Fiscales carnales contra científicos y académicos

Mario Maldonado

Los hermanos Higuera Bernal se han encargado de construir expedientes en los que se compara a académicos con delincuentes

Dos fiscales son los que buscan llevar a la cárcel a investigadores, científicos y rectores de universidades. Se trata de los hermanos Higuera Bernal, quienes se han encargado de construir expedientes en los que se compara a académicos con delincuentes como Joaquín “el Chapo” Guzmán.

El primero de ellos, Alfredo Higuera, es el actual subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, encargado del caso de los 31 científicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a quienes la Fiscalía General de la República (FGR) busca llevar al penal de Almoloya acusados de peculado, uso ilícito de atribuciones, lavado de dinero y delincuencia organizada.

El propio subprocurador o subfiscal dudó a principios de agosto en poner ante el Poder Judicial un caso de este calibre, principalmente por la interpretación que se le daría a un procedimiento contra un gremio que había impedido y criticado el nombramiento de su jefe —el fiscal Alejandro Gertz Manero— como miembro del Sistema Nacional de Investigadores, y también por lo aventurado que representaba calificar como lavado de dinero y delincuencia organizada un delito de presunto peculado.

No obstante, Higuera Bernal terminó por alinearse y buscó basar las acusaciones en la premisa de que los millonarios recursos provenientes del Conacyt fueron desviados al Foro Consultivo Científico y Tecnológico AC, cuyo objeto no era coincidente con el destino de las partidas, a pesar de que ya era público que la normatividad del Consejo que hoy dirige María Elena Álvarez Bullya establecía en su momento que dicho foro, para materializar sus funciones, se constituiría en una asociación civil adscrita al propio organismo.

En ese contexto fue que un juez federal terminó negando en definitiva las órdenes de aprehensión solicitadas por la FGR, obligando al subprocurador a “revalorar” todo lo que hay en el expediente y a analizar las estipulaciones en las que el juzgador basó su decisión; esto ante la insistencia de Gertz Manero para conseguir los encarcelamientos de sus ahora homólogos investigadores.

El otro hermano, Gilberto Higuera, es actualmente el titular de la Fiscalía General del Estado de Puebla, donde el gobernador Luis Miguel Barbosa emprendió igualmente una cacería contra los académicos que, coincidentemente, tuvieron diferencias con él principalmente por la promulgación por parte del gobierno morenista de la Ley General de Educación de Puebla, con la que se pretende supuestamente controlar la educación privada.

En dicha instancia local, dirigida por Higuera Bernal, se promovió una orden de aprehensión contra Luis Ernesto Derbez, rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), por el supuesto desvío de 200 millones de pesos pertenecientes a la institución. La acción legal tuvo lugar después de que el denominado nuevo patronato de la universidad, nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla –un órgano desconcentrado del gobierno estatal– interpusiera una denuncia contra el exfuncionario de la administración foxista.

Al igual que su hermano, el fiscal poblano tuvo que hacer malabares para configurar un delito de una operación académica, pues se calificaron como desvíos de recursos transferencias financieras que Derbez ordenó hacia la razón social UDLAP Jenkins Graduate School, encargada de impartir cursos de posgrado de la universidad poblana en la CDMX.

La nueva apuesta de Gilberto Higuera, montado ya en una persecución contra los universitarios incitada por Morena a escala nacional, será encarcelar al rector de la Universidad Autónoma de Puebla, Alfonso Esparza Ortiz, a quien el gobernador ha declarado también como enemigo personal.

Dos casos parecidos de dos hermanos fiscales.

Licitación en FGR

A propósito de la FGR, el próximo 22 de octubre se publicará el fallo de la licitación LA-049000975-E115-2021, con la que se adquirirán equipos de inspección no intrusiva, como arcos detectores de metal, tanto fijos como portátiles, y túneles de rayos X, los cuales serán utilizados para equipar las instalaciones de la Fiscalía en todo el país.

El monto del contrato ronda 150 millones de pesos. La licitación fue catalogada como “Internacional Bajo la Cobertura de los Tratados de Libre Comercio”, con lo que se limita la participación de empresas cuyos productos son hechos en países con los que no se tiene un tratado comercial.

Según especialistas, esto encarecerá la compra de los equipos, ya que países con experiencia en la fabricación de este tipo de sistemas se quedarían fuera automáticamente por no cumplir con el requisito. Muchas de estas empresas cuentan con soporte técnico en México, y son proveedoras del sector público y privado.

Las empresas que podrían salir beneficiadas con las restricciones son las estadounidenses y canadienses, cuyos productos son fabricados en los países a los cuales no se les autorizó participar, pero que tienen la etiqueta de haberse producido en EU o Canadá.

Quizá este tipo de compras buscan compensar los agravios que el gobierno mexicano ha tenido contra las empresas de estos países en el marco del T-MEC.

Oaxaca, más candidatos

Las elecciones para elegir al nuevo gobernador de Oaxaca se acercan y comienzan a surgir más nombres sobre quiénes podrían relevar al actual mandatario priista, Alejandro Murat.

A menos de nueve meses de los comicios –se llevarán a cabo el 5 de junio de 2022–, más candidatos alzan la mano.

El viernes pasado, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, dijo que “Oaxaca se va a ir a la izquierda”, y habló de dos candidatos fuertes de su partido: Susana Harp y Salomón Jara.

Se dice en tierras oaxaqueñas que, al igual que ocurrió en Guerrero, podría suceder en Oaxaca. La decisión de Morena de apoyar a Félix Salgado Macedonio hasta las últimas consecuencias lo obligó a ceder la candidatura a su hija, la hoy gobernadora electa Evelyn Salgado. Si la historia se repite de esa forma, Bxido Xihshe Jara Bolaños, hija del senador morenista Salomón Jara, podría convertirse en el caballo negro que muchos no ven ahora. Y así el senador seguiría, como Salgado Macedonio, en su escaño.

 
@MarioMal
[email protected]

Comentarios