​​​​​​​El escándalo en Chiapas y sus protagonistas

Mario Maldonado

La molestia de AMLO inicia porque Chiapas se convirtió hace años en su casa

La bochornosa y preocupante escena que protagonizó el presidente Andrés Manuel López Obrador el viernes pasado en Chiapas, donde fue retenido en la camioneta en la que viajaba por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), tiene varias lecturas en el contexto político del estado que gobierna el morenista Rutilio Escandón y la supuesta influencia de otros personajes con los que AMLO llegó a tener buena relación y que ahora se dicen perseguidos por su gobierno.

En principio, las movilizaciones del grupo de integrantes de la CNTE no fueron espontáneas, sino que se habían anunciado previamente. No obstante, el gobierno de Rutilio Escandón demostró el poco control que tiene sobre el estado o de plano se hizo el desentendido, pues se sabe que la relación con el Presidente se ha desgastado rápidamente, precisamente por la falta de gobernabilidad en la entidad.

En su gira por Chiapas, López Obrador se encontró con voces que señalaron al exgobernador Manuel Velasco como impulsor de las movilizaciones en las que también participaron trabajadores del sector salud y estudiantes normalistas. El propio Presidente dejó entrever estas sospechas en sus eventos del fin de semana en Tapachula. Sin embargo, el principal responsable de no haber dispersado a los manifestantes que bloquearon el paso del convoy presidencial apunta directamente al gobernador, quien es cuñado del flamante secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

La carrera política de Rutilio Escandón no podría explicarse sin la intervención de la dinastía más cercana al hoy presidente de la República. En mayo de 2013 contrajo matrimonio con Rosalinda López Hernández, actual administradora General de Auditoría Fiscal del SAT e hija del notario Payambé López Falconi. Como magistrado y presidente del Tribunal Superior de Justicia de Chiapas, Escandón Cadenas tuvo la oportunidad de apoyar en ese estado las causas de la familia y de otros a quienes convirtió en sus cercanos. Se recuerda, por ejemplo, “un favor” que hizo desde su posición al gobernador Manuel Velasco para arreglar un problema sobre beneficiarios de una herencia familiar.

Velasco Coello es nieto del recién fallecido empresario Fernando Coello Pedrero, considerado uno de los mejores amigos de López Obrador, pues se asegura que se encargó del cuidado de los padres del hoy Presidente durante sus últimos años de vida. Se dice en tierras chiapanecas que el agradecimiento que AMLO tenía con Coello Pedrero y su familia sólo era comparable con el que siente por los López Hernández, por lo que el tejido político de Rutilio Escandón fue inmejorable para ganar la candidatura de Morena para gobernar el estado en 2018, por arriba de políticos como Zoé Robledo, que también tiene cercanía a la figura presidencial.

Pero a tres años de la victoria de Morena en Chiapas, el escenario se muestra totalmente diferente, con un marcado distanciamiento entre Rutilio Escandón y los López Hernández, a pesar de que existe el vínculo familiar. El nuevo titular de Segob, Adán Augusto López, fue puntual al señalar que “hay asuntos que se tienen que resolver en sus lugares de origen”, en una clara alusión al trabajo que ha dejado de hacer el gobernador en uno de los estados más importantes para el Presidente; para él en lo personal y para proyectos estratégicos como el Tren Maya. El rostro desencajado del mandatario durante el bloqueo lo dijo todo.

La molestia de AMLO inicia porque, si bien Tabasco es su lugar de origen, Chiapas se convirtió desde hace muchos años en su casa. En Tabasco siempre ha tenido enemigos –cuentan quienes lo conocen bien–, pero en tierras chiapanecas, donde está ubicado su rancho “La Chingada”, el Presidente había tenido las mejores experiencias; desde amigos que cuidaron incondicionalmente a su familia hasta las más sinceras muestras de apoyo de la población. También suma al enojo presidencial el hecho de que su seguridad haya sido vulnerada sin que sus colaboradores lo hayan podido evitar. El líder de la Ayudantía, Daniel Asaf, quedó evidenciado con los sucesos de este fin de semana.

 
@MarioMal
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios