión por fungir como intermediario entre el FOVISSSTE y
las empresas que realizaron los servicios.

Entre las firmas beneficiadas con los contratos otorgados por la UAEM se encuentran Nubaj Consulting, S. A. de C. V. y Neixar Systems, S. A. de C.V., ambas compañías propiedad de Francisco Javier Ramírez Lares, empresario que según las propias investigaciones se encuentra vinculado a exfuncionarios del ISSSTE y del gobierno de Chihuahua.

En específico, se trata de Héctor Valles Alvelais, quien fungió como subdirector de Crédito del FOVISSSTE de Reyes Baeza, y Jorge Eduardo Roa Diosdado, quien se ostentaba como jefe de departamento de Tecnologías de la Información en el mismo organismo. Ambos personajes acompañaron también a Baeza Terrazas durante su gubernatura; el primero de ellos incluso como secretario de Turismo.

Como resultado de estos señalamientos, a Valles Alvelais se le impuso una sanción de inhabilitación del servicio público de un año por omisiones en el cuidado de los recursos públicos, mientras que a Roa Diosdado se le inhabilitó por un periodo de 10 años, además de que se le impuso una multa de 346 mil pesos por recibir recursos procedentes de fuentes no identificadas.

No es la primera vez que José Reyes Baeza se encuentra bajo investigación de las autoridades.

En 2012, justo cuando ingresó al equipo de trabajo de Peña Nieto, libró una investigación de la PGR por presuntos vínculos con el Cártel de Juárez.

Al priista también se le ha vinculado en las últimas semanas con los personajes políticos que se encuentran detrás de la toma de la presa La Boquilla para evitar la extracción de agua.

 

[email protected]il.com
Twitter: @MarioMal

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios