La nueva secretaria de Economía

Mario Maldonado

A la Secretaría de Economía, Clouthier llega convencida de que su movimiento ha cumplido con promesas de campaña

La llegada de Tatiana Clouthier al gabinete presidencial era cuestión de tiempo. La diputada federal, quien coordinó la campaña presidencial de Morena en 2018, había rechazado la posibilidad de postularse al gobierno del estado de Nuevo León y se especulaba que llegaría a encabezar la Secretaría de Educación Pública, luego de que Esteban Moctezuma dimitiera para buscar la gubernatura de San Luis Potosí.

Las cosas no sucedieron así, por lo que se hizo necesario abrir un espacio en el círculo cercano al presidente para uno de los perfiles más posicionados de la 4T, quien figura intermitentemente en las encuestas de posibles presidenciables para las elecciones de 2024, al lado del Canciller Marcelo Ebrard y de la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

A la Secretaría de Economía, Clouthier llega convencida de que su movimiento ha cumplido con la totalidad de las promesas de campaña, por lo menos en materia legislativa. “Se han obtenido logros como que nadie pueda ganar más que el Presidente, se ha hecho delito grave el huachicol, se ha trabajado en temas de paridad y en hacer que las mujeres empecemos a tener un rol más activo en la vida pública”, dijo en entrevista hace unas semanas para esta columna.

“El presidente hizo una lectura de 100 compromisos y, por otro lado, nosotros [los diputados y senadores] sacamos y dijimos que iba a haber 13 reformas legislativas. En el Congreso están aprobadas las 13, falta que el Senado apruebe una y con esto palomearíamos nosotros la agenda presidencial de alguna manera; fue por lo que se pidió el voto”, agregó la aún legisladora.

Sorprendentemente, también Clouthier Carrillo tiene la impresión de que el manejo gubernamental de la pandemia del Covid-19 ha sido el adecuado, puesto que, en sus palabras, no se han limitado las libertades y, adicionalmente, se ha podido combinar el libre tránsito con el cuidado, sin tener altos niveles de saturación en los hospitales.

En sus propios conceptos de economía, dijo que el Presidente llegó a preguntarse: “¿Cómo hacemos para garantizar que los más desprotegidos, esos que no se pueden quedar en casa, queden protegidos? Y con muchos de los apoyos que se habían dado pudo manejarse y seguir caminando el consumo interno, y luego se avanzó en convenios con hospitales privados para atender otro tipo de enfermedades, y que fueran liberados los hospitales públicos para la atención del Covid-19”.

Tatiana Clouthier ve como principal reto de este gobierno, e incluso como uno de los principales inhibidores de la economía, el tema de la seguridad, un área en la que en su opinión falta más estrategia policiaca, toda vez que la frase de “abrazos no balazos” significa únicamente “no salir a matar a todo el que no piensa igual que yo, o al que se muere cuando yo ando queriendo perseguir a un narcotraficante, y que se consideran como los famosos daños colaterales”.

Lo cierto es que encaminar la política industrial, la promoción de la inversión extranjera, el apoyo a las cadenas productivas del país y fomentar el comercio internacional, entre otras tareas a cargo de la Secretaría de Economía, no será un día de campo para la licenciada en Lengua Inglesa y maestra en Administración Pública, quien carece de experiencia en materia económica.

Como anécdota, Clouthier dice que las veces que ha ido a Palacio, le “encanta” que el Presidente aprovecha para hacer sus caminatas. “Me tocó llegar en una ocasión y me dijo: ‘me faltan 400 metros para terminar los cinco kilómetros de mi día’; entonces caminamos y tuvimos nuestra reunión caminando para cumplir esa distancia. Me parece muy sano en términos de alguien que cumple y se sigue cuidando para ser responsable en estar bien, y que al mismo tiempo aprovecha para no dejar de trabajar”.

Lo que queda claro es que, para levantar la economía del país, aún faltan muchos, muchos más kilómetros de caminata. 

¿Rescate de AHMSA o de Villacero-Afirme?

Se ha hablado mucho de la alianza a realizarse entre AHMSA, del empresario Alonso Ancira, y el Grupo Villacero, de Julio Villarreal, para rescatar a la acerera coahuilense de su crítica situación y evitar un colapso económico de la entidad donde está asentada.

AHMSA enfrenta una situación sumamente delicada. En los últimos 21 meses ha sufrido pérdidas por 22 mil 267 millones de pesos. Su capital contable se ha reducido de 19 mil 302 millones de pesos a un capital negativo de 2 mil 949 millones de pesos en ese mismo periodo. La empresa está en insolvencia, siendo sus pasivos circulantes 32 mil 241 millones de pesos superiores a sus activos y enfrenta una situación de disolución de acuerdo a sus estados financieros, al haber perdido más de dos terceras partes de su capital social.

La empresa de Ancira ha podido subsistir debido a que ha reducido fuertemente los pagos a sus proveedores, apalancándose con ellos y generando en este sector una situación realmente grave. Actualmente AHMSA debe más de 16 mil 500 millones de pesos a sus proveedores, incluyendo a un gran número de pymes que son la base de la economía de Coahuila. Asimismo, tiene pagos de impuestos atrasados por 2 mil 754 millones de pesos.

Sin embargo, no se ha hablado de la relación ya existente entre AHMSA y Banca Afirme. AHMSA tiene adeudos con Banca Afirme por 929 millones de pesos y con Almacenadora Afirme por 2 mil 289 millones de pesos, dando un total de 3 mil 218 millones de pesos. El crédito de Banca Afirme con AHMSA representa 14.8% del capital contable del banco, mientras que el crédito de Almacenadora Afirme con la acerera representa 150% del capital contable de la almacenadora y ambos créditos significan 41% del capital contable en conjunto del banco y la almacenadora.

Por si fuera poco, AHMSA es el principal proveedor de productos de acero de Grupo Villacero, lo que lleva a la pregunta de ¿a quién se está rescatando realmente?

Seguiremos con el tema. 

PAN en Puebla, ¿cerca de Morena?

En el CEN del PAN, que lidera Marko Cortés, ven a la ciudad de Puebla como una de las capitales importantes que podrían recuperar para la elección de 2021; sin embargo, en los últimos días preocupa un visible acercamiento entre la dirigente estatal del panismo, Genoveva Huerta, y el equipo del gobernador morenista Luis Miguel Barbosa, por lo menos en materia de negocios.

Documentos emanados de la Auditoría Superior del Estado dan cuenta de que la actual dirigente panista llegó a un acuerdo financiero con el auditor Francisco Romero Serrano para la aprobación, sin observación alguna, de las cuentas públicas de los Ayuntamientos de Tlaola y Acateno, ambos militantes de Acción Nacional.

El trato consistió en convencer a los alcaldes de esos municipios para contratar los despachos de auditoría externa recomendados por Romero Serrano, los que a su vez regresarían al Auditor Superior del Estado 20% de los recursos obtenidos en cada contrato, los cuales superan unitariamente la cantidad de un millón 200 mil pesos.
 

@MarioMal
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios