El empresario clave de la reunión entre AMLO y Trump

Mario Maldonado

La visita de Andrés Manuel López Obrador a Washington, para reunirse con Donald Trump, será un parteaguas en la relación de México con Estados Unidos. La apuesta del mandatario mexicano es arriesgada, tomando en cuenta que Trump podría perder la elección en noviembre; pero mientras eso se decide, servirá para mejorar las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos y, sobre todo, para darle fuerza al nuevo acuerdo comercial norteamericano –el T-MEC– que entró en operación el 1 de julio.

Al encuentro asistirán, junto con el presidente López Obrador, una comitiva de funcionarios del gabinete, entre ellos el canciller Marcelo Ebrard; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; y la secretaria de Economía, Graciela Márquez. Del lado de los empresarios, cinco integrantes de su Consejo Asesor Empresarial están confirmados: Bernardo Gómez, copresidente de Grupo Televisa; Carlos Hank González, presidente de Banorte; Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca; Olegario Vázquez Aldir, de Grupo Ángeles; y Daniel Chávez, presidente de Grupo Vidanta.

Los representantes de organismos empresariales como Carlos Salazar, del Consejo Coordinador Empresarial; Francisco Cervantes, de la Concamin; Enoch Castellanos, de la Canacinta; José Manuel López Campos, de la Concanaco-Servytur; o Gustavo de Hoyos, de la Coparmex, no fueron convocados. ¿La razón? El Presidente no confía en ellos desde que se rompió la relación con Salazar a principios de abril. Los acusa de maltrato y de jugar con la bandera de representantes gremiales y cabilderos políticos. El único que escapa a esa estigmatización presidencial es Antonio del Valle, titular del Consejo Mexicano de Negocios, aunque a él tampoco le hace mucho caso.

Entre los temas económicos a abordarse en la reunión se prevé que estén los relacionados al sector energético; en particular al negocio de la electricidad y las energías limpias, así como la ‘discriminación’ que acusaron empresas de Estados Unidos para la apertura de estaciones de gasolina en México.

La cita en la Casa Blanca es a las 6 pm, para dar inicio 45 minutos después a la cena formal entre AMLO y Trump, junto con sus respectivas comitivas. El empresario clave para lograr la reunión entre los mandatarios fue Bernardo Gómez, quien tiene una buena relación con López Obrador desde que era jefe de Gobierno de la Ciudad, y también en los círculos políticos y empresariales de Estados Unidos.

El directivo de Televisa es el empresario más cercano al yerno y asesor económico de Trump, Jared Kushner. Sobre todo, luego de que el excanciller, Luis Videgaray dejara de ser el principal enlace del gobierno mexicano con la administración trumpista. Bernardo Gómez es el único invitado que aparece en las listas de ambos gobiernos, el de México y el de Estados Unidos, para estar presente en la reunión de alto nivel.

No es la primera vez que el ejecutivo de Televisa organiza una reunión de alto nivel entre los dos gobiernos. En marzo del año pasado coordinó, en su casa de la Ciudad de México, una cena con Jared Kushner, el presidente López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard para destrabar temas binacionales luego de que el gobierno estadounidense se viera frustrado con la inactividad de la Secretaría de Gobernación. A raíz de esa cena, el canciller tomó el control del tema migratorio y la relación con Estados Unidos.

Previamente, en octubre de 2018, cuando AMLO ya era presidente electo, Kushner grabó un video especial que fue transmitido en el UpFront de Televisa en el que reconoció a la empresa que encabeza Emilio Azcárraga Jean como el único medio hispano que ha estado en la Oficina Oval de la Casa Blanca. A la presentación también asistió López Obrador con parte de su gabinete electo. Ahí los principales clientes de Grupo Televisa constataron la relación de Kushner y Gómez, y también su relación con López Obrador.

El interés del gobierno de Donald Trump porque Bernardo Gómez esté en la cena no sólo tiene que ver con que es un puente con la 4T, sino con la relevancia de Televisa y su socio Univision en los noticieros de Estados Unidos. Trump quiere reelegirse y necesita el voto de una parte de los hispanos. Para ello, Univision, que lidera las audiencias hispanas, es clave. Esto en el contexto de que Univision está cambiando de dueños, siendo Televisa el único actor que permanece con 33% de la cadena.

Así que, no pierda de vista el rol de Bernardo Gómez en esta reunión y en la relación bilateral entre México y Estados Unidos en lo que resta del año. Es el actor en que ambos gobiernos confían para que la relación bilateral siga fluyendo.
 

@MarioMal
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios