La inmejorable relación de los empresarios con la 4T

Mario Maldonado

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo la semana pasada que la relación con los empresarios es inmejorable, pero no es así: los hombres y mujeres de negocios siguen muy preocupados por las regulaciones fiscales a las que serán sometidos a partir del próximo año. 
La semana pasada, los líderes de las cúpulas empresariales del país se reunieron con las autoridades hacendarias con el objetivo de suavizar lo que consideran leyes y reformas al código fiscal ‘inquisitorias’. 

El jueves, el Consejo Coordinador Empresarial, que preside Carlos Salazar, envió un comunicado en el que dice que se avanzó en el diálogo sobre las iniciativas fiscales. El avance, en realidad, es un estancamiento de las negociaciones, pero los empresarios no van a romper lanzas hasta que se hayan agotado todas las opciones para mejorar las condiciones en las que el Servicio de Administración Tributaria va a fiscalizarlos y sobre cómo se van a dirimir las controversias y juicios que lleguen a la Procuraduría Fiscal. 

Los empresarios se encontraron con un gobierno dispuesto a escucharlos y atenderlos, como lo ha hecho el propio Presidente, pero con la negativa firme de ‘suavizar’ las medidas como equiparar la defraudación fiscal con el delito de delincuencia organizada. 

“Consideramos que la reforma está bien planteada; hay que explicarla mejor, pero no es terrorismo fiscal, queremos que el fisco vuelva a ser respetado. Todos tenían la apreciación de que no pasaba nada si se defraudaba al fisco, que no habría consecuencias. Ya no será así”, me dijo el viernes el procurador Fiscal de la Federación, Carlos Romero. 

Lo que el gobierno le dejó claro a la IP en la reunión del jueves es que ni se va a reducir la carga fiscal ni se van a cambiar las reformas a las leyes contra quien emita facturas falsas, use empresas fantasma o defraude al fisco. 

Quizá se evaluará cambiar la redacción de las reformas a las leyes y al código fiscal para que sea menos ‘discrecional’, pero ni el gobierno ni los diputados y senadores están dispuestos a dar marcha atrás a lo que ya propuso. “Es un asunto más de forma que de fondo”, dijo la semana pasada el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, para que no se hagan esperanzas. 

En el diálogo Parlamento Abierto sobre Miscelánea Fiscal, organizado por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados la primera semana de octubre, los legisladores escucharon los planteamientos de los empresarios, pero no se ve que vayan a tomarlos en cuenta en los cambios a la Iniciativa de Ley de Ingresos que mandarán al Senado el lunes de la próxima semana. 

En estos foros, fiscalistas como Armando Piedra, de la organización TallentiaMX, expuso que se está desalentando la inversión con las reformas en materia de impuestos. 

Por ejemplo, dijo que como parte de las reformas no se deben considerar los artículos 108 o 109 y pidió analizar el tema de las ‘factureras’ porque “a nadie exime de que algún proveedor pueda haber hecho una factura falsa y no por ello uno esté coludido”.

“En TallentiaMX nos hemos cansado de escuchar que las factureras son igual al outsourcing. La administración de capital humano va mucho más allá. Se estima que 8.3 millones de personas están trabajado por subcontratación. Si se clasifican a las empresas de administración de capital humano como delincuencia organizada sólo por ser outsorcing qué va a suceder con toda la gente”, dijo ante los legisladores. 

Asimismo, la retención del IVA en los servicios de subcontratación implicará el incremento de los honorarios de manera inmediata en 7%, lo que a su vez generará que una gran cantidad de clientes, incluidas las pymes, no puedan absorber dichos ajustes. 

En un estatus similar –de poca probabilidad de ser escuchadas por el gobierno y los legisladores, pese al impacto negativo que podrían tener en la economía– están otras demandas de los empresarios, tales como modificar la ley extinción de dominio, descartar la actualización de impuestos a bebidas azucaradas, modificar el régimen fiscal en materia de IVA para las aerolíneas, regresar la compensación universal, no limitar la deducción de intereses que pagan los contribuyentes y cambiar el régimen fiscal aplicable a las inversiones que realizan los fondos internacionales en el país a través de figuras jurídicas extranjeras.

Todo apunta a que los empresarios esperarán a ver cómo transitan sus solicitudes hacia diciembre, cuando se aprobará el Paquete Económico 2020 y los cambios al código fiscal para ver si ejecutan las inversiones que, de palabra, se han comprometido a hacer con el Presidente. 
 
ASF revisa contrato en Chihuahua
La Auditoría Superior de la Federación (ASF), que encabeza David Colmenares, puso el ojo en uno de los contratos de índole y financiamiento municipal más onerosos de los que se tiene memoria: la concesión durante 15 años del alumbrado público de la ciudad capital de Chihuahua, un servicio para el que se tienen presupuestados unos 6 mil millones de pesos.

Impulsado por la alcaldesa panista María Eugenia Campos y desarrollado por quien fungiera como su coordinador General de Gabinete, Arturo García Portillo, el proyecto "Iluminamos Chihuahua", para la renovación y mantenimiento hasta el año 2035 de 81 mil 500 luminarias, fue aprobado por el Cabildo chihuahuense el 26 de abril de 2019.

No obstante, el incremento de hasta 60% de los costos de contratación respecto a las cotizaciones iniciales y la filtración de llamadas telefónicas en las que García Portillo solicitaba incrementar presupuestos a las empresas proveedoras llamaron no sólo la atención de la ASF sino que motivaron a la ciudadanía a poner el proyecto a consulta ante el Instituto Estatal Electoral.
 
Reconoce Concamin a NYCE
La Concamin, de Francisco Cervantes, entregó la semana pasada el premio “Ética y Valores en la Industria 2019” al organismo NYCE, de Carlos Pérez, por implementar acciones en materia de Responsabilidad Social. 

La firma mexicana con 24 años de experiencia es líder en materia de certificación, verificación y capacitación en Normas Oficiales Mexicanas (NOM), Normas Mexicanas (NMX) y estándares internacionales ISO/IEC. Al tiempo de conformarse por las filiales de NYCE laboratorios, SIGE, NYCE Asia, NYCE Colombia, CNCP y Movilab NYCE.

@MarioMal

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios