Grupo Tabasco se une contra Bartlett

Mario Maldonado

De concretarse un cambio en la CFE, éste se realizaría antes de finalizar el actual periodo de sesiones en el Congreso

La lucha de poderes que eclosiona dentro de Morena y entre los posibles precandidatos de Andrés Manuel López Obrador hacia 2024 también se extiende al gabinete presidencial. El empoderado Grupo Tabasco busca extender sus influencias al sector energético, y el primer objetivo para lograrlo es Manuel Bartlett.

El grupo de mayor confianza del Presidente perfila al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, como nuevo director de la Comisión Federal de Electricidad. Además de los fantasmas en el clóset que acumula Bartlett, la lógica del cambio es que con un radical al frente de la empresa productiva del Estado sería muy difícil sacar la reforma eléctrica que plantea cambios constitucionales y, por lo tanto, el voto de las tres cuartas partes del Congreso federal.

El rumor se confirmó hace unos días cuando por la Cámara de Diputados corrió la noticia de un no muy discreto encuentro del mandatario chiapaneco con el coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier Velazco, a quien le habría pedido apoyo para convencer al Presidente de que el enroque en la empresa eléctrica es benéfico.

Según los cálculos de Escandón, las posibilidades de lograr una contrarreforma en el mercado eléctrico, tal y como la que desea López Obrador, crecerían de manera exponencial si se elimina de la ecuación a una figura como la de Bartlett, caracterizada por el autoritarismo y manchada por diversos actos de corrupción.

El gobernador de Chiapas argumenta también que su familia está en los mejores términos con el titular del Ejecutivo, y que su arribo a la CFE garantizaría una coordinación plena con quien, se dice, se le han brindado poderes de vicepresidente: el exgobernador de Tabasco, Adán Augusto López.

Lo que no tomó en cuenta el gobernador, ni siquiera por simple lógica geográfica, es que el diputado poblano Mier Velazco es un personaje cercano a Bartlett, y que los planes y argumentos del chiapaneco llegarían de manera inmediata al actual director de la CFE, quien aún no tiene intenciones de dejar el cargo.

Aun con este error de estrategia, los López Hernández trabajan desde todos los frentes para llevar a su familiar político a la dirección de la otrora paraestatal, principalmente desde la Administración General de la Auditoría Fiscal Federal del SAT, donde Rosalinda López Hernández trata de hacer valer su buena relación con el Presidente para conseguirle una nueva posición laboral a su esposo.

El hermano mayor también ha venido haciendo su parte. En octubre de 2020, Adán Augusto López, entonces gobernador de Tabasco, amenazó con demandar penal y administrativamente a la Comisión Federal de Electricidad por el mal manejo de la presa Peñitas, lo que había ocasionado entonces inundaciones en tres municipios de la entidad.

A través de redes sociales, el ahora encargado de la política interior calificó de irresponsable a Bartlett, quien en principio aceptó errores en el manejo de la presa, aunque luego, analizando el costo político de sus declaraciones e intuyendo las intenciones de los hermanos, se retractó, asegurando que la CFE no tenía la culpa de las catástrofes registradas.

“Vaya cinismo para esconder la irresponsabilidad de @ManuelBartlett y de los funcionarios de la CFE; primero Bartlett confiesa que cometieron un error de cálculo en la operación de la presa Peñitas y por ello se inundaron Nacajuca, Jalpa y Cunduacan que por si no lo sabe son 3 de los 17 Municipios de Tabasco. Ahora con profesional cinismo dice que la demanda le da risa”, escribió en aquel momento Adán Augusto.

De concretarse un cambio en la CFE, éste se realizaría antes de finalizar el actual periodo de sesiones en el Congreso, por lo que los López Hernández cuentan todavía con varias semanas para alcanzar el objetivo.

En el sureste del país aseguran que la relación de Rutilio con los hermanos de su esposa ya no es la mejor, pero que a nadie de ellos conviene que la familia tenga presencia en Chiapas cuando estalle un conflicto en el estado donde, como ya se ha demostrado, reina la ingobernabilidad.

Morena: va por 24 en 2024 y misma fórmula

Hablando de Morena, el partido que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, utilizará la misma fórmula de elección de candidatos de las elecciones intermedias en los procesos de 2022, 2023 y 2024.

Ayer nos dijo el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, que van, seguros, por Hidalgo y Coahuila, además de otros estados que hoy son gobernados por el PRI y el PAN. En 2023 viene la prueba de fuego en el Estado de México. Dice que lo van a ganar con el Grupo Texcoco, y descartó una alianza con el PRI, pese a lo sucedido este lunes en el Cuarto Informe del gobernador Alfredo del Mazo, al que acudió la plana mayor de la 4T.

Lo dicho por Delgado a este columnista: quieren llegar a 2024 con 24 estados gobernados, es decir, siete más de los que tienen actualmente. Ya lo veremos.

Cervantes, buen legado en Concamin

Francisco Cervantes deja un buen legado en la Concamin, el organismo industrial más importante del país. Durante su presidencia logró mantener la unidad del organismo gremial y, en el proceso de elección de su nuevo dirigente, José Abugaber Andonie, se priorizó mantener el diálogo, lo que permitió el desarrollo de un proceso democrático que, sin lugar a dudas, fortaleció al sector industrial.

 
@MarioMal
[email protected]

Comentarios